martes, mayo 15, 2007

BERNABEU PUERTA 1

Estas eran las instrucciones que me daba un viejo amigo para quedar a comer. Me pareció algo extraño. En otras ocasiones me había recogido en coche en la puerta de casa. No le di mucha importancia. Tomé un taxi con tiempo de sobra ya que no sabía dónde quedaba el estadio. En menos de cinco minutos estábamos allí. Efectivamente existía la puerta 1 y también la cero. Un sitio bastante desierto ya que lo que queda enfrente de la puerta 1 es el aparcamiento. Había llegado casi 15 minutos antes. Me quedé parada delante de la gigantesca puerta que enmarcaba mi estatura, y no de una forma muy favorable. Me hacía sentir mas pequeña y tonta. Hacía fresco y el sol estaba al otro lado. Decidí mudarme de sitio y buscar el calorcito.

Una vez al otro lado pude observar la magnitud del edificio y de las puertas, me imaginé a mí misma esperando como una turista bajo el número uno. La decisión del cambio fue acertada. Empecé a andar en la acera que enmarca el aparcamiento y a disfrutar de la vista del parque y del edificio. Una furgoneta blanca se paró casi al lado donde yo estaba. Se bajo un señor, tipo empresario de espectáculos baratos, y a continuación una morenaza de pelo negro y a medio vestir; unos tacones tan altos que la distancia al numero uno no era tan aparente. En menos de unos segundos la señorita se puso a posar. Pantaloncitos blancos y camisa del mismo color atada en el frente y dejando ver un ombligo mas oscuro que su pelo. Varias poses muy posadas y sin más se metieron en la furgoneta y se fueron. Me quedé pensando: si me hubiera quedado bajo el número habría salido en esas fotos... Este pensamiento me llevó a otros; la verdad es que mi amigo me había citado en un lugar con bastante exposición.

Faltaban diez minutos, cinco me sobraban para fabricarme la escena perfecta. Lo veía todo claro: seguro que le habría dicho a los amiguetes que me chequearan, aunque no estoy tan bien como para que esa fuera la razón. Bueno, supongamos que lo estuviera, no es difícil imaginar…y es gratis.

Efectivamente, aquí venía la primera. Una linda chica de mediana estatura, con traje de sastre, medias y unos respetables tacones.El pelo rubio recogido graciosamente en la nuca. Me miró con una sonrisa muda; se dio cuenta de que yo la observaba. Se paró en medio del aparcamiento y se quitó uno de los tacones , lo sacudió como si algo se le hubiera metido dentro. Se lo puso y seguidamente hizo lo mismo con el otro. Con mucho garbo siguió andando pasando delante de mi, sin inmutarse. Según la vi de espaldas se me ocurrió que si el pelo fuera pelirrojo y en vez de llevar falda estrecha llevara unos pantalones de piel bien podría ser Joaquinita…Salía de mis lucubraciones cuando vi venir hacia mi, atravesando el aparcamiento a Pepito Grillo, el de nuestro blog. Traje negro, pelo negro y rapado, chaqueta abrochada, una mano en el bolsillo y el móvil en su mano derecha. No parecía hablar sino escuchar. Pasó tan cerca de mí que pensé que le podría decir a Isis a lo que olía. Nos miramos; sin pestañear él…yo llevaba gafas de sol. Según pasaba pensé que podría ser Asier…pero Asier dice que no lleva corbata y éste sí la llevaba.

Lo que más me intrigaba era un coche deportivo que se había detenido en la curva de la acera por donde yo me paseaba. En un principio pensé que había un stop.

