domingo, octubre 30, 2011

NEVADA DE OCTUBRE EN EL ESTE DE EE.UU.

Anoche, 5 de la tarde en Boston, hablaba con mi amiga Marta – que me cuida los perrillos por un par de días – y me decía que le daba pena dejarlos salir al jardín para que hicieran sus necesidades, estaba lloviendo. Mientras que decidíamos estrategias le salió un alarmante “estrella”, a lo que siguió, “está nevando!” No me lo podía creer y cuando me lo creí pensé que serían esos capullines que se derriten nada más tocar tierra. Aquí, en Madrid, disfrutamos de un día verdaderamente otoñal después de calores y fríos intermitentes.
Quién podría negar a estas alturas que tenemos encima un cambio climático global? Pues muchos, sobre todo en año de elecciones en EE.UU.
No quiero ni pensar que esto sea indicio de lo que nos espera este invierno! Quizás haya que comprar esa máquina quita nieves…la espalda ya se resiente.

lunes, octubre 24, 2011

NEW YORK, NEW YORK....!


Como es costumbre de la casa, hago hoy una presentación oficial de un enlace en mi blog al The Local East Village

El Local East Village atrajo mi interés este verano pasado cuando mi hijo solicito el puesto de editor… y se lo dieron ( seamos sinceros) Una vez quitado el “elefante” de en medio podemos seguir como si nada hubiera pasado.
Lo cierto es que en estos meses he aprendido muchos de los barrios de NY City. También tengo que dar crédito al Huracán Irene del pasado agosto qué afortunadamente pasó por Manhattan como tormenta tropical. Mucho mapa miré entonces, en mí ahora echado de menos CNN, para enterarme por dónde y cuándo pasaría el agua.

Barrio de profesionales, de estudiantes, de gente relacionada con la literatura y con las artes. El nombre del East Village se popularizó en los años 80, cuando los constructores e inversionistas trataron de renovar y limpiar el nombre del barrio que se había conocido, hasta entonces, como Lower East Side. Según Nuevayork.es, la reputación negativa del Lower East Side no impidió que este barrio atrajera a un buen número de cantantes y escritores: desde los “Beat” como Allen Ginsberg y Jack Kerouac hasta figuras como W.H. Auden, o artistas y músicos como Andy Warhol, Bob Dylon, Charlie Parker y Jimi Hendrix. De Ginsberg deriva el nombre de un importante festival de las artes que se celebra a finales de agosto de todos los años: Howl! Festival de las Artes.
Nuevayork.es describe muy bien el ambiente del East Village, animado por la vecina New York University. “Durante el día, encontramos en lugares como St. Mark’s Place, numerosos locales de tatuajes y piercing, tiendas de música, de ropa de segunda mano, así como un buen número de galerías, boutiques, sin olvidar los particulares cafés. Tompkins Park, que ha figurado estos días en las noticias fue, en el pasado, un lugar de encuentro para los habitantes negros del barrio y hoy representa un espacio de respiro en medio de la ciudad.” Por la noche, cuando se cierra el parque, ya están abiertos un buen número de restaurantes, pubs y locales con música.”, entre ellos los célebres restaurants indios (en la calle sexta entre las avenidas primera y segunda, donde hay una pequeña “Little India”.

Visiten the East Village

viernes, octubre 21, 2011

Principe de Asturias: Leonard Cohen

No me ha sido difícil elegir entre las noticias de hoy en la prensa. Tampoco es secreto en este blog que Leonard Cohen me conquistó hace años.
Justo es que le hayan dado el premio Príncipe de Asturias.
Aquí les dejo las palabras de aceptación del mismo. Muy a su estilo…


















RICCARDO MUTI. Otro de mis favoritos premiado...

sábado, octubre 15, 2011

ENCUENTRO CON MANUEL MONTERO



He estado intentado escanear una serie de dibujos que Manuel Montero hizo de mí mientras hablábamos en el Café Gijón. No he tenido suerte, los resultados no hacen justicia a los originales. Voy a esperar hasta volver a Boston para hacerlo en mi scanner.

