miércoles, diciembre 03, 2008

COMO MEDICAR FACILMENTE A SU GATO....by Coco

Buscando en la Red al Coco que visitaba este blog (sí, el que nos hizo la tortilla onanista) me encontré con “soy coco”... quien me asegura no tener nada que ver con su tocayo: “lo malo abunda”, me dice este otro coco.

Desde que lo encontré – al segundo Coco - vuelvo, (de cuando en cuando y de incógnito) a visitar sus intimos silencios: me gusta su vena poética y casi fatalista, su trasnochado romanticismo y su original sentido del humor, con frecuencia rayando en lo absurdo de la existencia.
Así encontré estos consejos sobre cómo medicar a un gato. Mis experiencias con Chata, mi gata, me dicen que sólo alguien que convive con gatos podría haber escrito estos catorce TRONCHANTES mandamientos. ¡Qué los disfruten!



Gracias COCO.



Guías prácticas paso a paso.
Primera entrega: cómo medicar fácilmente a su gato.

Antes de iniciar el proceso descrito en la presente guía, deberá usted adquirir el medicamento en cuestión. En este caso, y a modo de ejemplo, se utilizará un "antibiótico de amplio espectro dosificado en prácticas ampollitas de cristal de 5 ml. Agradable sabor. Via oral".

Paso 1: Disponga la comida predilecta de su gato en cantidad generosa. Enciérrese sigilosamente en el cuarto de baño para que su mascota no observe sus maniobras y no sospeche. Vierta sobre tan magnífica vianda, una de las ampollitas de 5 ml. Remueva con una cuchara o tenedor. Coloque la mezcla obtenida en el recipiente donde su gato se alimenta habitualmente. Llámelo cariñosamente.

Paso 2: Transcurridos dos días, deposite el contenido del recipiente (intacto) en el cubo destinado a la basura orgánica.

Paso 3: Repita el paso 1 con un entrecot de ternera de primera calidad y/o con una paella marinera aderezada con marisco recién pescado en la Costa Brava.

Paso 4: Repita el paso 2.

Paso 5: Olvídese del antibiótico por un momento y ofrezca usted a su gato las sobras del frigorífico. A estas alturas llevará más de cuatro días sin probar bocado.

Paso 6: Observe feliz y plácidamente cómo ese hijo de la gran puta devora hasta el último pedazo.

Paso 7: Sujete al gato con el brazo izquierdo, dulcemente, como si se tratara de un bebe, al tiempo que mantiene la ampolla de antibiótico oculta en la palma de la mano de esa misma extremidad. Utilice los dedos índice y pulgar de la mano derecha para ejercer una leve presión sobre las mejillas del animal. Cuando la mascota abra la boca, introduzca un extremo de la ampolla, previamente abierta, y espere a que el animalito trague el medicamento.

Paso 8: Recoja la ampolla del suelo, limpie las manchas de antibiótico del techo, haga descender al gato de las cortinas (se recomienda utilizar unos guantes de jardinero y unas pinzas de barbacoa), cámbiese la camisa hecha trizas, desinfecte los arañazos de la mejilla con Betadine y limpie la sangre de la alfombra.


Paso 9: Coloque a su mascota boca arriba, sobre la cama, y ate sus extremidades a cada una de las patas de la misma. Ábrale la boca ejerciendo palanca con un
destornillador e introduzca directamente en su interior una ampolla entera, con la certeza de que medio mundo no puede estar equivocado y los gatos comen de todo, "total-un-poco-de-cristal-no-le-hará-daño".

Paso 10: Extraiga las astillas de vidrio de la palma de su mano con sumo cuidado, utilizando unas pinzas de cirugía. Deposite el colchón hecho trizas en elcontenedor de basura inorgánica y los restos de la cama en el vertedero para muebles desechados.

Paso 11: Pida ayuda a un vecino. Enrrolle al gato en una toalla dejando únicamente su cabeza libre. Mientras el vecino se sienta sobre su mascota en cuclillas, aprisionándola fuertemente entre las piernas. Utilice una pajita de plástico, donde previamente habrá aspirado desde la ampolla el antibiótico (vaya con cuidado al ejecutar este paso si lo hace sorbiendo, por si el medicamento entra en contacto con sus labios y es usted alérgico al mismo). Introduzca la pajita entre los dientes del gato y sople enérgicamente.