El coche permaneció allí por varios minutos. Me entró gran curiosidad…pensé que quizás sería mi amigo ya que miraba insistentemente en dirección a la puerta número uno del Bernabeu. Me incliné un poco y sólo pude ver una abundante mata de pelo castaño claro. Mucho más pelo que mi esperado amigo. Seguía intrigada. Pensé en mirar por la ventanilla y preguntarle la hora. Era un poco arriesgado. La policía me podría detener por ofrecimiento de prostitución…no que yo pareciera una, pero las hay muy finas. Por otra parte, tenía miedo a mirar más detenidamente y encontrarme con quien sospechaba. De todo esto me salvó la presencia de mi amigo que se acercaba a mí a paso ligero. Yo salí a su encuentro y nos dimos el acostumbrado abrazo. Según empezamos a andar él intentó rodear mis hombros con su brazo, pero le estorbaba mi bolso. Yo, gentilmente, ofrecí cambiar mi bolso al brazo izquierdo pudiendo así rodearme mas fácil y cariñosamente. Pensé: hagámosle un favorcito, en caso de que sus amigos estén observándonos desde lejos.

¿Paranoica? Es posible… ¿loca de remate? seguro. Pero… ¿y lo bien que me lo pasé durante los 15 minutos que tuve que esperar? That has no price!

44 comentarios:

hanako dijo...

me encanta, cinco minutos más y a saber lo que te habrías imaginado. por cierto que supongo que estabas en la puerta por donde salen los jugadores de entrenar, no sé: me imagino un encuentro vicky beckam y chiqui... daría mucho juego.


buenos días!!

Chiqui dijo...

Buenos días Hanako. Sí, cinco minutos más y me habría congelado, hacia frió!

Joaquinita dijo...

Hola Chiqui. Nos hemos cruzado en el blog de Azua. Ya estoy otra vez aquí en la Tierra, y podemos ir al Manhattan cuando quieras. Parece que lo estás pasando bien en Madrid. Disfruta de tu viaje y sigue contándonos esas cosas tan divertidas. Yo hubo un tiempo en que también me imaginaba que me cruzaba por la calle con Otto, o con Pla, o con los que suponía eran de Barcelona. Es muy divertido. Cada vez se confirma más la teoría de que pertenecemos a ese grupo de locos de remate.
Hanako, a pesar que me pesa que no le dijeras nada a Sabina sobre nosotros y en especial sobre mí, creo que hiciste muy bien no molestándolo por la calle, porque a mí no hay cosa que me incomode más que ir en el metro y oir que dicen “Mira, si es Joaquinita, la del bolg de Chiqui”.

Besos con sal a todos.

hanako dijo...

si, me da corte encontrarme a famosos por la calle que me miran y esperan de mí que les diga algo inteligente; prefiero hacerme la despistada, y hacer como si no los hubiera visto... ellos también suelen disimular bastante bien.

por cierto, qué envidia de viaje galáctico, ni en sueños me imagino volando (el otro día me contaban unos amigos que a veces soñaban con volar, joer que envidia!!!). tengo pendiente buscar imágenes de la supernova que explotó la semana pasada o hace 7.500 años luz, no me acuerdo bien. sdos

Chiqui dijo...

Que bien, Joaquinita, tenerte de vuelta. Me inquietaba que te hubieras quedado colgando de una estrella. Si por lo menos hubieras estado sentada en la luna…No creas que se me escapo el detallito de cómo me veías desde el espacio: con la toalla, en la playa, decidiendo donde ponerla. No se de donde sacáis esa impresión de que no sé lo que quiero. Eso tiene sus ventajas, cuando entras a una tienda después de mil vueltas sales con las manos vacías…pero ese no es mi caso.

Para todos: deberíais leer en la entrada de Azúa la bajada de Joaquinita de la estrella. Genial

Joaquinita, me alegro de no ser la única tocada del blog!

Joaquinita dijo...

Chiqui dijo: "No se de donde sacáis esa impresión de que no sé lo que quiero. "

Chiqui, ahora va el piropo. Eso que describes no es mi impresión.
Yo creo que tú buscabas el mejor lugar de la arena para poner tu toalla. Es muy diferente.
Hanako. creo que es esta.http://antwrp.gsfc.nasa.gov/apod/ap070508.html

Es que hoy tengo un poco más de tiempo.

hanako dijo...

gracias!! ni me acerqué en la fecha, 240 millones de años luz, claro que para el caso no creo que importe año luz arriba o abajo

http://imagine.gsfc.nasa.gov/docs/features/news/news.html

aquí recrean en un video la explosión. sdos

prozac dijo...

