domingo, marzo 06, 2011

Animal Hoarding

En alguna que otra noche de insomnio, buscando dónde abandonar mi cansado pensamiento, suelo poner la tele y acabo viendo películas románticas o (mucho más eficaces) programas desastrosos: personas que comen, gastan, se mutilan, de una forma compulsiva. A otras les da por acumular todo lo que encuentran hasta convertir la casa en un basurero...

No falla: de la consternación al dolor por el sufrimiento ajeno, el asombro y la compasión... siempre llega el alivio de que "no he caído tan bajo", hay que dar gracias; de alguna manera todavía me mantengo cuerda. Ver que en el mundo hay gente que ha llegado a extremos - sean los que sean - es para mí tranquilizador. Después de uno de estos programas, y la seguridad de que todo podría ser peor, uno duerme ¡ocho, nueve o diez horas de un tirón! Recurrir a los fármacos, cuando la televisión te ofrece soluciones, es un atraso; como poco, te lo agradecerá el hígado!
Pero la cosa no es para tomársela a broma. Hay familias que viven atrapadas por la adicción de uno de ellos, uno de los padres con frecuencia. Descubrimos diariamente cosas que si existían antes se arropaban en el círculo familiar y se moría sin mencionarlas. Los programas de "reality TV" nos presentan escenarios difíciles de creer. Pero hay algunos que parece imposible haber sido manipulados, simplemente hay que aceptarlos. En esta categoría están los "hoarders", palabra - tengo que confesar - recientemente aprendida. No acabo de aceptar este fenómeno, a no ser como enfermedad: el caso de las personas que acumulan todo lo que encuentran a su paso con la idea de que algún día lo necesitarán. Mejor entiendo a los que recogen animales... Por supuesto, esta última adicción (?) es más peligrosa que la primera.

He llegado a ver escenarios donde la casa ha sido tomada por cientos de roedores, conejos, perros, gatos... Estos últimos suelen ser los más frecuentes en "animal hoarding". Con frecuencia pienso que estás personas han crecido sin la atención, las caricias, que la mayoría de nosotros hemos recibido desde nuestra infancia hasta la adolescencia, cuando ese amor se busca en "el otro" ajeno al entorno familiar.
El programa pretende que la persona que ha sustituido a su familia (cónyuge, hijos, hermanos, etc...) por la atención y cuidado de todo un zoológico casero-- porque en los animales encuentra aquello tan esencial que nadie consiguió darle-- vuelva a su cauce y se dé cuenta que está equivocada y que el resto de la familia sufre y desea que ese esfuerzo sea invertido en ellos, que le devolverán con creces lo que los animales le dan. Aquí está la gran falacia.
Anoche encontré un caso que es el reverso de lo que siempre se presenta. No es que la persona que se rodea de animales lo haga por el puro placer de sentirse seguida, querida, necesitada. Todo lo contrario. No es que esa persona no quiera abandonar sus casi cuarenta gatos porque la sigan (que la siguen), la quieran (que la quieren), la besen y abracen (que lo hacen). No los quiere abandonar porque ella fue abandonada, privada de caricias, de sonidos amorosos, de miradas, sonrisas y palabras de aprobación... No quiere hacer con sus gatos lo que ella sufrió siendo niña.


Me refiero aquí al caso "Flower Has 37 Cats".



30 comentarios:

pingüino despistado dijo...

¿Sabes, Estrella, que existe la otra postura, la del despojamiento? Personas que tuvieron, viajaron, experimentaron.... y que en algún momento des u vida –normalmente al declinar– empezaron a abandonar lo que les rodeaba, pintaron las paredes de blanco, redujeron el círculo de sus amistades, acendraron en suma. Lo curioso es que ambas actitudes tienen su correlato literario. Incluso algunos escritores (tal el español JRJ) experimentaron esa travesía varías veces. Yo lo que veo que tú nos dices es que tú mantienes la serenidad y el equilibrio.
Beso

Chiqui dijo...