Paso 12: Llame a su madre para preguntar si es usted alérgico a los antibióticos. Tome varios tragos de su bebida favorita para eliminar esa sensación nauseabunda. Escriba una carta a la empresa farmacéutica describiendo las diferencias entre "agradable sabor" y "brebaje vomitivo e infernal". Pida disculpas a su vecino por el mordisco que le ha propinado su gato en la entrepierna y lamente con él la irremediable pérdida de sus testículos. Acompañe a su vecino a urgencias.

Paso 13: De vuelta a casa, deténgase en IKEA para comprar una cama nueva, y en el conservatorio de música para inscribir a su vecino en el típico curso "aprenda a cantar como Montserrat Caballé".


Paso 14: Llame a su veterinario para comunicarle que, inexplicablemente, ha utilizado hasta la última ampollita de antibiótico y su gato, lejos de experimentar mejoría, agoniza a causa de la infección. Con un poco de suerte podrá convencerlo de que le administre una inyección letal. Al gato no. A usted.
Adolfo loved the piece and sent me this translation:

How to Give Your Cat Its Medicine

A Practical Step-by-Step Guide

Before beginning the process described in the present guide, please acquire the appropriate medicine. In this case, for example, we will use a “wide-spectrum antibiotic in convenient, individual 5 ml glass vials. Pleasant tasting. By mouth.”

1. Set aside a generous portion of your cat’s favorite food. Sneak into the bathroom so that your mascot has no suspicion of what you’re about to do.
Pour one of the 5 ml vials on top of that feast and stir with fork or spoon. Place the mixture in your cat’s dinner bowl. Affectionately, summon the cat.

Step 2. Two days later, deposit the (entire) contents of the food dish in the container you use for compost.

Step 3. Repeat step 1 with a first-class cut veal cutlet and/or with a seafood paella, with fresh shellfish from the Costa Brava.

Step 4. Repeat step 2.

Step 5. For the moment, forget the antibiotics and offer your cat leftovers from the refrigerator. It will have been four days before he has had a bite to eat!

Step 6. Enjoy watching how the son of a bitch gobbles down every last bit of it.

Step 7. Cradle the cat gently in your left arm, as if it were a baby, while concealing the vial of antibiotics in the palm of the hand of said extremity. With the thumb and index finger of your right hand, press gently on the animal’s cheeks. When your mascot opens its mouth, insert the tip of the previously-opened vial and wait for the little bugger to swallow the medicine.

Step 8. Pick up the vial from the floor, clean the spots of antibiotic off the ceiling, get the cat down from the curtains (highly recommended: gardeners gloves, barbecue tongs), change your shredded shirt, disinfect your scratched face with Betadine, and clean the blood off the rug.

Step 9. Place your cat on the bed and tie his extremities to the four bedposts. Pry open his mouth with a screwdriver and insert an entire vial, with the certainty that hey, half the world can’t be wrong, cats eat everything, and anyway, a little glass never hurt anyone.

Step 10. With extreme caution, using surgical tweezers, extract the splinters of glass from the palm of your hand. Put the shredded mattress in the receptacle for non-organic trash, and the remains of the bed in the dumpster for discarded furniture.

Step 11. Ask a neighbor for help. Wrap your cat in a towel, leaving only its head free.
While your neighbor squats over your cat, trapping him firmly between his legs, suck the contents of the vial into a plastic straw (do this step very cautiously if you are sipping the medicine, for it may come into contact with your lips, and you may be allergic to it.) Insert the straw between the cat’s teeth and blow energetically.

Step 12. Call your mother to ask if you’re allergic to antibiotics. Take a few shots of your favorite drink to get rid of the nauseating taste. Write a letter to the drug company describing the difference between “pleasant to the taste” and “revolting, infernal potion.” Ask forgiveness of your neighbor for the bite your cat gave him between his legs. Grieve with him over the irremediable loss of his testicles. Accompany him to the emergency room.

Step 13. On the way home, stop at IKEA to buy a new bed, and stop at the Conservatory to enroll your neighbor in a course called “Learn to Sing Like Montserrat Caballé”.

Step 14. Call your veterinarian to tell him that, inexplicably, you’ve used every single vial of antibiotics and that your cat, far from getting better, is dying because of the infection. With a bit of luck, you’ll be able to convince him to give you a fatal injection. Not for the cat. For you!

68 comentarios:

Chiqui dijo...

Coco, no sabes como me he vuelto a reír. Deberías publicar esto y distribuirlo en las oficinas de los veterinarios. Claro que te podrían acusar de mal trato a los animales, pero quien no se ría con tus ‘catorce mandamientos’ no debería tener animales a su cargo.
Gracias por dejarme usarlo en este rincón.

