domingo, septiembre 12, 2010

Mujer y Género en la Universidad de Puerto Rico

De una colega de la Universidad de Puerto Rico, Río Piedras, llega una noticia desconsoladora para muchos. Las autoridades universitarias han decidido que no pueden seguir costeando los dos cursos al semestre que ofrece el Programa de Estudios de la Mujer y el Género, fundado hace una década.

¿Será verdad que la Universidad de Puerto Rico no pueda costear cuatro cursos al año dedicados a explorar las cuestiones de género? Cuando se fundó el programa, se afirmó que esa secuencia integrada de 15 créditos constituía “un valor añadido al bachillerato.” ¡Un valor añadido! A los decanos les encanta el concepto de la interdisciplinaridad, la sinergia, y lo del valor añadido. Desde hace tiempo se ha insistido en la necesidad de colaborar con otros departamentos. Ahora parece que no. Esa colaboración, con su “valor añadido”, se ha convertido en déficit o en lujo, a ojos de la administración, que, por lo visto ni se molestó en discutir ese recorte del presupuesto con la directora del programa ni con los colegas que enseñan esos cursos. Claro, al fin y al cabo, ¿qué puede contribuir al bienestar social, o a la economía de Puerto Rico, la reflexión y la investigación sobre el papel cambiante de la mujer en la sociedad puertorriqueña y norteamericana? ¿La violencia doméstica? ¿La desigualdad económica? ¿El lenguaje y las literaturas de los grupos marginados? Son temas en que confluyen varias disciplinas, y es precisamente esa mezcla de perspectivas sobre cuestiones de gran interés para la sociedad lo que apasiona a los estudiantes.

En estos diez años, el Programa ha dado brillantes muestras de lo que puede lograr un modesto programa de Género que administre bien sus limitados recursos. En este caso, los colegas de Río Piedras han mostrado una frugalidad extrema. El presupuesto de $23,000 —escribe una de las profesoras del programa—“debe estar entre los fondos mejor administrados de la Universidad pues con ellos se cubren las compensaciones de las y los docentes que imparten los dos cursos por semestre que ofrece el Programa, los gastos operacionales, una estudiante a jornal, actividades con profesores del Recinto y el Sistema UPR, invitados extranjeros y colaboraciones con actividades afines a las áreas de especialización del Programa organizadas por otros departamentos”. Y tiene razón. $23,000 es lo que se gasta en otros departamentos en papel para las fotocopiadoras. ¿Y así se trata a los que administran con cuidado un presupuesto mínimo?
Como puede verificarse fácilmente en la Red algunos de los eventos organizados por el programa han tenido repercusiones en otras universidades de EE.UU. y en otras partes del mundo. Con un profesorado activísimo en la investigación y dedicado a la enseñanza, el programa ha crecido, atrayendo atención favorable sobre la UPR. Estaban a punto de iniciar un programa de estudios graduados cuando se anunciaron los recortes. No, no fue un “valor añadido”, sino un "valor." Hoy en día, es inconcebible una buena universidad sin un Programa de Género. Es una injusticia— y una necedad— dejar que muera y dejar que se pierda todo lo que se ha hecho hasta ahora.
C.Maurer

15 comentarios:

camelot dijo...

Interesante el tema. Realmente no se como se puede llevar un programa con $23.000 al anio y que funcione bien. Una ganga. Cual es la razon por la que lo cierran?

amalia dijo...

Otra pregunta:
Habrán cerrado un programa similar en algún otro estado?

Anónimo dijo...

Thanks for sharing this link, but unfortunately it seems to be offline... Does anybody have a mirror or another source? Please answer to my post if you do!

I would appreciate if a staff member here at chiquitin52.blogspot.com could post it.

Thanks,
Jack

tu prima dijo...

A veces da verdadero vértigo asomarse a lo que puede hacer la estupidez humana, porque en este caso no parece que podamos imputar tamaño disparate a los casi siempre presentes -pero bien ocultos- intereses económicos.