Hola Pingüino. Ya estoy planeando el despojo, pero algunos colores hay que dejar.
Dices "Yo lo que veo que tú nos dices es que tú mantienes la serenidad y el equilibrio."
En realidad hago todo tipo de equilibrios que me sean permitidos (padezco de vértigo!) para mantener una aparente serenidad. Claro, si me comparo con los casos a los que me refiero aquí, soy la reina de la armonía. Otro beso para usted, majo.

Chiqui dijo...

Vaya, que es usted tan majo que sólo ve lo que quiere ver!

amalia dijo...

Chiqui qué asco esa casa! Por lo menos no actuaron la escena en que la chica se va de la casa. Es muy loco cuando las personas comunes (no actores profesionales) actúan una situación real frente a una cámara que ni siquiera está oculta.
Esta mujer, en fin...

Elvi glups dijo...

Pero mirá lo linda que está la Micifux junto al jarrón con flores...

tex dijo...

Amalia, tienes que ver algunos "picks" de "Hoarding". Estoy con Chiqui, lo de acumular animales parece una locura pero si lo comparas con la acumulasion de basura. Claro, estas cosas no pasan en Europa o Latinoamerica pero son frecuentes en EE.UU.
A mi no me hacen dormir, Chiqui. Para dormir la serie "friends".

Chiqui dijo...

Para ti, Amalia.

http://tlc.discovery.com/tv/hoarding-buried-alive/

amalia dijo...

Chiqui no quiero burlarme de un desorden mental, pero Flower parece minimalista en comparación con los hoarders que muestra el video.
Igual es bien perverso el programa. Me imagino, yendo a un extremo de esa misma línea de regodeo, filmar la vida de un verdugo, o un día de trabajo en un matadero de animales comestibles, o un día en un laogai,etc., etc.
Aunque en realidad estos ejemplos servirían más bien como alegato. Los programas de reality promueven el statu quo. Como bien dices, ponen la locura en el otro, un consuelo para los que no están taaaan mal.

Anisia Serendipia dijo...

Yo, para que me coja el sueño, pongo en video una película, siempre la misma (bueno, alternando 2 o 3)a poder ser romántica, de esas en las que no pasa nada y no hay muchos cambios de tonos como "Orgullo y prejuício", "Memorias de Africa",... Así, como se todo lo que va a pasar "a continuación", nada capta mi atención ni perturba mi táctica de inducción al sueño.

amalia dijo...

Chiqui me impresionó mucho esto del hoarding. Me toca de cerca porque mi suegro tiene su casa invadida de cosas que no usa, hasta cajas sin abrir, etc. Por suerte para mi suegra, lo suyo es ultralight en comparación a lo que muestran los videos.
Estuve mirando en la red, y puede tratarse de un desorden obsesivo compulsivo de la personalidad.

http://en.wikipedia.org/wiki/Compulsive_hoarding

Tu prima dijo...

El mundo de la enfermedad mental grave es verdaderamente escalofriante y generador de toda clase de efectos desestabilizadores para el enfermo y todo su entorno, muy dificiles de resolver. A mi me da mucha pena asomarme a esas realidades.

Chiqui dijo...

Amalia, yo tuve la misma reacción que la de tu primer comentario cuando vi los primeros episodios de estos programas. Una vez que se comprende lo que sufren estas personas y lo difícil que les es desprenderse de un gato, aunque tengan 90, o de una cajita de plástico, aunque los objetos lleguen al techo, la cosa cambia y - como dice mi prima - es angustiante descubrir la realidad que se esconde en tanto desorden y suciedad.

Chiqui dijo...