También, de tu tocayo - el otro coco - dejo el enlace a la tortilla de patatas. Las intervenciones, de todos, son geniales pero en particular las de tu tocayo. Os deberíais de conocer, tenéis mucho en común.

coco dijo...

Eres un cielo. Gracias a ti.

Anónimo dijo...

Hilarious!!

amalia dijo...

Qué gracioso, Coco, se lo mando YA a Silvina, mi amiga gatera!

Bueno, si no va contra tus derechos de autor...

mosca dijo...

Tiene talento, quizas lo puede mandar a Saturday night live. En ingles !

Chiqui dijo...

Veo que gusta.
Coco, ¿‘un cielo’? Hace siglos que no oía eso (dirigido a mí) Ya sabes, soy una estrella ‘opaca’. Sigue con la vena del humor… Dicen que reír es una de las mejores cosas que uno puede hacer para la salud. Por eso estoy releyendo mi primer blog…los comentarios son una locura.

Chiqui dijo...

Mosca, volando por aquí? Sabía que te gustaría.
Podrías traducirlo al inglés...Ya, sé que no tienes tiempo. Un beso.

amalia dijo...

Coco me gustó mucho tu blog.
El video de Gary Jules me encantó

Chiqui dijo...

Amalia, me alegro que visitaras el blog de Coco. Tiene a un montón de ‘seguidoras’, no es que necesite más, pero...que te voy a decir, yo paso a escondidas!

Siempre tiene buena música.

tex dijo...

Nunca he tenido gatos pero mi vecina tiene tres. Te aseguro que si me pide ayuda me pondré mi cinturón de castidad antes.
De acuerdo, chiqui, este coco debe ser primo del de la tortilla. A ver si se vienen por aquí algunas de esas chicas que lo visitan, ¡y no nos las asustes! ¿Que pasa con tu prima? Se le echa de menos.

Chiqui dijo...

Tex, casi te confundo con Tadeusz con lo de las chicas. No, no creo que vengan por aquí. Visita el blog de coco y verás que les ofrece algo de lo que yo carezco…y no, no es lo que estás pensando!

nora dijo...

Cuanto amor y pacienia. Lo digo en serio.

Chiqui dijo...

Gracias ADOLFO por la traducion al inglés. Estupenda! Eres un genio.
Ahora la podrán disfrutar Julie and Joan!.

La he puesto en la entrada, justo después del original en español.

camelot dijo...

Adolfo, que buen traductor, yo no lo podría haber hecho mejor, y me pagan por hacerlo. Se lo voy a mandar a mi madre que tiene dos gatos (uno mío).

Divertido, coco. A ver si te gusta este:
http://www.youtube.com/watch?v=9t9Lx6iDoss

camelot dijo...

Este es mejor

http://www.youtube.com/watch?v=1JynBEX_kg8

camelot dijo...

con musica

http://www.youtube.com/watch?v=fXLh5GeKTAY&watch_response

Que tengais un calentito fin de semana!!!

Chiqui dijo...

Camelot! Muy graciosos, gracias. No sabía que tenías un gato, bueno, ahora es de tu madre. Yo sé bastante de esos animalitos heredados. Oye, el de la traducción es gracioso, pero casi me quedo con el original, más interesante ver como se comunican en su propia lengua! Lo dejo aquí:

http://www.youtube.com/watch?v=z3U0udLH974

Asdriano dijo...

Yo tuve una gata hace mucho tiempo; se llamaba Misina y no le gustaban las medicinas, era muy independiente, comia de todo y un dia murió por una espina.

tu prima dijo...

A mi me faltaría todavía un paso previo. Comprarme un gato. O adoptar al que viene todas las noches a sacar de quicio a nuestra Luna (un terremoto canino de siete meses) y hacerla ladrar paseándose por delante de sus narices hasta que la perra, en su paroxismo, intenta subirse al olivo desde donde el gato, con un agil salto, se despide rozándole el morro con el rabo en un alarde de precisión inconmensurable. Hasta la noche siguiente.
Entre eso y el apetito voraz de la perrilla por las bocas de riego, los cables de la puerta del garaje, los felpudos, las plantas de todas clases y tamaños, etc... estamos en crisis permanente a ver quien puede más.
Gana Luna por diez a cero.
Me solidarizo con Coco, claro. Prima, ¿tú has probado a meterle al gato por la boca una cánula flexible de plástico-no sé si se dice así- unida a una jeringa, sin aguja, of course, llena con el antibiótico?. Una amiga dice que el truco le ha ido estupendamente con su bebé ¡¡!!.
Lo del gato, obviamente, en esta casa lo vamos a dejar pasar por el momento. Nada de gatos.

