lunes, marzo 02, 2009

EL DÍA MÁS FELIZ DE TU VIDA



Yo no recuerdo cuál fue… pero me lo acaban de decir. Ha sido esto lo que me ha envenenado el alma, y no ningún amor traicionero.

He decidido contarles la historia.

Les dije que la ceremonia de mi ciudadanía americana había pasado sin pena ni gloria. Así lo percibí en otros, mientras lentamente avanzaba una cola que rodeaba el edificio de Faneuil Hall. Un día sombrío, muy bostoniano. Se nos distinguía por el color de la piel: nos habían dicho que vistiéramos de acuerdo al festivo evento y todos parecíamos pertenecer a la clase media alta. Miraba a mi alrededor y reinaba el silencio; las miradas perdidas, ya en el suelo o en las nubes, como el que espera despedirse de un gran personaje muerto.

No soy patriota, ni aquí ni allí. Mi estado de ánimo era como cualquier otro día; vaya, acompañaba al tiempo. En un momento dado alguien se acercó interrumpiendo la apacible calma. Era un ‘ya ciudadano’, seguro que de nacimiento, con pinta de boxeador y un micrófono en la mano. Con un derroche de energía y entusiasmo, que me reventó, me preguntó:

“Nos podría decir que significa este día para usted”.

Le contesté indiferente: “Llevo en este país 30 años...” El chico pensó que no lo había entendido y me volvió a preguntar: “pero, qué significa para usted ser ciudadana americana”…Yo pensando: ¡de cientos de personas este gili….. se ha tenido que acercar a mí?! No pude disimular mi irritación y en tono cansino le contesté: “Fine! Great!” mientras lo miraba con exasperación. Entendió perfectamente la situación, se volvió a la cámara – que yo veía por primera vez- y en un tono exageradamente sarcástico repitió “Fine! Great!” El resto de los que iban en busca de la felicidad seguían adelante sin pestañear. Me llegué a preguntar cuántos entenderíamos el inglés; quizás la solemnidad y ensimismamiento sólo era parapeto de la ignorancia.

Fue entonces, dentro del histórico edificio, durante las dos horas que llevó la identificación de aspirantes y la entrega de certificados, que fueron pasando varios sobres con información pertinente a los intereses de un buen ciudadano: cómo registrarse para votar, cómo sacar el pasaporte…, un librito explicativo de la Declaración de Independencia y la Constitución de los EE.UU.

Entre todo este material me encuentro esta mañana una tarjetita - tipo carné - en azul celeste. Ahí me explican cual ha sido el día mas feliz de mi vida (¡Qué osadía!, ¡Qué sandez!) Al final hay un reglón para la firma, dejando así constancia de ello… y que no se me vaya a olvidar.

¿Podrían ustedes decirnos cuál ha sido el día más feliz de su vida? Si no se acuerdan, háganse ciudadanos americanos y se lo dirán.

Traducción de la tarjeta:

Hoy es el día más importante de mi vida al hacerme ciudadana de los gloriosos Estados Unidos. Prometo mi lealtad; y que cada uno de mis actos y palabras sea de elogio y agradecimiento por los privilegios que me corresponden como ciudadana.
Firmado ________________________
Patroncinado por la Massachussets American Legion Auxiliary

Nota: La banderita la debe llevar en el ojal de su chaqueta como recuerdo de este sublime díá.

38 comentarios:

Manuel Montero dijo...

Pues anda que ser vasco o catalân, comparado con tu jura de bandera, Chiqui, no debe quedarse pequeno :D

Manuel Montero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Chiqui dijo...

Manuel, no juegues conmigo!

Elvi54 dijo...

¡Oh Chiqui, mi Chiqui! La vida ya está cargada de penalidades como para que conviertas en tragedia una pequeña comedia sentimental. Algo parecido, aunque más poético, lo recoge Marguerite Youyrcenar en palabras del buen emperador romano de origen hispano, como tú ("Memorias de Adriano"). Amiga mía muy querida: no sufras por cosas que no lo merecen. Más te hubiera valido volverte niña e inocente, ¡qué más te da! y haber disfrutado, con una amplia sonrisa, del día. La diferencia estriba sólo en una micra de distancia, ya lo sabes, entre la inteligencia más sutil y la más burda de las tonterías. ¡Qué sabe nadie qué hay tras tu sonrisa de inocente! Eso es algo muy íntimo, ¿no es así?
A mí no me disgusta ser española, aunque ya sabes lo poco aficionados que somos a alardear de ello (salvo en los partidos de tenis donde juega Rafa Nadal).

Elvi54 dijo...

¡Eh! No te enfades conmigo. Aquí es mañanita y llueve y flota un aire melancólico en el ambiente. Lo que tienes que hacer es preparar bien esas maletitas para el viaje balsámico que te espera. ¡Lo bien que lo vas a pasar en Poblet! ¡Lo que nos vamos a reír!

laury dijo...