Estupendo método de amortizar una espera, bien hecho Chiqui.
¡Si te dejan un rato más acabas encontrando a todo tu blog observándote en la puerta numero uno!
Te faltó intimar con el tío del deportivo, es una pena que tu amigo no llegase un poco más tarde, seguro que hubieses encontrado la manera de abordarle y sacarle más jugo todavía a la espera.
Me alegra que te diviertas en Madrid.
Un beso

Graciela dijo...

Chiqui, tú hablas del Bernabeu, de las puertas del Bernabeu, y yo recuerdo una historia muy graciosa. Hace muchos años, cuando yo acababa de mudarme a mi casa de la calle Potosí, cerca del Bernabeu, una amiga mía de Buenos Aires, Sonia, me anunció que una amiga suya iba a pasar unos días por Madrid, en un viaje por España que era el sueño de su vida, para el que había ahorrado durante años. Me dijo que la amiga, llamada Tina (“la Tina”), vivía en Mar del Plata (una hermosísima ciudad, sobre el Atlántico) y que era profesora de literatura y además puta, y que llevaba un cuaderno en que anotaba la profesión de sus clientes, porque antes de morir quería tener al menos un ejemplar de cada profesión conocida. Ya había coleccionado una buena variedad: profesores, diputados, fontaneros, bomberos, albañiles, abogados, médicos, y un cura o dos.

Sonia y sus amigas son cronopios, así que me tomé todo al pie de la letra y prometí orientar a la Tina en Madrid, cosa que hice, sin darme cuenta, de lo más bien, como se verá enseguida. La Tina me llamó a los pocos días de llegar, y la invité a tomar el té. Recuerdo mi desilusión al verla: en lugar de una mujer incitante y descarada, o al menos atractiva, era como un ratoncito, pequeña y delgada, muy sencillamente puesta, con la piel oliva, el pelo oscuro muy corto y aspecto de profesora. Tendría treinta y cinco años. Hablamos de todo: de política, de nuestro país, de España, de libros; nos pasamos mucho rato comentando libros, porque ella leía de todo. Era afable y tímida, y cuando entró en confianza me contó cosas muy divertidas de su vida de profesora, de los disparates que escribían sus alumnos, y de la desdicha general de enseñar literatura en un colegio secundario. Yo tenía que ir a una conferencia esa noche, y decidí salir con ella y acompañarla hasta la Castellana, donde estaba su hotel y yo podía tomar un autobús hacia la Biblioteca Nacional.

Íbamos por el Paseo de la Habana en aquella hermosa tarde de verano y yo pensaba que Sonia me había tomado el pelo con lo de puta: la Tina no podía ser puta. Me contó sus planes de ir a Toledo al día siguiente, y luego a Segovia, y yo estaba a punto de ofrecerle compañía en alguno de sus viajes, porque me daba pena su soledad, cuando dijo, de pronto: “Hasta ahora no abrí la carterita ni una vez. Voy bien, mejor de lo que esperaba.” Recuerdo que me quedé estupefacta y que estábamos frente al Bernabeu, que le interesó mucho, porque las puertas estaban abiertas y había mucho movimiento de hombres que entraban y salían. Pero era un ratoncito y tenía una mirada casi triste, yo no podía creer…