Chiqui dijo...

Pero Prima, te has tomado muy en serio lo de Coco. Ese gato que ronda a Luna parece estar destinado a acompañarla en las noches de invierno. ¿Tiene amo? Si lo tien deberías de hacer un trato con él. Menuda compañía se harían.

Chata, mi gata, la segunda en la foto, tiene debilidad por mis perros, se pasea cerca de ellos y con frecuencia se acurruca entre ellos para dormir al sol que entra por la ventana. No sabes lo que se aprende observándolos.

Chiqui dijo...

"Se llamaba Misina... y murió por una espina." Ni a Lope se le habría ocurrido eso, Adriano.

Adriano (¿ocurrente?) dijo...

Has yo mismo compruebo como voy progresando; y eso sin estudiar.

Chiqui dijo...

OCURRENTE: Juraría que lo de ‘Misina’ anda por la obra de Lope, pero no tengo tiempo de buscarlo. Entre tanto de dejo con esto:


Juntáronse los ratones,
para librarse del gato,
y después de un largo rato
de disputas y opiniones,
dijeron que acertarían
en ponerle un cascabel;
que, andando el gato con él,
librarse mejor podían.
Salió un ratón barbicano,
colilargo, hociquirromo,
y encrespando el grueso lomo,
dijo al senado romano,
después de hablar culto un rato:
“¿Quién de todos ha de ser
el que se atreva a poner
ese cascabel al gato?”

Lope de Vega. Siglo XVII.


El poema proviene de este blog, para los amantes de los gatos:

http://gateraderumbo.blogspot.com/

tu prima dijo...

Claro hija. Claro que me lo he tomado en serio. Precisaré, eso sí, que he captado la exageración de las situaciones. Hasta ahí he llegado (mayormente, lo del vecino era ya un poco extravagante). Pero es que lo de los bebés humanos detectando unas gotitas en medio litro de papilla, es una habilidad que viene torturando a madres desesperadas, parece que desde siempre. Por eso no me han parecido nada raras las tribulaciones de Coco. Por eso y porque los gatos son muy suyos.
Nuestro visitante nocturno es de algún vecino, seguro. Y viene a provocar a Luna y tengo el convencimiento de que si ella lo trinca, lo destroza. Nada de acurrucarse juntos. Para eso se necesita una convivencia previa, digo yo. Creo que para esta pareja es tarde. Aunque, desde luego, es muy divertido mirarlos.

Chiqui dijo...

Bueno prima, sé que tienes sentido del humor (y bastante) si no te has reído con las tribulaciones de Coco es porque nunca has tenido un gato. Ahora que lo pienso, en los muchos años que pasamos juntas nunca tuvimos gatos. Yo (bueno mi hermano) tuvo uno que, cuando le reñía mi padre y lloraba, le lamía la cara; también dormía a los pies de su cama. Recuerdo que pasaba envidia de que el gato lo quisiera a él más que a mí. Una vecina lo envenenó...Saltaba la tapia del patio y se metía en su cocina y le robaba la comida...

No te animo a visitar “soy coco” porque vas a poner celoso a tu marido (!)
Eso sí, mira el enlace a la “tortilla onanista’ (estabas muy ocurrente…como siempre

robin dijo...

Gatines, chiquitirrines, zangolotines, salvajines, preciosines, mis gatines... Se puede llegar a decir cosas de auténtica verguenza a cuenta de tener gatos. Yo tengo dos, Dante y Kenia; hermanos y esterilizados convenientemente. Felices en su espléndida ignorancia de las servidumbres del sexo. Chulo Coco; muy bueno. Chiqui cuida a esa Chatunga tan cejifruncida y bonita.

Chiqui dijo...

Adriano, se me ocurre que tú le pondrías el cascabel al gato. Esperarías hasta el momento oportuno, sin un movimiento en falso. Concentrate!

Chiqui dijo...

Robin! Tendrías que haber seguido diciendo esas zalamerías. Te saldría un poema, qué digo…una antología.