Lo que se ve en YouTube es sólo un "Pick". Cuando el programa tiene existo acaban llevándose a los animales para ser adoptados y le buscan ayuda sicológica a la persona. En el otro programa desalojan la casa y la pitan y le ponen una decoración minimalista, y la ayuda médica. Pero si ves la serie (cada programa tiene tres casos) muchas de estas personas se niegan a participar ( normalmente es la familia quien acude al programa para pedir ayuda ) en esos casos las denuncian a las autoridades sanitarias y tienen que dar alguna solución a la situación. De lo que no se habla es de qué ocurre después de un tiempo con estas personas, me imagino que recaerán fácilmente

Otra cosa más: países como este donde la gente tiene casas grandes, con cocheras y terreno alrededor (en las afueras de las ciudades) se prestan a este tipo de desorden mental. En la mayoría de los casos son personas que viven solas.

Chiqui dijo...

Tex, creo que el "hoarding" ocurre aquí más por la falta de una estructura familiar, o simplemente la no existencia de familia. También porque en este país se pueden conseguir cosas servibles que la gente pone en la calle, o en sitios de segunda mano, que abundan...
Para dormir... ( Friends es para nostálgicos!) voy a seguir el consejo de Anisia. Sé que da resultado porque más de una vez me quedo atrapada en una peli que me gusta - vista varias veces - y al día siguiente no me acuerdo ni lo que vi antes de dormirme.

Elvi dijo...

Pero, tex, en España sí que pasan estas cosas. De vez en cuando, en días en que la prensa tiene poca chicha informativa, sacan noticias de estas: hombres y mujeres solitarios que encuentran cariño en sus animales. O simplemente, que se apiadan de ellos y los acogen en sus casas. Normalmente, con algo de patio o jardín, pero incluso en pisos. Debe de ser terrible la impresión de soledad.

sofia simões dijo...

Cúanto gatos tiene la soledad? Y la tristeza? Y el abandono?
Estrella, si sigo viendo los vídeos de este mundo bestial, no durmo... Imposible.
Tampoco mi siento consolada por mi seudo normalidad.
Y nuestros políticos que no entienden la salud mental como una prioridad en la calidad de vida de sus ciudadanos!...

amalia dijo...

Ni te cuento aquí en Alemania, Sofía: toman a la enfermedad mental como una disfunción social! Un engranaje que falla. De sentimientos, emociones, angustias: nada.
No existe el espejo interior!

Chiqui dijo...

Sofía tendría que haber seguido con tus preguntas y completar el poema "¿Cuántos gatos tiene la soledad?" no digamos el abandono, verdad? Estoy segura que escribes poesía; quizás algún día nos la dejes leer.
Haces bien en no sentirte consolada por tu "seudo normalidad" eres muy joven para consuelos; mi caso es distinto...

Chiqui dijo...

En cuanto a la enfermedad mental y la actitud de la sociedad en general, es algo que va siendo aceptado con increíble lentitud. Si eres famoso, la prensa explotará tu condición hasta destruirte. Los que pasan al número de estadísticas silenciosamente son la mayoría.
A una joven que fue diagnosticada como Bipolar hace unos meses, el seguro médico no le ha renovado la póliza. Por el momento tres otros seguros la han rechazado, la tienen que rechazar otros tres para poder ser considerada por el programa de Obama para personas con " pre-existing conditions", ahora bien, me dice su madre que ese seguro médico cuesta casi cuatrocientos dólares al mes, o sea, la mitad del sueldo de la hija...
Jo, paro, que últimamente he descubierto que tengo la tensión alta!

Chiqui dijo...

Que no Elvi, mujer, que no hay gente (al menos no tanta como aqui) en Espana con tata basura en la casa. Creo que no has visto el video.
http://tlc.discovery.com/tv/hoarding-buried-alive/

Chiqui dijo...

No sabeis que cabreo tengo con mi techado, se esta declarando en huelga y tardo un monton en escribir cuatro lineas...tendre que salir y comprar uno nuevo.

Anónimo dijo...

Chiqui a algunos famosos le va bien lo de la locura.
http://omg.yahoo.com/news/charlie-sheen-sues-studio-show-creator-for-100-million/58172?nc

sofia simões dijo...