En fin, que siendo siempre insuficiente la formación y divulgación en una materia tan compleja y delicada, no es fácil encontrar una explicación razonable para este cierre que nos traes, prima. No me gusta dar una opinión sin conocer más datos, pero insisto en que parece una malísima decisión, sea cual sea el motivo que la sustente. Seguro que habría otras soluciones.

Elvi dijo...

Mucho me temo que ésta es la primera de otras decisiones por el estilo con el pretexto de la crisis mundial. Pero, ¿qué digo? Si no es un pretexto, es la realidad. Lo siento mucho.

Elviplasta dijo...

C.Maurer, ¡me debes una!

Chiqui dijo...

Querida prima, cito aquí un comentario de una amiga del blog, que nunca comenta pero que nos lee fielmente. Me manda este correo.

"Excelente el comentario de Christopher a la UPR…Lo he enviado a varios amigos. Efraín me ha comentado que no es sólo la crisis sino “: un intento de desmantelar la institución por parte de los trogloditas que están en el poder…” Y me ha hecho recordar cuando empezamos el programa de Women Studies en UMass... no había crisis económica, pero no fue fácil….pero al final se estableció y tuvo mucho éxito. Muy Buena crítica, Christopher, Hacen falta más Christopher en el mundo académico. "

Yo espero, que los que estén enterados del asunto nos aclaren esas preguntas que nos hacemos.

Chiqui dijo...

Dice Christopher: "Estaban a punto de iniciar un programa de estudios graduados cuando se anunciaron los recortes". Me hace pensar que éste haya sido uno de los motivos para acabar con el programa. A nivel undergraduate parecería estar justificada la existencia del mismo; a nivel graduado estamos hablando de otro presupuesto y otra complejidad, cosa que asustaría a los que ya, de entrada, no ven la necesidad ni los beneficios de programas de este tipo.

Maruja García Padilla dijo...

Gracias, Christopher, Estrella y todas y todos los que han comentado, por su solidaridad. Los exhorto a que escriban aunque sea un mensaje breve a programageneroupr@gmail.com. El apoyo internacional y el de la comunidad académica fuera de la UPR son muy importantes para nosostras.
Estamos activamente investigando las causas y los agentes del recorte de nuestro presupuesto. Hasta pocos días antes del inicio de clases no se nos dio información alguna sobre los fondos que se nos habían adjudicado para este año académico, a pesar de múltiples solicitudes por nuestra parte.
Más allá de los recortes relacionados con la actual crisis, la acción contra el Programa de Género es consistente con otras actuaciones, dentro y fuera de la universidad, contra organizaciones y organismos oficiales dedicados a la defensa de la mujer y al estudio de problemas de género.
Aun conservamos los fondos que se nos habían adjudicado para iniciar la investigación de cara al establecimiento de una secuencia curricular de género, interdisciplinaria e interfacultativa, a nivel graduado.
El apoyo de todas y todos ustedes, y sus mensajes son muy valiosos y apreciados en el esfuerzo por rescatar nuestro programa subgraduado y echar adelante nuestro proyecto graduado.

adolfo dijo...

Elvi alude al asunto en Cartas de Mi Molino
http://www.cartasdelmolino.blogspot.com/
Gracias, Elvi

Elvi dijo...

De nada; es un placer. Ojala se consiga que den marcha atras las autoridades académicas. Cosas más raras se han visto.

mıguel vıvanco dijo...

Pues mıra, te escrıbo desde la Unıversıdad Mar de Marmara,en la parte asıatıca de Estambul.

Estoy descansando enfrente de la pantalla. despues de tanto andar

abrazos

Elvicotilla dijo...

Miguel, y ¿puede saberse qué haces en la Universidad de Mármara? Cuenta, cuenta...

Chiqui dijo...

Eso,Miguel, qué haces por ahí? Recuerdo mi viaje, caluroso y fascinante hace una pila de años. Cuenta algo, manda más fotos., Te lo agradeceremos; ando mal de tiempo para mantener esto a flote.

pingUino despistado dijo...

A mí lo que más me gusta es el dinamismo que está cobrando este blog...