miércoles, febrero 06, 2008

Emil Cioran sobre J.L. Borges



Esta carta de Emil Cioran , donde no acepta una invitacion a colaborar en un homenaje a Borges, ha sido enviada a nuestro blog por Amalia, gran admiradora del poeta argentino. Gracias, Amalia, por tan interesante texto.



“El último delicado", de Cioran

Querido amigo:
El mes pasado, durante su visita a París, me pidió usted que colaborara en un libro de homenaje a Borges. Mi primera reacción fue negativa; la segunda también. ¿Para qué celebrarlo cuando hasta las universidades lo hacen? La desgracia de ser conocido se ha abatido sobre él. Merecía algo mejor, merecía haber permanecido en la sombra, en lo imperceptible, haber continuado siendo tan inasequible e impopular como lo es el matiz. Ése era su terreno. La consagración es el peor de los castigos -para el escritor en general y muy especialmente para un escritor de su género. A partir del momento en que todo el mundo lo cita, ya no podemos citarle o, si lo hacemos, tenemos la impresión de aumentar la masa de sus "admiradores", de sus enemigos. Quienes desean hacerle justicia a toda costa no hacen en realidad más que precipitar su caída. Pero no sigo, porque si continuase en este tono acabaría apiadándome de su destino. Y tenemos sobrados motivos para pensar que él mismo se ocupa ya de ello.Creo haberle dicho un día que si Borges me interesa tanto es porque representa un espécimen de humanidad en vías de desaparición y porque encarna la paradoja de un sedentario sin patria intelectual, de un aventurero inmóvil que se encuentra a gusto en varias civilizaciones y en varias literaturas, un monstruo magnífico y condenado. En Europa, como ejemplar similar, se puede pensar en un amigo de Rilke, Rudolf Kassner, que publicó a principios de siglo un excelente libro sobre la poesía inglesa (fue después de leerlo, durante la última guerra, cuando me decidí a aprender el inglés) y que ha hablado con admirable agudeza de Sterne, Gogol, Kierkegaard y también del Magrebo, de la India. Profundidad y erudición no se dan juntas; él había logrado sin embargo reconciliarlas. Fue un espíritu universal al que sólo le faltó la gracia, la seducción. Es ahí donde aparece la superioridad de Borges, seductor inigualable que llega a dar a cualquier cosa, incluso al razonamiento más arduo, un algo impalpable, aéreo, transparente. Pues todo en él es transfigurado por el juego, por una danza de hallazgos fulgurantes y de sofismas deliciosos.
Nunca me han atraído los espíritus confinados en una sola forma de cultura. Mi divisa ha sido siempre, y continúa siéndolo, no arraigarse, no pertenecer a ninguna comunidad. Vuelto hacia otros horizontes, he intentado siempre saber qué sucedía en todas partes. A los veinte años, los Balcanes no podían ofrecerme ya nada más. Ése es el drama, pero también la ventaja de haber nacido en un medio "cultural" de segundo orden. Lo extranjero se había convertido en un dios para mí. De ahí esa sed de peregrinar a través de las literaturas y de las filosofías, de devorarlas con un ardor mórbido.
Lo que sucede en el Este de Europa debe necesariamente suceder en los países de América Latina, y he observado que sus representantes están infinitamente más informados y son mucho más cultivados que los occidentales, irremediablemente provincianos. Ni en Francia ni en Inglaterra veía a nadie con una curiosidad comparable a la de Borges, una curiosidad llevada hasta la manía, hasta el vicio, y digo vicio porque, en materia de arte y de reflexión, todo lo que no degenere en fervor un poco perverso es superficial, es decir, irreal. Siendo estudiante, tuve que interesarme por los discípulos de Schopenhauer. Entre ellos, un tal Philip Mainlander me había llamado particularmente la atención. Autor de una Filosofía de la Liberación, poseía además para mí el aura que confiere el suicidio. Totalmente olvidado, yo me jactaba de ser el único que me interesaba por él, lo cual no tenía ningún mérito, dado que mis indagaciones debían conducirme inevitablemente a él. Cuál no sería mi sorpresa cuando, muchos años más tarde, leí un texto de Borges que lo sacaba precisamente del olvido. Si le cito este ejemplo es porque a partirde ese momento me puse a reflexionar seriamente sobre la condición de Borges, destinado, forzado a la universalidad, obligado a ejercitar su espíritu en todas las direcciones, aunque no fuese más que para escapar a la asfixia argentina. Es la nada sudamericana lo que hace a los escritores de aquel continente más abiertos, más vivos y más diversos que los europeos del Oeste, paralizados por sus tradicionese incapaces de salir de su prestigiosa esclerosis. Puesto que le interesa saber qué es lo que más aprecio en Borges, le responderé sin vacilar que su facilidad para abordar las materias más diversas, la facultad que posee de hablar con igual sutileza del Eterno Retorno y del Tango. Para él cualquier tema es bueno desde el momento en que él mismo es el centro de todo. La curiosidad universal es signo de vitalidad únicamente si lleva la huella absoluta de un yo, de un yo del que todo emana y en el que todo acaba: comienzo y fin que puede, soberanía de lo arbitrario, interpretarse según los criterios que se quiera. ¿Dónde se halla la realidad en todo esto? El Yo, farsa suprema. El juego en Borges recuerda la ironía romántica, la exploración metafísica de la ilusión, el malabarismo con lo ilimitado. Friedrich Schlegel, hoy, se halla adosado a la Patagonia. Una vez más, no podemos sino deplorar que una sonrisa enciclopédica y una visión tan refinada como la suya susciten una aprobación general, con todo lo que ello implica. Pero, después de todo, Borges podría convertirse en el símbolo de una humanidad sin dogmas ni sistemas, y si existe una utopía a la cual yo me adheriría con gusto, sería aquélla en la que todo el mundo le imitaría a él, a uno de los espíritus menos graves que han existido, al último delicado.