Sabes lo que hacia gata ahí: La acababa de traer a casa. Está subida en uno de esos ‘árboles’ que hacen para gatos. Al pie del árbol están los tres perrillos (chiqui, tana y toby) sentados en el suelo, mirándola embelesados. Ella todavía no sabia si fiarse de ellos. Aun ahora se acerca con cautela. Cuando la acogen, hasta pone su barbilla encima de uno de ellos, ronronea y se duerme. Tendría que estar una todo el día con una cámara…por eso no tomo fotos; mejor disfrutar del momento… y hay muchos momentos…

tu prima dijo...

No, si reirme me he reido un rato, pero es que se me han cruzado dos cables de esos que a veces se engatillan en el cerebro y al final me he centrado en el asunto de la medicina, completamente anecdótico, ya lo sé, pero al que he sido incapaz de resistirme y he terminado con los bebés y las cánulas. Convendrás conmigo, prima, que tampoco sonaba yo muy en serio ¿o sí?. Debo aclarar que no conozco a nadie que le haya metido un tubo de plástico a un bebé por la boca ... Lo digo por si acaso.

copia y pega dijo...

Te mando esto para que sigas....??

"sabes como me he vuelto a reír. Deberías publicar esto"

Larrosa parece que al final lo ha hecho
el mejor libro del peor escritor del mundo.

Chiqui dijo...

No, querida prima, te veía de un serio tan solemne que sabía que todo era sorna; pero es que hay algunos que no, que no se enteran...que por eso se enfadan conmigo cuando no les contesto con bobaditas dulces.
Me voy de compras, el frigo está vacio!

Adriano (desconcertadísimo) dijo...

¿Como lo sabes? Me da un pelín de escalofrio lo que supones que puedes saber de mi: es que ¡es lo que haría¡ ¿Tu me conoces? o ¿Me has conocido y yo no lo se? ¿Has estado cerca de mi en otra vida, de existir esa posibilidad? ¿Es tu blog el que te hace conocer al personal? Pero ¡vamos¡¡esto no me ha pasado ni en mis mejores momentos¡

prejubilado dijo...

Le pondría el cascabel, Adriano?. Al gato?. Eso está bien. Podemos dormir tranquilos hoy. Creía que ya no quedaban personas así, con esa determinación. Categóricos.
Un gato peligroso. Necesita un cascabel que avise del peligro. Nadie se atreve a ponérselo. Es más, todos esconden su miedo en razones estúpidas tales como que el gato, en el fondo, nos conviene a los ratones porque trae consigo otro punto de vista y se encargará de aumentar la calidad de vida comiéndosenos a unos cuantos. Los más viejos y enfermos, seguro, señores. Los que ya no nos merecemos comer ni el queso más rancio porque no podemos ni buscarlo. El gato es muy listo, muy sabio y muy misericordioso. Por eso solo matará a aquellos pobres desechos que lo merezcamos. Nada, nada. Viva el gato. Pero no. Aquí hay uno que considera esencial el cascabel porque no ha perdido el norte y, además de querer protegernos a todos, sabe que el gato no va a discriminar; que se va a comer a todo ratón que pille por delante. Y no se esconde ni se escabulle. Proclama que le pondrá el cascabel al mal bicho. Muy bien, señor. Muy bien.

Chiqui dijo...

Adriano bebé. Mis hijos me llamaban, cuando eran adolescentes,'the detective. Yo convencida que era ironicamente, porque así sonaba. Ahora admiten que no me podían engañar. Será mi sexto olfato y el haber tratado con chicos - ahora hombres - de tu edad durante mucho tiempo, porque debes tener la edad de mis hijos, no?
Anda, concéntrate en tu vida familiar y en tu juego…los dos son importantes. Esto seguirá abierto... Y no te olvides de los acentos, joder!

Chiqui dijo...

Prejubilado. ¿No está contento con su tiempo libre? ¿Ha sido forzada esa jubilación? Porque eso de jubilar, a seres útiles y con ganas de seguir en las trincheras debería ser un delito.
En cuanto a Adriano, (aun con toda la práctica que tiene) le va a ser difícil poner el cascabel al gato. Puede ocurrir que el gato – Trajano - cautivado por la gran habilidad para la estrategia militar del joven Adriano, lo adopte y entonces será Adriano el que tendrá que tener cuidado con los ratones… Uf, esos ratones béticos son muy listos!

Chiqui dijo...

Prejubilado, ¿y si fuera el 'bueno’ de Adriano el gato?, ¿todavía quiere usted que le pongamos el cascabel?

Yo sí, porque llegados al poder todos los gatos rompen sus promesas.

Chiqui dijo...

¿Copia y pega? Tú eres ‘copia y pega’?

