miércoles, mayo 23, 2012

Vuelta final a la casa rosada.


Con cautela plantamos la planta trepadora al otro lado de nuestra valla, en el jardín de Mimi. Aunque hacía más de tres años que había vuelto a su antigua residencia -- después del intento de vivir sola en el 2008 -- nos pareció en esos días haber visto señales de vida en la casa rosada: esta vez, la cama de hospital con la cabecera elevada, en la habitación que da a nuestro jardín. Pensé con optimismo que era un gesto amigable, quizás para subsanar la hostilidad que había mostrado a los intrusos que ocupaban ahora la casa en que los Solman habían vivido durante décadas. No que se llevara bien con ellos; las rarezas de Mimi se habían arraigado --como ahora su jardín lo hacía-- en las casas cercanas a la suya. Por eso plantamos esa hortensia trepadora, para ver si nos olvidábamos de las ruinas desoladas del jardín. La cautela era para evitar que Mimi no nos amenazara por haber pisado su propiedad.


Esperaríamos a que floreciera, quizás en junio. Mientras tanto, los rododendros de la casa de Mimi acababan de florecer. Su color fucsia resaltaba la palidez del rosa de la casa. Qué buena señal, que con sus primeras flores Mimi hubiera vuelto a casa. Pensar que cuando volvió la primera vez yo creía que lo hacía para morir… La primavera empezaba a traernos esperanzas y la casa rosada despertó en mí un nuevo interés; buscaba tras sus persianas aunque fuera la sombra de Mimi. Más de tres años vacía, la había mirado con frecuencia cuando la melancolía me acosaba; la casa me tranquilizaba-- raro ¿verdad? Quizás no; ella me superaba en historias felices y tristes, y sobre todo en añoranzas y soledades. La vuelta de Mimi me hizo sentir un futuro de buenos augurios.

La semana pasada, una llamada de la vecina de enfrente. Mimi acababa de morir. No en su casa. En la residencia. No había vuelto.

20 comentarios:

Pulgarcito dijo...

Bonita entrada. Buen momento para plantar cosas, in memoriam. Requiescat in pace.

amalia dijo...

La muerte es como un manto de silencio. Aunque quede lo material como testigo de una vida que existió, la muerte nos hace pasar nuestra relación con esa persona a un plano tan intangible que hasta podemos llegar a preguntarnos un día si en realidad la soñamos.
Estrella, qué tal Madrid? En qué barrio estás? Yo vuelo mañana al pago!

estrella dijo...

Amalia, como tus Almas, verdad?
Dime, qué es "al pago".
No he visto mucho de Madrid todavía. He estado haciendo cuentas de teléfono, Internet, mudanza al barrio de Salamanca, super...Y ya ves, con el sueño trastornado! A ver si hoy hago un día normal...

Gracias Pulgarcito. Cuidado que no te pisen!

Manuel Montero dijo...

Estrella, como me preguntabas por la estrofa de Shelley traducida, la he puesto en el blog de Elvira, a continuacion de mi propia traduccion. Saludos.

Manuel Montero dijo...

Ahi se ven las licencias. Yo también he sido muy de "pillar" a los traductores...

La mujer moderna dijo...

O sea. que estàs hecha unos trozos

Vete a ver en la biblioteca històrica de Madrid,(Conde Duque) la exposiciòn sobre Maria Lejàrraga

Una mujer por los caminos de España.

amalia dijo...

Estrella el pago es el lugar donde uno nació. En realidad se usa "volver al pago". Por ahora yo voy.

Elvi dijo...

¿Viajás a la Argentina, Amalia? Qué suerte que tenés, me alegro. En cuanto a ti, Estrella, creo que tu agenda madrileña va a dejarte para el arrastre y perdón por el lenguaje taurino. El 30, miércoles, la Biblioteca Nacional inaugura una expo a la que me gustaría asistir, sobre Góngora. Imagínate. Caramba, MM, ¿de modo que visitas mi sitio lleno de telerañas? Iré a chafardear ahora mismo.

estrella dijo...

Pues anda, Elvira; si vienes te acompanio!

sobre Maria Lejàrraga dijo...

Proyecto realizado en solicitud del Ayuntamiento de Fuenlabrada.

Serie de biografías de mujeres célebres bajo el título "Aulas con nombre de mujer

Adolfo dijo...

¡Oh, engaño de los hombres, vida breve,
loca ambición al aire vago asida!
Lope

estrella dijo...

Pero, Adolfo, a que viene ese lamento?

Malpoeta dijo...

A que viene? De donde viene? Viene de la rosa y de la escarcha, de la hoja que cae y la nube que pasa. Viene del suspiro y el grito , relámpago que rompe la negra página de la noche.

estrella dijo...

pues sigo despistada pero 'viva la mala poesia'.

tu prima dijo...

Sí, todo es efímero. Una verdadera lástima en muchos casos y una bendición cuando las cosas vienen mal dadas. Es lo mismo que aquello de "todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar..."

Don Jorge dijo...

Y pues vemos lo presente/
cómo en un punto se es ido e acabado/
si juzgamos sabiamente daremos lo no venido por pasado.

hechos historicos dijo...

El 22 de noviembre de 1462, el Condestable de Castilla,recibió en Jaén ados condes de la pequeña Egipto,Don Tomás y Don Martín...con fasta cien personas de ombres e mugeres e niños,sus naturales y vasallos.... Era la llegada del primer grupo de gitanos a Tierras Andaluzas

Jaén, 22 de noviembre
Dia de los gitanos andaluces.

plaza de La Magdalena dijo...

Es la mas antigua de la ciudad. Sus comienzos se deben al primer asentamiento iberoromano en la ladera del Cerro de santa Catalina, sobre una área fortificada, entorno a un generoso manantial que abastecia termas y se servia de un acueducto para regar alamedas y huertas del entorno.
La plaza es el centro de unos de los barrios más populales de la ciudad. Lugar protagonista de sugestivas leyendas sobre una serpiente o dragón legendario, conocido como el lagarto de la Malena

Manuel Montero dijo...

oye, muy interesante, eso de los gitanos que aparecen, con su bellisima parafernalia artistica y astrologica, justo cuando los judios se van a la diaspora.

Ya decia yo que las raices andan mezcladas.

Estrella, he hecho algunos videos en espanol. Y tengo un segundo blog en el que quiero hacer participar a gente cercana aqui en Paris. A ver si por lo menos en mis trabajos de gastronomia revolucionaria o neopobre te animas a intervenir, en el blog de siempre. Besos

estrella dijo...

Queridos, de vuelta en la USA. Fresquito y nublado, el jardín verde…que lo quiero verde! Chiqui – mi perro – un poco triste y dormilón. Veremos como lo animo.

No tenia a mano internet en Madrid y por eso no os he contestado. Ha sido un viaje relámpago ¡ Me habría gustado quedar con algunos de vosotros pero no ha habido tiempo. Otra vez será.

Gracias Miguel por esa foto de La Plaza de la Magdalena de 1956. Creo que ese fue el año que nos fuimos a vivir allí, quizás un poco más tarde. En la foto se ve que estaba en construcción la plaza. Yo no recuerdo esas obras. En Google hearth se puede ver cómo está hoy. Lo que si recuerdo es el puesto que se ve en la esquina de la calle donde íbamos los críos a compra pipas, regaliz, majoletas y hasta higos chumbos en verano. Son muchas las emociones que despierta esa foto, un tesoro. Gracias.


Tengo que reanimar este rincón y no sé cómo lo voy a hacer: tengo “blogger’s block”!

¿Quién se anima a participar?