París, 10 de diciembre de 1976
Grabado: Alicia Escavino, "El poema de los dones"

39 comentarios:

amalia dijo...

Aquí va el Poema

POEMA DE LOS DONES

Nadie rebaje a lágrima o reproche
esta declaración de la maestría
de Dios, que con magnífica ironía
me dio a la vez los libros y la noche.

De esta ciudad de libros hizo dueños
a unos ojos sin luz, que sólo pueden
leer en las bibliotecas de los sueños
los insensatos párrafos que ceden

las albas a su afán. En vano el día
les prodiga sus libros infinitos,
arduos como los arduos manuscritos
que perecieron en Alejandría.

De hambre y de sed (narra una historia griega)
muere un rey entre fuentes y jardines;
yo fatigo sin rumbo los confines
de esta alta y honda biblioteca ciega.

Enciclopedias, atlas, el Oriente
y el Occidente, siglos, dinastías,
símbolos, cosmos y cosmogonías
brindan los muros, pero inútilmente.

Lento en mi sombra, la penumbra hueca
exploro con el báculo indeciso,
yo, que me figuraba el Paraíso
bajo la especie de una biblioteca.

Algo, que ciertamente no se nombra
con la palabra azar, rige estas cosas;
otro ya recibió en otras borrosas
tardes los muchos libros y la sombra.

Al errar por las lentas galerías
suelo sentir con vago horror sagrado
que soy el otro, el muerto, que habrá dado
los mismos pasos en los mismos días.

¿Cuál de los dos escribe este poema
de un yo plural y de una sola sombra?
¿Qué importa la palabra que me nombra
si es indiviso y uno el anatema?

Groussac o Borges, miro este querido
mundo que se deforma y que se apaga
en una pálida ceniza vaga
que se parece al sueño y al olvido.


Jorge Luis Borges, 1960

Chiqui dijo...

EL AMOR Y LA MUERTE (Leda Schiavo)

...pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo
César Vallejo


Fuimos al velorio y le dijimos
Alicia no te mueras
pero el cadáver se siguió muriendo.

Miramos su vestido de seda negro
con un sol radiante,
no la máscara de Agamenón
sino un sol que sonreía
y la vimos de pie, brindando por la vida
con su traje largo y de fiesta.
Pero el cadáver estaba en otra cosa
y se siguió muriendo.

Le toqué la frente, el pelo anaranjado
le dije, Alicia, te amamos tanto
cómo te vas a ir
la vida no perdona.
Pero el cadáver ya estaba enamorado de la muerte.