Qué quieres qué te diga, fui al sitio indicado, allí se ofrecía el primer capítulo de la novela para leerlo en la Red (con una escena de intensa masturbación) lo abrí y… ¡demonios! Estaba en blanco. No se puede uno fiar del pesado de Antonio Larrosa.

Aunque lo de la masturbación me huele a que hay alguien tras todo esto. Conocí a Don Antonio y su señora en Barcelona y creo que no tenía pinta de masturbador; pero claro, qué sé yo…

miguel dijo...

Sabia que conocias a Larrosa,pues como digiste os encontrasteis
junto a otros en aquella libreria de Barcelona.

Este Sr. apareció en pantalla y me hizo recordar aquellos tiempos.Y entonces solo hice C y P

Que ha sido de Hanako etc.?.

Como en esta entrada estás de GATOS
te mando esta otra foto sacada pensando tambien en Ti.

Cuando Tu estuviste en Venecia parece que no habia máscaras, ahora es el recuerdo turistico por excelencia.

Y siguiendo con C y P, lo explica

Ca Macana: a recovered tradition
(from "Maschere a Venezia")

Ca' Macana is one of the oldest studios in Venice. We started working on masks at the beginning of the 1980s, when, after two centuries of inactivity, the Venice Carnival was revived. At the time we were achitecture students in the city and, partly out of necessity and partly for fun, we tried creating the first models and selling them in the squares and along the alleys. These were only attempts at mask making, since nobody really knew what materials to use or what techniques to adopt.

Chiqui dijo...

Efectivamente, no había máscaras; lo típico era el cristal de Murano.
¿Pensando en mí? Me recuerda una canción de mi época, y de la tuya. No se me ocurre que haya alguien, que no sea de mi familia, que piense en mi…bueno, según las reglas expuestas - por los comentadores - en una entrada anterior esto sería ‘coqueteo’ , pero lo has empezado Tú, Miguel.

De Hanako (Cenutria, Zenbobia) no sé nada. Lo último que me dijo es que se retiraba de los blogs. A alguno me encuentro - enmascarados - en el Boomerang, pero se hacen los despistados…Esos tiempos ya no se volverán a repetir, la cosa era una especie de ‘calentura’ que nos dio a todos. Sólo quedan tres o cuatro que comentan del primer blog. Pero, sorprendentemente, los números de lectores van subiendo. Leer nos leen!

Eres tú el de la máscara? Qué pasó con tus rizos?

Chiqui dijo...

ROBIN me ha mandado dos enlaces interesantísimos. En el primero se ve como entrenar a tu gato para que use el water. Es un video, está en inglés pero se sigue muy bien.

http://es.youtube.com/watch?v=t3K6whhsTjA

El segundo enlace lo explica en español

http://www.tiendanimal.es/aprendizaje-para-usar-litter-kwitter-p-1954.html

Chiqui dijo...

Robin, primero me hicieron gracia estos videos, pero si más veía peor me sentía. Claro, q me preguntaba cómo habrían conseguido tal prodigio.

Mi gata tiene un rincón privado donde nadie la ve – es una gata muy pudorosa – y cuando termina la oigo afanada hasta que cubre el olor. Después sale muy satisfecha y meneando la cola. Nacen con ese instinto de cubrir lo que desechan. Me entristece ver al gato encaramado en el water (en este caso observado por el portador de la cámara), qué incomodo, y luego trata de arrancar del asiento esa tierrecilla o cristalitos para cubrir el olor que sabe deja tras si. Cuál será el siguiente paso, ¿enseñarlos a tirar de la cadena? Estoy segura que tú no lo harías con tus gatos…o si? Mira éste y verás lo triste que es!

http://es.youtube.com/watch?v=CgWYN5e9K10&feature=related

Bastión dijo...

Pobre gato colorado,
su pudor tiene alterado,
animal, pero animado,
se ha sentido adulterado.

No lo veo, ni lo toco,
ni lo huelo, ni lo oigo.

Pobre gato perseguido,
solitario empedernido,
lo persigue a todas horas,
la maldita entrenadora.

Entrenador dijo...

¿Y...?

Adriano (Atónito) dijo...