Chiqui, Elvira tiene razon, hay que darle la vuelta a la tortilla cuando se quema por un lado y dejar lo doradito a la vista. Pero, conociendote, creo que el drama te va mejor y seguro que tirarias la tortilla a la basura.
Yo no recuerdo que me dieran esa tarjeta indicando el dia mas importante de mi vida. Pero de mi jura de bandera ya hace decadas.
No te felicitare, cualquiera sabe por donde me sales. Saludos maja.

amalia dijo...

Yo habría llorado ese día.
Pero no de alegría.
Por lo menos para ser alemana tendría que dejar de ser argentina.
Y aunque se trate de papeles me dolería en el alma.

Manuel Montero dijo...

Es solamente que prefiero dibujar gatos =^..^= :::---

Manuel Montero dijo...

He borrado mi otro comentario porque habîa tantas faltas de ortografia que no se entendia

tex dijo...

Chiqui la tarjeta azul no es del gobierno Americano sino de la American Legion, como dice al pie del texto. Eso debe ser algo nuevo, restos del patriotismo de Bush.
A los verdaderos emigrantes son a los que se les quita un gran peso de encima cuando se hacen ciudadanos. Tu eres una emigrante de prestado. Tiene sus ventajas tener dos pasaportes, te lo aseguro, no refunfuñes.

Chiqui dijo...

Huy! Pues si que habéis madrugado:

Chicos, si no me hubiera puesto dramática ( Elvi) no habría tenido nada que colgar hoy en el blog. De todas formas me irrita que se use propaganda en una ceremonia donde nos deberíamos limitar a levantar la mano y prometer todas esas cosas bonitas que se prometen en parecidas ocasiones… como en las bodas.

Tienes mucha razón Elvira. Aunque tendría que volver a nacer para aprender a ser la niña que fui.

Laury, te voy a sorprender: si se me quema la tortilla por un lado hago exactamente lo que tú haces. No te puedes imaginar lo que he cambiado en estos últimos años!

Amalia me entiendes. Yo he esperado 30 años hasta que ha existido un convenio entre España y los EE.UU. que permite tener la doble nacionalidad.

Y tú, Tex, sería interesante ver desde cuándo se reparten esas tarjetitas. No serán del gobierno pero ahí estaban repartiéndolas, en un acto estrictamente gubernamental.

Los que emigran por necesidades económicas, aunque sea un día importante para ellos, dudo que lo calificaran como “el más importante de su vida”. A algunos de ellos se les veía una sonrisa agridulce.

Chiqui dijo...

Manuel, si te gusta dibujar gatos, por qué no dibujas a mi gata Chata.
Eso si, no me la pongas en cueros!

Chiqui dijo...

Querida Elvirilla, yo pensaba viajar de ‘incógnito’…Ahora, como castigo, si deja de llover tendrás que regar el jardín para que esas flores no se marchiten a mi llegada.
Una vieja amiga me dice que en cuanto nos veamos nos vamos a emborrachar (¡) y tú me invitas a reír…no sé qué me atrae más. Se puede pasar fácilmente de las risas a las lágrimas, no?

Elvi54 dijo...

Precisamente las lágrimas afloran cuando una se da una pechá de reír que no se pué aguantá.
Regaré esas flores cuando deje de llover. Aún está el día mojadiño, húmedo por los orballos, txirimiris y calabobos que están cayendo.
De pequeña, le dije a mi padre que cuando fuera mayor me haría de nacionalidad marroquí, ya que nací en la bella ciudad de Chefchauen, al norte del país. ¡Me hacía ilusión el exotismo! Hace tiempo que cambié de opinión. Pero, lo de la doble nacionalidad es posible que resulte útil, ¿no?
¿Para qué? me pregunto...

Chiqui dijo...

Elvi, es conveniente tener dos pasaportes porque no hay que esperar en la cola de los turistas que entran al país (España o EE.UU.) la de los ciudadanos va mas rápida.
Pero tengo que confesar que el haberme hecho ciudadana ha sido por motivos fiscales. Fíjate: si me muero, por el hecho de NO ser ciudadana, el gobierno federal y estatal se lleva gran parte de lo que le dejara en herencia a mi familia. En el caso contrario ocurre lo mismo, si mi marido (ciudadano) se muriera, si yo NO fuera ciudadana, el gobierno se quedaría con un alto porcentaje de los bienes comunales.

Me lo pensé, y como no perdía mi ciudadanía española, me animé – junto con otros dos españoles que estaban en la misma situación – a pasar por el aro

Imagínate, ¡con lo que hemos trabajado durante años para tener una hipoteca tan grande como la casa!, ¿tú crees que yo le dejaría las ganancias al estado? Ahí están mis dos hijos; al paso que va la economía no podrán comprarse ni una cueva…que las venden en Ebay;

http://tinyurl.com/azuqxo

http://tinyurl.com/d68nd3

prozac dijo...