Los amigos hablaban bajito
por no molestarla
nadie iba a gritar o llorar, porque nadie lo creía.
Cómo iba a desaparecer esa pasión devoradora
esas manos y esa mirada que delineaban
el imperfecto mundo,
que le daban fijeza y consistencia
y armonía.
Cómo se iba a morir esa alegría permanente de vivir.

Pero el cadáver se doblegó recalcitrante a la belleza de la muerte
y se siguió muriendo.

Chiqui dijo...

Sabía que Leda Schiavo tenía que haber escrito un poema a la muerte de Alicia Scavino, autora del grabado "poema de los dones". Se lo pedí esta mañana. Me lo manda con una nota:” te mando un poema que le escribí pero no es necesario ponerlo, es un poco morboso”.
! Qué alguien escriba algo parecido después de mi muerte!. Estrella.

Chiqui dijo...

El mismo año que Cioran escribe esta carta (1976) que realmente llega a ser el homenaje que no quería escribir, Borges es entrevistado por Soler. Algunos de los reproches y halagos que Cioran le achaca salen a relucir en este interesante mini dialogo troceado.

http://tinyurl.com/3ywhrr

escarola dijo...

Aunque sigo sin tener demasiado conocimiento de Borges, si reconozco la “ironía romántica, en muchas de sus frases. Esa forma de ironía en el que el narrador o hablante permanece en una posición inestable balanceándose entre los dos polos opuestos de la misma afirmación, sin posarse nunca sobre ninguna de ellas. Una forma de negar el sentido del mundo.Borges coincide con F. Schlegel cuando dice: “Repudio todo pensamiento sistemático porque todo sistema conduce necesariamente a la trampa”. Esta negación del conocimiento sistemático era el propio de la ironía romántica. En un libro de Wayne C..Booth sobre la ironía en general decía que esta forma de ironía era la peor comprendida por sus compatriotas estadounidenses, no entraba en su mentalidad. Podrían comprender otras formas más básicas de su uso retórico, como la falsa afirmación por ejemplo, pero no podían concebir la idea de la ausencia de posicionamiento moral o ideológico. No sé, no conozco a tus vecinos Chiqui, pero a la altura de Freiser por ejemplo, no están muchas series alemanas. Os dejo un enlace con algunas perlas borgianas:
http://www.autoresdeargentina.com/contenidos/citas.aspx
Leda tiene un sentido del humor fantástico.Me voy este fin de semana. Ah, espero que hayáis visto el vídeo de fat productions.

Chiqui dijo...

Otra entrevista interesante, después del premio Cervantes en 1979. Una mezcla del Borges ingenuo, secillo pero con unos pequeños escapes de esa soberbia que a tantos molestó en su tiempo:
http://tinyurl.com/27aqp5

Chiqui dijo...

JOPE! ESCAROLA...ERES TÚ!
QUIEN ES EL CHICO?

escarola dijo...

Es mmi santo. Puedes ver a mi hija pinchando en aquarelle2008, en otra grabación.

escarola dijo...

La del tren no, eh, esa no soy yo.

amalia dijo...

Chiqui,Leda escribió algo muy lindo acerca de Borges en la revista del Sur.
Nos dejará copiarlo aquí?

Chiqui dijo...

Claro que sí, Amalia. Tengo su permiso, siempre que des crédito a la Agenda del Sur. Gracias!

pintorinternacional dijo...

Cioran, más que Borges?? Mi psiquiatra rumana se llama en las novelas que acabo de publicar Madame Cioran. Pero es que de verdad, cuando voy a que me haga las recetas, ella cita y cita a Cioran. Increíble. Si alguien está interesado en personajes así (Madame Cioran o Manuel Montero) en mi perfil hay un link que puede ayudar. Son seis novelas paridas de golpe e ilustradas de tintas chinas. Mi psiquiatra también se interesa por Teresa de Avila, y lee español, o sea, que no anda lejos de Borges.

Chiqui dijo...

Manuel, por dios, hazte un favor y cambia la foto en tu Web. Tu arte es cuestión de gustos. De dónde sacas a las modelos?

amalia dijo...