Otra vez has acertado: mas o menos la edad de tus hijos, si...solo que no se la edad que tienen tus hijos. Lo de la "vida familiar" si que me desconcierta: tu bola de cistal, con el otoño, debe darte mensajes raros, digo yo. Y...¡estais equivocados¡ Yo le pondria el cascabel a "ese gato". En verdad no se porque se empeñan en ponerle cascabel al gato. Si yo fuera gato, que no lo soy, maullaría con todas mis fuerzas de gato: ¡¡abajo los cascabeles!! Si es que los amaneran, a los pobrecitos. ¿Habeis visto como queda un hermoso y apuesto gato con un cascabel?. Y en cuanto a comer ratones... pero ¡vamos¡ ¡si eso ya no se lleva!. Los gatos de ahora mismo saben lo que quieren y lo que no quieren comer, sobre todo sin esfuerzo, y donde se ponga un buen boquerón o una hermosa sardina que se quiten todos los desagradables ratones del mundo. ¿Misericordioso un gato, Jubilado? sera de hace un rato. ¿Como ando de acento Chiqui/detective? Corrígeme que me gusta.

Chiqui dijo...

Bastión. No me lo puedo creer!, ahora que Miguel me pregunta por los ‘antiguos’ apareces tú? Muy gracioso, lo único es que, por la rima, lo achacas todo a ‘la entrenadora’. ¿Estás implicando que Coco es una mujer? O quizás lo confundes con ‘el domador de gatos’ que justo andaba por aquí en tus tiempos…explícate!

Chiqui dijo...

Adriano, la única bola de cristal que tengo es la Red. Lo que se deja por ahí, en los rincones más inusitados, se encuentra antes que temprano…
Me gusta tu actitud, pero no me seas bravucón.
En cuanto a lo de corregir, lo haría con gusto, lo he hecho durante muchos años. Dudo si esa falta de acentos es natural o intencionada; así que - si quieres una lección gratis - me escribes a mi correo, que sabrá a quien preguntarle…
De acuerdo, los gatos están de un melindre increíble!

prejubilado dijo...

Nueva decepción. Señor, ya veo que usted prefiere a los poderosos gatos y que nunca les pondrá el cascabel. Si leyera atentamente, habría captado, como Doña Chiqui, que mi gato no es misericordioso, como los demás podrían querer hacernos creer para evitar responsabilidades, sino que es cruel y sanguinario. Mi gato necesita que lo controlen con valor y sensatez. Usted anda confundido señor. Por lo menos, a mi me tiene confuso. No sabemos si quiere ponerle un cascabel a un gato peligroso o si es que, en el fondo, prefiere usted atribuirle a ese animal una inocente candidez de la que carece. Mi gato no la tiene. Entonces, señor, usted le pondría el cascabel al gato o era, ciertamente, pura bravuconería?.

robin dijo...

No, creo que no lo haría. Como tampoco cortarles las uñas o bañarlos. Me parece atroz. Como cuando me obligaban a limpiarme los dientes o las orejas, una crueldad innecesaria, una bárbara costumbre humanoide. Oye, ¿cómo se corta y se pega? Todo el mundo parece hacerlo a cada rato, pero yo no encuentro las tijeras ni el pegamín por ningún lado...

Chiqui dijo...

Oye, COCO, ¿ le puedes explicar a Robin lo de ‘cortar y pegar’? (pero en serio…) A mí me falta vocabulario en español para esta tarea. Te lo agradecería.

bastión dijo...

Si no te lavas los dientes,
se te caerán a pedazos,
y también eso les pasa,
a los perros y a los gatos.

Y si usted no quiere caries,
porque duelen a rabiar,
esos pobres animales,
no las deben de aguantar.

Otra cosa es vestirlos,
como hombres y mujeres,
y llevarlos hasta el baño,
para hacer esos deberes.

Que su pelo es muy bonito,
y la tierra su aliada,
y nosotros con mal tino,
retorcemos la jugada.

entrenador dijo...

Pero hombre, ¿usted de dónde sale?.

Chiqui dijo...

BASTION Y ENTRENADOR. Son ustedes siameses? Han publicado en el mismo minuto...esto es un record ¡

Bastión, debería usted escribir un librito en verso para niños, si no lo ha escrito ya!

Chiqui dijo...

Pre Jubilado. No contestó a ninguna de mis preguntas. Su tono sentencioso y preciso me recuerda a alguien. Sólo usa la interrogación al final…? Bueno, puede ser para despistarme.

No. Se equivoca con Adriano. Creo que es su joven corazón y aptitud hacia la vida lo que le hace sentir esa confianza en el gato.
Está bien que sea así, a los pre-jubilados nos ha invadido el resabio y el desengaño…mala cosa!
Joroba, yo no estoy jubilada todavía…

Chiqui dijo...