Me acompañó hasta la Castellana. Nos despedimos cariñosamente. Unos días después me llamó y me contó que había ido a Toledo, a Segovia, y también a Sevilla, Córdoba y Granada, y ahora se preparaba para ir a Barcelona con un catalán. “Todavía no abrí la carterita”, me dijo. “El Bernabeu es una mina de oro”, añadió. “Decime, Tina”, pregunté desesperada, ¿”cómo hacés para…?” “No hago nada especial”, dijo la Tina. “Ellos saben. Vos te parás en el lugar adecuado, por ejemplo una puerta del Bernabeu, y ellos saben. Esa tarde en que me dejaste encontré un tipo muy bien, con guita y bastante agradable. Roncaba, pero estoy acostumbrada a dormir mal, de todos modos, porque imaginate, no me gusta tener un extraño en la misma cama”. “Yo no podría”, dije, compenetradísima. “Nunca te acostumbrás”, dijo la Tina. “Si no puedo dormir, leo. Por eso ando con tantos libros. Pero lo importante es que vivo muy bien, a todo lujo, y todavía no abrí la carterita."

Cada vez que paso por el Bernabeu, y paso mil veces, me acuerdo con afecto y admiración de la Tina.

No andabas descaminada, Chiqui, en tus sospechas: el Bernabeu da para todo, además de ser un estadio espectacular.

Chiqui dijo...

Graciela, no te ofendas, pero no sé qué pensar; tu imaginación es más calenturienta que la mía. Vamos, has entrado con tu nombre lo cual te da credibilidad pero… vaya historia. ¿Has vuelto a saber algo de “la Tina”?. La mirada hace milagros, hasta para las feas. Yo normalmente, cuando me miran, la desvío. Pero a los de la historia de hoy los observé descaradamente, estaba ensimismada y tenía gafas de sol. El del deportivo turbo…que quieres que te diga, en el fondo soy tímida. Me gustaría saber que habrías hecho tú.

Todavía sigo dudando de tu historia…Quiero que entre el Cisne, que te conoce bien, y me diga si nos estás tomando el pelo o no.Besos

Chiqui dijo...

Sí, Prozac, me divierto. Este fin de semana estoy de comunión y veré a mi prima. Tengo curiosidad de ver como se hacen las comuniones hoy día. A la última que fui fue a la mía!
Si de verdad te quieres divertir, lee la historia que Graciela cuenta.

hanako dijo...

muy interesante la historia de Graciela. que yo sepa, alrededor del bernabeu no hay prostitución, pero sí en la calle capitán haya (casi enfrente en la otra acera de la castellana). creo que son travestis, pero vamos, no estoy muy puesta en el tema.

chiqui, dale recuerdos a tu prima este fin de semana. bsos

Graciela dijo...

Chiqui, lo que te cuento es absolutamente cierto. De la Tina no he vuelto a saber nada, pero ya le he escrito a Sonia para preguntarle. Esto sucedió alrededor de 1982 o 1983, no había prostitución en Capitán Haya, que yo sepa, y mi amiga era una espontánea que trabajaba privadamente con métodos propios y al parecer infalibles, porque recorrió España sin pagar nada. Un gran personaje. Mi única preocupación es que se ofenda si, por alguna casualidad, me lee.

Lamentablemente, no tengo la imaginación que tú me atribuyes. Como he vivido en tantos sitios y he tratado tanta gente, he visto de todo, mucho más de lo que podría imaginar.

Por otra parte, entiendo que no está prohibido contar historias ficticias, si valen la pena. Pero esta es una anécdota rigurosamente cierta, hasta en los detalles.

Chiqui dijo...

Hanako, ya te echaba de menos. La comunión es el sábado pero nos vamos de compras mañana, no me he traído nada para ir de ceremonias.
Ya te digo, la imaginación de Graciela supera, por mucho, a la mía!. Aunque pudiera ser verdad, estaba hablando de una profesora feúcha y no de una prostituta.Besos

prozac dijo...

Me encanta la historia de Graciela, si no es cierta merecería serlo.
Personajes como La Tina son raros y especiales, siempre me ha gustado la gente que sabe lo que quiere, que hace lo que quiere y están satisfechos con ello, siendo conscientes de que viven de espaldas a lo formal o lo normal.
La cruz de la moneda para ellos es cuando tienen la desgracia de decidir (por algo o por alguien) que desean dejar su forma alternativa de vida e integrarse en el mundo convencional, porque son malamente aceptados y arrastran consigo la rémora de lo que fueron, y claro, no les suele resultar bien.
Aun así, chapeau por ellos. Esa Tina demuestra una determinación infrecuente y envidiable

prozac dijo...