BORGES Y YO
Leda Schiavo



Conocí a Borges como profesor de literatura inglesa en la Facultad de Filosofía y Letras. Estábamos entonces en la calle Viamonte y Reconquista y los alumnos éramos, casi sin excepción, las “chicas de letras”. Borges llegaba, pasaba la puerta de clase mirando para arriba, subía a la tarima sobre la que estaba el escritorio y comenzaba a hablar monótonamente, siempre mirando para arriba. Lo escuchábamos religiosamente porque la comunicación trascendía la palabra misma, no era un profesor que hablaba, era el poeta en función casi sacerdotal y nosotras, pobre alumnas abotagadas, lográbamos darnos cuenta. Lo mejor era cuando Borges recitaba, siempre de memoria, a los clásicos ingleses. Entendíamos pocas palabras, pero el milagro musical nos traspasaba. Una vez, un chico de la FUBA quiso agredirlo, y me puse en el medio. Así me enteré que Borges era de derechas. Yo le dije que Borges era Borges, aunque fuera de derechas, y lo sigo pensando.

La última vez que vi a Borges fue en Chicago. Estábamos en guerra por las Malvinas y Borges dijo que no contestaría a ninguna pregunta sobre la guerra. Lo quisimos igual. Me acerqué con “La Cifra” para que me lo firmara y cuando se lo puse delante me dijo —¿qué es?—. Como lo sostenía mirando la foto que estaba en la tapa, le dije –ahora es un espejo—. Entendió y se río con su risa de niño grande. Me ha ocurrido muchas veces estar en un país extranjero y sentirme sola. Busco entonces un libro de Borges y al leerlo, me siento en casa.

Leda Schiavo

Artículo aparecido en el n°6 de la agenda "del Sur"
http://www.geocities.com/DelSurAgenda/curricul.htm

amalia dijo...

Chiqui, miré algunas de las entrevistas de you tube,me quedan otras (son 9 en total).
No noto soberbia en lo que dice,más bien una humildad tan grande que pueda parecer soberbia?
Mi locura por él es tan grande, que pienso que aquel al que no le guste, simplemente está equivocado!!!!!!!!!

amalia dijo...

Pintor,escribes también?
No sabía nada de Cioran antes de encontrarme con esa carta.
Pinchando en el azul de su nombre (gracias chiqui) aprendí algo acerca de él.
Me gustaron mucho sus frases:
"without Bach, God would be a complete second rate figure" y: "Bach's music is the only argument proving the creation of the Universe can not be regarded a complete failure".[15]

Una gran poetisa,María Elena Walsh,
escribió una canción infantil acerca de Bach. Copio aquí un fragmento, lo que más me gusta:

El señor Juan Sebastián

No son los ángeles que cantan,
no son los pájaros ni el mar,
es un señor lleno de cielo,
el señor Juan Sebastián.


Hace muchísimos inviernos
que lloriqueando en alemán
nació entre fusas y corcheas
el señor Juan Sebastián.


Era chiquito y las canciones
que le enseñaba su papá
las repetía para siempre
el señor Juan Sebastián.


Era gordito y con peluca,
indispensable como el pan
y cascarrabias a menudo
el señor Juan Sebastián.

.............................

Está contándonos un cuento
que no terminará jamás,
Dios le dictaba el argumento
al señor Juan Sebastián.

amalia dijo...

Y descubro esta maravilla (gracias internet!):

Asunción de la poesía

Yo me nazco, yo misma me levanto,
organizo mi forma y determino
mi cantidad, mi número divino,
mi régimen de paz, mi azar de llanto.

Establezco mi origen y termino
porque sí, para nunca, por lo tanto.
Soy lo que se me ocurre cuando canto.
No tengo ganas de tener destino.

Mi corazón estoy elaborando:
ordeno sufrimiento a su medida,
educo al odio y al amor lo mando.

Me autorizo a morir sólo de vida.
Me olvidarán sin duda, pero cuando
mi enterrado capricho lo decida.

amalia dijo...

Aclaro que la poesía anterior también es de M.E.W.

pintorinternacional dijo...