BASTION, ahora que lo pienso, tú no eres del antiguo blog, no con ese nombre pero si con un estilo muy familiar, lo cual me ha confundido. Estaba pensando en otro seudónimo al que se le daba el verso muy bien. Pero, qué lujo tenerte por aquí, sea quién eseas!

bastión dijo...

¡Hay que ver que porfiada,
es el ama de esta casa!.
No le basta con que estemos,
es que quiere que enseñemos
todo lo que no queremos,
y si entramos embozados,
nuestras razones tendremos,
sean fundadas o infundadas,
nuestras son y los secretos
que guardamos con candados,
que eso son los que callamos.

entrenador dijo...

Esa locura suya, ¿tiene remedio?.

Chiqui dijo...

Bastión, tienes toda la razón; de ahí que se me vaya todo el mundo y sólo se queden los masoquistas.
Coño, ahora también se me Irán estos.
Pero que bien se le da el verso…a usted y a su hermano/a siamés.

Chiqui dijo...

Qué no, no a Iran…! Esto pasa con el corrector automático, no se puede una fiar de nadie.

Chiqui dijo...

Adriano, te he contestado en las últimas tres entradas. Chico, te gusta cerrar la puerta, eh?

Adriano (En el colmo) dijo...

Pero si está claro: no a todos los gatos hay que ponerle el cascabel, están cursilísimos los pobres, por no decir otra cosa. Yo conocía de los gatos su independencia, su interes... que van a lo suyo... pero de eso a misericordiosos... pues que quereis que os diga.
Creia que la "gratuidad gramatical" de Chiqui era innata...como en mi...bueno otra cosa, y resulta que tengo que "consultarla" a traves de su correo ¿y cual es tu correo?. Y ahora viene lo bueno ?yo bravucón? pero si soy un angelito totalmente expuesto a las inclemencias de este blog...de mayores.! Y el remate, "que si pretendo cerrar siempre la puerta" que si "me ha contestado en...! Me gusta cerrar las puertas que quedan abiertas porque así me lo enseñaron de muy chiquitito y en cuanto a las contestaciones ¿cuantas son las normales? ¡Que soy novato, repito!

tim dijo...

Very funny!

Chiqui dijo...

Pero Adriano, si estábamos hablando del gato de Lope de Vega…del emperador!

Clases ‘gratuitas’ no las puedo dar en el blog porque ‘cada maestrillo tiene su librillo’ y siempre habrá alguien que me diga que ‘así no’ o que se me ha olvidado algo…claro, no se trata de escribir un manual de ortografía sino de – basada en tus entradas – darte un par de reglillas. Pero todavía no estoy segura de que las necesites. Vete a WWW.byestrella.com y ahí hay un correo público.
Lo de cerrar las puertas; veras, es que somos muy parecidos porque a la que me gusta cerrar es a mi y mientras abras la puerta me tengo que controlar para no cerrarla, pero prometo mejorarme y dejar que tu pongas el colofón a la entrada.
Angelito? Mayores?... ¿Quien te ha dicho que eres el único chaval/a que anda por aquí?

En cuanto a las inclemencias, no está mal que te endurezcas…con los tiempos que estamos pasando, te vendrá muy bien.

Adriano (Casi en depresion) dijo...

Nada, que no doy una. Ya iré creciendo. (Considera esto como si no cerrara la puerta.)

Adriano (casi alterado) dijo...

Espera, espera,no cierres que se me olvida algo. Veras, es que yo no me quiero endurecer; estoy contento conmigo, no discuto, nos respetamos,...en fin que no quiero cambiar.

Adriano (asombrado) dijo...

¿Esos collares y esas cosas las haces tu? Yo no entiendo mucho de arte pero me parecen preciosos, todos. Yo el mundo del arte, ni fu, ni fa,,,. pero vamos cuando veo una cosa como la tuya, la verdad, me llega. (Ya puedes cerrar)

Chiqui dijo...

Adriano, que cuentista eres...Plaf!

Anónimo dijo...

Gooey Ducks grow to about two pounds in four or five years.
[url=http://www.gooey-duck.com/]gooey duck[/url]

Anónimo dijo...

a mi nome hace gracia ninguna.... haríais chistes con el maltrato a las mujees... hay muchos animales maltratados. Todos los días veo perros encadenados.... Hay temas con los que no se pueden hacer chistes fáciles... respetemos a los que no tienen voz.... yo hoy me hago su portavoz: !!no nos gustas esos chistes de solo imaginarlo me duele!!!