Graciella no la describe como feucha, dice que era menuda, tímida y sin el look característico de los prostitutas...Y aún así, ejerciendo a su antojo ¡Bien por ella!

hanako dijo...

perdón por mi confusión sobre la prostitución... me pareció entender, pero reconozco que a veces leo demasiado deprisa, más bien escaneo.

bsos

hanako dijo...

hola chiqui, me echabas de menos??? uff, estoy de bajón primaveral y solo me apetece dormir.

que disfrutes de tus compras, cosa siempre gratificante si encuentras lo que buscas. bsos

Chiqui dijo...

Hanako, que casualidad, Me levanté hoy a las 5 y trabajé hasta las 9. Me entró un cansancio increíble y me tumbé en el sofá. Me despertó el teléfono a las 4:30 de la tarde, ¿te lo puedes creer? Esta noche tendré el sueño desajustado otra vez. Anímate! Sí que te encuentro en baja forma...duerme!Un Beso

Chiqui dijo...

Queridísima Graciela, no te enfades conmigo; sólo quería picarte. Besitos...

Chiqui dijo...

PROZAC. No me dejas pasar ni una, joroba .A mi me pareció que la describía un poco feúcha...que nos lo diga ella.

Graciela dijo...

No recuerdo tan bien a la Tina como para decir si era o no feúcha. Solamente recuerdo su cuerpo delgado, bien hecho, pero no realzado ni adornado. Tenía rasgos finos, pero no sé si había alguna belleza en su cara o su expresión. Era agradable, discreta, con sentido del humor, culta, fina. El misterio es que con esa pinta de no matar una mosca lograba atraer admiradores continuamente, y los admiradores la trataban muy bien. Debí darme cuenta de entrada de que una turista pobre no se aloja en un hotel de la Plaza del Cuzco. Estaba claro, pero yo era una chica inocente, pese a que Sonia me había puesto al corriente de todo. Me alegro de que las amigas del blog la admiren, como yo, porque era una mujer independiente, optimista, anticonvencional. Sufría mucho, estoy segura (recuerdo el tono con que me dijo eso de tener un extraño en la cama), pero se salía con la suya, y no se avergonzaba de nada. Mi amiga Leda, que la conoció también, diría que hay prostituciones mucho peores, como por ejemplo entregar lo mejor de una misma para que nos paguen un sueldo a fin de mes.

Chiqui dijo...

SONIA DEJO ESTA ENTRADA EN "GENIO Y FIGURA HASTA LA SEPULTURA" ME IMAGINO QUE POR EQUIVOCACION, AQUI LA TRAIGO.

Anónimo dijo...
Mirá los recuerdos que trae la Graciela. Eso fue hace… ¿cuántos años? No lo sé.
No la he vuelto a ver a Tina y no sé qué ha sido de ella, ni dónde vive, si es que vive. Pero todo es rigurosamente cierto. Y era tal cual la describe: chiquita, flaca, de tez morena y con unos ojos negros muy vivaces pero que atrás guardaban un algo de melancolía. Y es que era un poco melancólica. Se deprimía los fines de semana porque decía que los hombres se esfumaban y si se los veía pasar, era con sus familias mirando con el rabillo del ojo sin atreverse a más. Pero que los lunes empezaba el desquite. Tenía un profundo sentido del humor y le gustaba ironizar sobre sí misma.
Un día le propusimos hacer una lista en la que consignaríamos todos los oficios y profesiones de los hombres con los que había intimado y le encantó la idea. Pero después de consultar su cuaderno, convinimos en que necesitaríamos más de una resma y que la lista siempre iba a ser incompleta, - mejor -, dijimos - hagámosla con los que te faltan, que va a ser más corta. Y la hicimos. En una hoja de papel escribimos las profesiones faltantes y la pegamos con un imán en la heladera.
Cuando por fin se decidió a hacer el viaje soñado se dio cuenta de que en realidad lo que había ahorrado le alcanzaba escasamente para el pasaje, (aquellos no eran los tiempos del uno a uno que vinieron después, y en Europa todo era muy caro para nosotros), pero eso no la amedrentó. Se fue nomás y estuvo con Graciela en Madrid y después recorrió España de punta a punta. No supimos de ella porque entonces las comunicaciones eran malas y muy costosas, y no había Internet, claro. Pero recibimos una postal. Sólo una postal que decía: “Tachen torero”.
Sonia