Me ha gustado mucho el poema de M.E.W. En cuanto a Cioran en Bellas Artes, en los 90, lo leía mucho un amigo mío, y yo sabía algunas citas suyas casi desde el instituto. Me extraña que ustedes no lo conocieran. Yo lo leo poco porque encuentro que me envicia en mi propio gusto por la paradoja, que ya es destacado. Mis modelos, Chiqui, puede ser que no tengan cuerpos como los de las revistas, pero a mí me gustan, y suelen ser mujeres excepcionales e inteligentes. ¿Lo dice por alguna obra en concreto? Mi foto la hizo Eve Livet y tiene mucho humor ¿cómo la voy a quitar?

Chiqui dijo...

Manolo da igual quien hiciera la foto ( que tiene su humor!) parece que tienes una borrachera de miedo encima. Seguro que eres más atractivo…enérgico, menos indolente.

Tus mujeres...dudo que tus mujeres se parezcan a la modelo, son más bien tu visión, bien fuerte pero de un tipo muy particular de mujer. No me hagas caso, me gustan más los desnudos de hombres; a ellos se les respeta en su belleza exterior e integridad y fuerza. Por qué será? Quizás porque el pintor suele ser hombre? Aquí dejo mi favorito. Ya ves que mi gusto es bastante convencional.

http://tinyurl.com/38po4r

Chiqui dijo...

Amalia, gracias por colgar el texto de Leda, suena igual que ella habla. No creo que Borges fuera soberbio. Muchos tímidos resultan arrogantes simplemente porque no saben como relacionarse con otros y hasta resultan mal educados.

Borges viene a decir algo así en una de las entrevistas que deje aquí. Se refiere a su forma de escribir, con símbolos, como una forma de humildad para él, la de no querer ser el protagonista.

Por otra parte se ganó la antipatía de muchos por las 'tonterías' que con frecuencia iba dejando caer por ahí (típico de los tímidos...cuando quieren compensar para salir de su timidez siempre meten la pata) Yo recuerdo mi indignación cuando dijo que el inglés era una lengua 'muy superior al español'. Hoy día entiendo perfectamente lo que quería decir.

Chiqui dijo...

Amalia, hace años, cuando tenía a los crios en la escuela primaria, me ofrecí para dar clases de español una vez a la semana. Usé un librito de poemas para niños de María Elena Walsh: venía acompañado de una cinta con la música. Nos lo pasamos muy bien. La canción preferida ‘El reino del revés’

Me dijeron que en el reino del revés
nada el pájaro y vuela el pez
que los gatos no hacen miau y dicen yes
porque estudian mucho inglés.

(ESTRIBILLO)
Vamos a ver cómo es el reino del revés vamos a
ver cómo es el reino del revés

me dijeron que en el reino del revés
nadie baila con los pies
que un ladrón es vigilante y otro es juez
y que y dos son tres.

(ESTRIBILLO)
me dijeron que en el reino
del revés cabe un oso en una nuez
que usan barbas y bigotes los bebes
y que un año dura un mes.

(ESTRIBILLO)
me dijeron que en el reino
del revés hay un perro pekinés
que se cae para arriba y una vez
no pudo bajar después.

(ESTRIBILLO)
me dijeron que en el reino del revés un
señor llamado Andrés tiene 1.530 chimpancés
que si miras no los ves.

(ESTRIBILLO)
me dijeron que en el reino del revés
una araña y un ciempiés
van montados al palacio del marqués
en caballos de ajedrez.

(ESTRIBILLO)

Chiqui dijo...

Aquí dejo el video para los que tengáis pequeñajos!
http://tinyurl.com/2ddh86

amalia dijo...

Chiqui, María Elena Walsh es prócer en nuestro país.Mi generación,la de mi hija, las actuales, todos crecimos con sus canciones, sus poesías, sus cuentos.
Todos la amamos por siempre, o por lo menos hasta que su enterrado capricho lo decida...

aupa dijo...

¡Hola Chiqui! …Cómo me alegro de que al final hayas tomado unas vacaciones puentificias…


En el texto que nos trae Amalia aparecen dos escritores muy distintos y al verlos así, juntos, resulta casi natural compararlos. No he leído mucho a Cioran ni a Borges, solo hojeado algunas páginas pero en el texto sobre Borges aparece Cioran, no puede o no quiere dejar de hablar de él, supongo que nadie lo hace cuando se expresa pero en él es mucho más evidente, practica la introspección y la vierte hacia fuera, no hay fantasía hay autoanálisis. Quizás por eso es tan original y único. Y quizás por eso es tan apreciado por la psiquiatra de Manuel. Mientras que los escritos de Borges se recrean en un mundo de fantasía cultísima difícil de entender desde una cultura básica, a Cioran se le entiende casi con las vísceras.