Encantadora Eve, pareja de Manuel. Conectamos inmediatamente, periodista y excelente fotógrafa. Manuel sacó sus lápices de colores y decidió escucharnos mientras dibujaba.
Mi primera impresión fue como si nos conociéramos, como si hubiéramos mantenido charlas con frecuencia. Manuel menos intimidante en persona que por escrito…más niño tímido y mimado, se deja querer fácilmente.

Me regaló dos series de tres novelas cada una: "El proletariado en Apuros" y "Desde el Hotel". Las dos las regalaré a la biblioteca de Harvard en cuanto vuelva a casa. Yo las tengo en mi disco duro.

Al final, cuando nos despedíamos, se produjo un mal entendido: Le dije a Manuel y a Eve que si pasaban por EE.UU. en Boston tenían su casa…No se trataba de la formula con la cual se quita uno a un pesado de encima; añadí que tenía un dormitorio de huéspedes, hermoso y cómodo. A esto Manuel me contestó que, en todo caso, por qué no lo invitaban a Harvard? Quedé algo desconcertada. Yo no tengo nada que ver con Harvard, y si lo tuviera – aclaré – Harvard sólo invita a personas destacadas y conocidas en su campo…Esto no le gusto a Manuel. Francamente, no era mi intención ofenderlo.
Espero que así lo reconozca

viernes, octubre 07, 2011

MANTECADOS


A la salida del mercado, con mis frutas y verduras, me he tropezado hoy con un puestecito de golosinas y pan integral. Mi vista se ha ido a los mantecados. Llevo años soñando - y paladeando en mi sueño – aquellos mantecados que nos comíamos mi madre y yo cuando íbamos al centro de Jaén; casi siempre para ver a su médico. De vuelta a casa parábamos en la misma confitería y allí mismo, de pie, nos comíamos cada una un mantecado que debió desaparecer con ella: nunca más, después de su muerte, he comido cosa parecida.

La dueña de la confitería nos conocía. Cuando me alargaba las pinzas con el mantecado no sabía yo por dónde cogerlo, tenía miedo a que se desmoronara. Eran grandes, blancos, dulces. Se deshacían en la boca y con cada bocado un suave calor invadía mi cuerpo. Yo miraba a mi madre, el azúcar le marcaba un bigotillo gracioso; ella me sacudía el vestido. Sabía que mi madre sentía el mismo calorcillo y bien estar que sentía yo. Que bien nos entendíamos. Era nuestro secreto…el mantecado, el calorcillo y la adoración que nos teníamos.

Los de hoy son los mejores que he probado desde la perdida de aquellos. No voy a volver a comprarlos. De hecho, voy a dejar de buscarlos. Mientras saboreaba el último, por primera vez en mi vida, me he sorprendido a mi misma aceptando la realidad de los mantecados. Lo que busco es a mi madre…Ya son demasiados años de búsqueda. Estoy cansada.

jueves, octubre 06, 2011

STEVE JOBS: 1955-20011


Steve Jobs nos hacen ver a la muerte de una forma más llevadera: si alguien como él muere, que más da cuándo uno muera.
Steve Jobs todavía podría haber contribuido a la mejora de este mundo, pero la muerte no distingue entre él y yo, o tú que me lees, que seguimos viviendo sin saber para qué hemos nacido.

No sé mucho de él , no más de lo que dice la Wiki pedía, pero en estos últimos años lo he oído hablar en diferentes ocasiones y me cautivó su sencillez, ese “ángel” que tenía y te aseguraba que estabas ante una persona auténtica, sin dobleces ni pretensiones. Me impresionó mucho cuando me enteré que padecía de un cáncer incurable, me entristeció.
Los “dichos” de Jobs son de interés, como los de cualquier genio que consiguió vivir como cualquiera de nosotros. No he encontrado ninguno en español pero si ustedes los encuentran, por favor, déjenlos por aquí.

Uno de mis favoritos:

You can’t connect the dots looking forward; you can only connect them looking backwards. So you have to trust that the dots will somehow connect in your future. You have to trust in something — your gut, destiny, life, karma, whatever. This approach has never let me down, and it has made all the difference in my life.