Graciela dijo...

¡¡"Tachen torero!!" Precioso, Sonia. Esa parte no la sabía.

F.K. dijo...

"Para mí, lo que está ocurriendo es algo prodigioso. Mi mundo se derrumba, mi mundo se reconstruye -fijate bien- según lo vivas tú (porque ese tú soy yo). No me quejo del derrumbe, ya estaba derrumbándose; me quejo de la reconstrucción, de mis pocas fuerzas; me quejo de haber nacido, me quejo de la luz del sol."

Anónimo dijo...

párrafo extraído de una obra de F.K. por su belleza, sin más pretensiones que agradar al lector.

Chiqui dijo...

ANONIMO.Habrá que leer a J.K. Lo mejor es no quejarse. Siempre que me quejo me arrepiento. Todos estamos bajo el mismo sol. Hasta me podría quejar de él, si no me pogo una crema protectora de 60 me produce alergia en el escote, vete a saber por qué. No es broma. Gracias por ese párrafo.

Chiqui dijo...

SONIA, gracias por la información complementaria sobre La Tita.Desde luego, todo un personaje. Daría para un cuento corto que Graciela o Leda podrían escribir; aunque éste es un caso donde la realidad superaría la ficción.Ojala nos conozcamos. Quédate por aquí.Besos

Chiqui dijo...

HANAKO, por primera vez en un año te voy a dar yo los: BUENOS DIAS! Espero que estés más animada. Un abrazo

hanako dijo...

buenos días, chiqui!!! ya ves, después de dormitar ayer hoy estoy más cansada todavía. No es nada, es la dichosa alergia que por esta época me da fuerte y me deja baldada, será cuestión de unas semanas.

hablo poco porque se me nota demasiado y eso siempre crea confusión, parece que mis palabras dicen cosas con otra intención que la que quiero darles. pero bueno, seré breve y concisa estos días. y un poco coñazazo me temo. bsos

hanako dijo...

claro "coñazazo" que es incluso más que "coñazo" un grado o dos más por lo menos. jajaja

Chiqui dijo...

HANAKO, estoy segura que para el fin de semana estarás mejor. Una antihistamina y dos cervezas! Cuidate.

banderas responde dijo...

-¿Estando casado con Melanie Griffith hubiese podido tramitar su residencia o ciudadanía en Estados Unidos?
-Sí. Pero lo primero es que no quiero perder mi nacionalidad, por supuesto. Ni siquiera quiero tener la doble. Soy español y quiero morirme español. En cuanto puedo irme para España, me voy. Estuve en Semana Santa, para las celebraciones con mi familia. Tenemos una casa y, algún día, a lo mejor, terminaremos viviendo allí. Incluso acabo de comprar una casa en Nueva York porque quiero estar más cerca de España. Mis padres están muy viejitos.

chiqui dijo...

Banderas. Te entiendo. Qué pena que yo no tenga los millones que tienes tú para hacer eso...pero todo se andará. Un chico bien majo. El hijo mayor de mi prima se parece mucho a él. Pero con barba y bigote es el Che clavado. Mi hijo mayor también es otro Che.

hanako dijo...

bien guapos los dos entonces, no?
qué pena la utilización comercial de la imagen del ché. el otro día estuve a punto de comprarme un bolso con su cara, pero mi conciencia me lo impidió. me voy a comer, que ya es hora. bsos

Isi (la del otro blog) dijo...