Para Cioran la consagración del escritor es un espanto, pero no nos dice por qué o sea que habrá que elucubrar, sin embargo Borges, en el escrito “Borges y yo”, deja suficientemente claro que el personaje es una cosa y él otra y lucha por serlo, por no contaminarse mientras convive con él. El nutre a Borges y se confunde con él y cuando lo nota se aparta. Precioso.
En Cioran diría que los dos o todos están juntos y revueltos.

Miren que aforismo de Cioran: El deseo de morir fue mi única preocupación; renuncié a todo por él, incluso a la muerte.

¿Y que me dicen de esta aseveración?: Profundidad y erudición no se dan juntas


Amalia, muchas gracias por el texto y por los enlaces.

Chiqui dijo...

AUPA, qué bien verte por aquí de nuevo. Inteligente e interesante tu comentario. Me han gustado, en particular, los dos aforismos de Cioran que has dejado aquí. Creo que merece la pena profundizar en la obra de este báltico.
Mi paso por Rumania a principios de los setenta me dejó destrozada emocionalmente. El país estaba en la pobreza total. Nunca olvidaré la entrada en un restaurante - más bien casino - eran todo hombres excepto las camareras. Nuestro grupo se sentó a una mesa y todos nos miraban con curiosidad y placer; una niña se acercó donde comíamos y me entregó un ramo de rosas. No sabía que hacer con ellas, el grupo de 'jubilados’ con quien viajaba me animó a aceptarlas. La niña apunto con el dedo a una de las mesas donde varios hombres en sus treinta jugaban al dominó. Me sonrieron y asentaron con la cabeza. Yo les devolví una tímida sonrisa también. Era una escena triste. Mas tarde entré al baño y un par de camareras se me acercaron: me enseñaron unas monedas y gesticulando me pedían barras de labios o colorete... yo no usaba maquillaje. Quién lo hubiera sabido! Tantos recuerdos de aquel viaje. Cómo me gustaría volver, pero creo que el recuerdo que tanto ha perdurado en mi vale más que la constatación de que todo ha cambiado, aunque sea para bien.

pintorinternacional dijo...

Ya voy viendo quién es Amalia ...qué despiste el mío. Aunque parezca no tener conexión con Borges, creo que para escribir como él, que ya quisieran, algunos deberían empezar una peregrinación marcha atrás empezando por el aparentemente conocido Roland Barthes (del que ahora todo el mundo echa pestes con facilidad, pero que no era tan superficial ni tan oportunista) y llegar hasta Homero pasando por la Retórica y la Poética de Aristóteles (del que echaron pestes escritores de todos los tiempos por un supuesto dogmatismo que era puro sentido común y vivir en su época). Perdone, Chiqui lo tardío del comentario, si piensa editar otra entrada me deja a dos velas. Y gracias a Amalia por la carta de Cioran, ya se lo contaré a "Madame Cioran".

pintorinternacional dijo...

He visto el "Hombre joven junto al mar" que le gusta a usted, Chiqui. Está muy bien, es un cuadro perfecto. Pero ¿sabe usted cómo nos ponían la cabeza en Bellas Artes para que hiciéramos arte conceptual, abstracto... en todo caso para que jamás de los jamases hiciésemos algo "relamido" o que pudiese atraer la mirada inocente de alguien desprejuiciado como usted? ¿Sabe usted que aún estoy haciendo la descompresión?

amalia dijo...

Hola Aúpa,antes que nada:
Todo el trabajo de los enlaces es de Chiqui.El cuadro también.Yo sólo le pedí de compartir en su espacio ese texto tan especial.
Qué buena observación la tuya.Es cierto,lo de la fantasía y el autoanálisis.
El aforismo iría perfecto en el blog de Argullol (no sé si lo lees).Si sigue hablando del suicidio lo voy a mandar.

Chiqui cómo me gustan tus relatos.Me transportan a un mundo imaginario, calentito.

amalia dijo...