Excentricidad. Locura es para los anónimos silenciosos y sin creatividad que justifique su espejo interior.
Sin embargo, en todo esto, es el concepto de "normalidad" lo que más me intriga...

Chiqui dijo...

Anónimo, me compadezco de Charlei Sheen...de qué le sirve el dinero?

Chiqui dijo...

Sofia, efectivamente, cómo y quiénes establecen la norma? No recuerdo - desde que tenía uso de razón para pensar en esto - haberme sentido "normal".
Pasando a otro tema más fácil de entender: me encanta tu pelo. Me lo dejaría crecer si tuviera paciencia.

sofia simões dijo...

Gracias, gracias, Chiqui. Pero muy temperamental y indomable, es mi pelo (casi siempre lo tengo corto). No tengo paciencia para él.

sofia simões dijo...

Perfilados de medo, agradecemos
o medo que nos salva da loucura.
Decisão e coragem valem menos
a vida sem viver é mais segura.

Aventureiros já sem aventura,
perfilados de medo combatemos
irónicos fantasmas à procura
do que não fomos, do que não seremos.

Perfilados de medo, sem mais voz,
o coração nos dentes oprimido,
os loucos, os fantasmas somos nós.

Rebanho pelo medo perseguido,
já vivemos tão juntos e tão sós
que da vida perdemos o sentido…


Alexandre O'Neill

Buscaba este poema por otros motivos y razones. La locura se dibuja en nosotros a través de insidiosos y extraños caminos... Infinitas posibilidades y distintos matices, los suyos.

tu prima dijo...

Prima, ninguna de las facetas del tema de determinadas enfermedades mentales -las que trastornan gravemente la personalidad del paciente con peligro para sí y para los demás- parece tener solución. Ni la médica (casi siempre hay remedios paliativos pero no curativos), ni la social, ni la económica. Supongo que los gobiernos de turno se ven desbordados por el coste de afrontar sensata y razonablemente este asunto, como tantos otros. No voy a caer en la demagogia fácil de achacarles que bien que se gastan nuestro dinero en armas u otras partidas menos lacerantes socialmente porque carezco de información y datos, pero desde luego que las minorías débiles y desasistidas parecen estar cada vez más débiles y más desasistidas, quizás por eso, porque son minorías. Claro que los ancianos, por ejemplo, no son minoría, pero parece que tampoco interesan.
Aqui, en España, la enfermedad de acumular basura se llama "Síndrome de Diógenes" y hay demasiados casos. Viene asociada a un gran aislamiento de la persona, que además se desentiende totalmente de su higiene y cuidado. Un horror.

Chiqui dijo...

Sofia, que buen poeta Alexandre O'Neill . He estado leyendo otros poemas en la Red. No me daba cuenta que escribía en portugués, con un nombre tan irlandés!
Cuánto entendimiento en el poema que nos dejas. Tienes un repertorio de poesía riquísimo, Sofia. Gracias.

Chiqui dijo...

Síndrome de Diógenes, qué bonito, nunca lo había oído. Me imagino que será por asociación con la demencia senil.
Prima, como dices, los ancianos no son minoría. EE.UU. está a las puertas la generación de los "baby boomers" (que nacieron entre 1946-1960) Esa generación empieza a cumplir 65 años! A los 65, aunque no te jubiles, tu empresa te retira los beneficios del seguro de enfermedad porque ya tienes derecho a la seguridad social. Pero todos sabemos que este país está endeudado y está recortando los programas de ayuda a los más vulnerables (los datos existen) la avalancha de ancianos (a los 65 ancianos?) se les viene encima y durará décadas.
En resumidas cuentas, que cuando cumplamos 65, si queremos seguir con el mismo seguro medico, tendremos que pagar - para dos personas - 1200 dólares AL MES; ahora pagados a medias entre la empresa de trabajo y el empleado. Ni que decir tiene que para conservar la garantía de un buen cuidado médico no se puede uno jubilar.
http://es.wikipedia.org/wiki/Baby_boomer