Graciela, qué bien escribes. Por eso nos parece que tu relato es una novela, un cuento. Te voy a llevar a mi otro blog.

Por cierto, hay unos cuantos que deberían ponerse las pilas.

hanako dijo...

hola Isi (la del otro blog), has despertado mi curiosidad con:

- que otro blog?
- "Por cierto, hay unos cuantos que deberían ponerse las pilas." a qué te refieres? a escribir? yo lo hago faltal y ando escasa de ideas, por qué no empiezas tu??? sdos

Chiqui dijo...

Isi, dónde está tu blog? Déjanos tu conexión.
¿Qué Graciela escribe bien? No sólo esta doctorada en lingüística sino que ha publicado libros de cuentos cortos y de poesía, es escritora de corazón y de profesión. De llevártela nada de nada. Ven tú a leerla aquí! Saludos
PS. LA PROXIMA ENTRADA SERA DE ELLA

Chiqui dijo...

HANAKO no te alteres. Este blog no existiría sin ti. ISI, no sE quien eres pero no me gustó eso de las pilas. ¡Como si nos estuvieras pagando para mantenerte entretenida! Este blog es bastante relajado. En estos momentos estamos de “casi vacaciones”. Yo le dedico el tiempo que puedo pero tengo trabajo serio y urgente al que le tengo que dar prioridad. Los demás tienen sus obligaciones. Es época de veraneo, comuniones fin de curso…que sé yo. No se penaliza al que falta, aunque se le echa de menos. Este es un lugar de reunión y cuando estamos todos nos lo pasamos bomba. Nadie tiene la obligación decomentar aquí; cuando lo hacen es porque les apetece.Si tienes algo interesante que colgar mándamelo por e-mail, la ayuda siempre se agradece. Un saludo. Take it easy!!

hanako dijo...

hola chiqui, no me he alterado, lo parecía?? ya ves lo que decía esta mañana, confundo.

lo de ponerse las pilas no lo he interpretado como algo negativo, más bien al contrario: una forma de azuzar a la gente para que se despierte y sea más activa. pero con buena intención. Lo que pasa es que tienes razón, chiqui, nadie tiene obligación de nada... si contesté lo de que empezara ella era por pincharla un poquito a ver qué nos contaba. take it easy!!

hanako dijo...

por cierto, una duda que tengo(mi inglés no da para más): como traduces take it easy?? supongo que tomatelo con calma, no? es que lo de hazlo fácil sería demasiado literal, no??

que tal las compras? bsos

hanako dijo...

pregunto mucho... se me fué. bsos

Chiqui dijo...

Hanako. Los latinoamericanos (emigrantes) dicen "tómatelo suave", yo diría "no te preocupes"
Las compras, bien. Descubrí que lo que engorde en el invierno no lo he perdido todavía...Ir con mi prima de compras es un peligro porque me mete en comprar cosas que no pensaba y luego lo paga ella… y no hay manera de devolverle el detalle. Vi ropa muy bonita pero me entra mucha pereza probármela. Al cambio del dólar tampoco me interesa comprar nada aquí. Mi único lujo son los taxis.

Quién crees que es Isi del blog...? Ya sé que tiene buenas intenciones pero, como le dije, esta es una época bastante especial. El buen tiempo, las terrazas también hacen que la gente no pase tanto tiempo enfrente del ordenador.

hanako dijo...

que quien es isi? uff no tengo ni idea y además no quiero saberlo. ya sabes lo peligroso que es el juego de las adivinanzas. prefiero tomar literal lo que leo y no elucubrar. mi imaginación ha estado demasiado suelta en el pasado pero ya ha vuelto a su cauce y prefiero que sea así...

que te diviertas mañana! ya nos contarás. bsos