Pintor, se puede ver tu trabajo en la red? Dónde?
Hoy leí la noticia de una exposición en Londres de Peter Boig.Su cuadro de la canoa blanca me hechizó.
La semana pasada fui a ver aquí en Munich obras de Mark Rothko.Se puede hablar horas de su pintura.Me las pasaría mirándolo.

Chiqui dijo...

AMALIA, INCHA EN EL ENCABEZAMIENTO DE LOS COMENTARIOS!
Así verás el arte de Manuel Montero.En otras ocasiones te llevarán a otros blogs.

Gracias Amalia, tengo tanto que recordar que casi podría dejar de vivir...o escribir!

Chiqui dijo...

Manolo (prefieres que te llame de otra forma?)Me recuerdas a un amigo, también Manolo y granaino, mayor que tú.

Me creo lo que dices de las academias de arte, pero tu arte...y el de todos los que aprendisteis en esas academias, es tan parecido. Tengo tres desnudo en casa de una artista de Chicago (sólo tiene 25 años) parecidísimos a los tuyos. No digo esto con ánimo de ofender, es una realidad.

Chiqui dijo...

AMALIA, SE ME OLVIDO LA 'P'

PINCHA!!

Chiqui dijo...

“El deseo de morir fue mi única preocupación; renuncié a todo por él, incluso a la muerte.” (Cioran)

AUPA, este aforismo que nos dejas me recuerda la experiencia de un presentador de televisión, en EE.UU., de los años setenta, Dick Cavett. Excelente entrevistador. Dejó su carrera debido a su continuo estado depresivo.
Explicaba en una ocasión el síntoma de la depresión y más o menos decía que uno puede estar tan deprimido que si alguien te dice 'ahí, a dos pasos, en la mesa está la pastilla que te sacará por completo de ese estado' ; la depresión es tan fuerte que te será imposible dar esos dos pasos.
Eso fue algo bien revelador para mi, pensé que así puede llegarse al suicidio; simplemente es demasiado pedir que se den esos dos pasos.

http://cavett.blogs.nytimes.com/

aupa dijo...

Gracias Chiqui y Amalia.

Chiqui, lo que dices con respecto a la depresión me parece que es así, y creo que aumentan los suicidios al inicio del tratamiento porque se remedia antes la inhibición física que la sensación de sufrimiento.

No me parece que sea el caso de Cioran, a él lo que le gustaba era sentir el deseo de muerte,no la muerte ¿Morirse y dejar de sentir la descarga de adrenalina del descubrimiento?... Vaya cosa,ya descubriría eso en otro momento...digo yo

Manuel Montero dijo...

¿Dónde es lo de Peter Doig? Gracias Amalia (he visto una imagen de tus cerámicas bastante curiosas). Yo con mi inglés macarrónico me metí en el forum de Saatchi, pero quedé decepcionado de la falta de seriedad, que denotaba unos egos como elefantes detrás de los nicks. Bueno, miraré todo eso.
Chiqui, me encantaría ver los desnudos parecidos que dices y darte mi opinión (no te preocupes, posiblemente es alguien de mi cuerda, como tú adivinas, y le haré elogios). ¿Por qué ahora no hay typekey?

amalia dijo...

Manuel la expo de Doig es en la Tate Britain,Londres.
Si vives en Paris te podrías cruzar el túnel y aprovechar también la de Cranach,el pintor prohibido en los subterráneos...
Qué disparate,London Tube!!!

tu prima dijo...

Hola a todos. Hacía bastante tiempo que andaba desconfigurada. Ahora, después de una hora larga delante del ordenador, he podido conectar de nuevo. Veo con gusto y alivio que tu descanso no es absoluto, prima, y que sigues por aquí.
He leido el poema de tu amiga Leda Schiavo a la muerte de Alicia Scavino, que ella califica de morboso y que a mi ni me ha dado tiempo a saber lo mucho que me ha gustado, de tan rápido que me ha llegado dentro, como todo lo que ella escribe.

amalia dijo...

Es cierto, prima,Leda tiene eso: te llega a la tripa sin pasar por la cabeza.
Qué misterio!
y sólo con palabras!

Me pasó algo parecido con Rothko:sus cuadros me llegaron a la espiritualidad,mientras mis ojos veían sólo rectángulos de colores.