Pues yo creo Chiqui que los papeles no significan demasiado... pero tenerlos hay que tenerlos, así que cuantos más mejor.
Si tener esa tarjetita azul te facilita la vida, pues me alegro que la hayas conseguido. Afortunadamente no vas a dejar de ser andaluza hasta el tuétano por eso, así que más da.
Me hace gracia lo de hacerte caer en la cuenta de que es el día más feliz de tu vida... Ese orgullo patrio que tienen es alucinante ¿No dejarán nunca de creerse los reyes del planeta?
Felicidades por las ventajas que vas a disfrutar con tu doble nacionalidad que te las mereces sobradamente.
Buenas noches

Chiqui dijo...

Elvi, Hablando de Yourcenar, escribió una carta hermosísima, a su amiga Isabel García Lorca, cuando eran colegas en Sarah Lawrence College? Yourcenar hizo un viaje a Granada, donde visitó el sitio donde Lorca está enterrado. Lo describe en la carta, que se recoge en los “Recuerdos” de Isabel.

“Memorias de Adriano” otro libro para releer!

Chiqui dijo...

Pues ahí voy, Prozac, una arrogancia estúpida. Cuídate y no trabajes tanto!

Adolfo dijo...

Encuentro en la red este fragmento de la carta (de 1960):

"Lo que yo querría sobre todo expresarle es que, al abandonar aquel lugar que nos designaron (y estas reflexiones son válidas aunque sólo fuera aproximadamente exacto), yo me volví para contemplar aquella montaña desnuda, aquel suelo árido,
aquellos pinos jóvenes creciendo vigorosos en la soledad, aquellos grandes plegamientos perpendiculares del barranco por donde debieron de discurrir antaño los torrentes de la prehistoria, Sierra Nevada perfilándose majestuosa en el horizonte; y me dije a mí misma que un lugar como aquel hace vergonzante toda la pacotilla de mármol y de granito que puebla nuestros cementerios, y que cabe envidiar a su hermano por haber comenzado su muerte en aquel paisaje de eternidad. Créame que al escribir esto, no trato de minimizar el horror de su prematuro fin, ni lo tremendamente angustioso que sería (por lo menos para mí) tratar de reconstruir aquella escena que sucedió allí, en un determinado instante del tiempo y cuyos pormenores no llegaremos a conocer jamás. Pero es cierto que no cabe más hermosa sepultura para un poeta".

Chiqui dijo...

Adolfo, que tesoros tienes en esos archivos!

amalia dijo...

Qué perla, Adolfo!
Muchas gracias.

Elvi54 dijo...

"Haber comenzado su muerteen aquel paisaje..." Tiene gracia. Creo que nunca había oído esa expresión, y teien gracia porque tiene vocación de eternidad, en efecto.
En mi año universitario en Yanquilandia, recuerdo discusiones macarrónicas, en el campus, con algún energúmeno que pretendía sinceramente (y esto era lo más impresionante, que no era una impostura) que los EEUU constituyen la nación superior y que el resto es silencio. Yo me empeñaba en demostarle que se trata de naciones diferentes pero no inferiores, por muchos conceptos. Y nada. De modo que ¡claro que comprendo tu indignación, Chiqui amorosa! Lo que pasa es que los evos que llevo a mis espaldas me van curando de indignaciones, que no de sonrisas para mis adentros, je, je.
Aquí sigue lloviendo, pero no traigas paraguas, que hay muchos.

camelot dijo...

Chiqui, ahora tienes que aprender:

http://www.youtube.com/watch?v=yb_yVxDyB9s&feature=related

camelot dijo...

Esta para que te consueles.

http://www.youtube.com/watch?v=R-xzfwDAn1I&feature=related

Chiqui dijo...

Si yo te contará, Elvi, las discusiones que yo he tenido aquí en los últimos años...
"Chiqui amorosa" que bonito, no estoy acostumbrada a estos mimos.

Chiqui dijo...

Camelot, ya sabía que colgarías el himno nacional. Menos mal que no has puesto uno de esos que se canta en los partidos de fútbol. Agradecida. La segunda, insuperable!

Elvi54 dijo...

Chiqui, aunque sólo sea por ese Armstrong que te ha mandado Camelot el Grande, no me negarás que merece la pena ser estadounidense (¡!)

Elvi54 dijo...

Sopla un viento de mil pares de ... ¡Voto a Bríos que esto es un asco de tiempo! Los íberos esperamos con ansiedad la llegada de una gentil damisela del Norte (de EEUU, of course!) pa ver si se pasa este temporal

nina dijo...

Felicitaciones, Estrella. Seguro que tus hijos y tu esposo estaran contentos. Al menos lo has hecho bajo el gobierno de Obama. Saludos

Chiqui dijo...

Hola, Nina. Sí, es un consuelo no haberlo hecho con Bush. Mi familia me conoce bien y todo lo toma con un grano de sal…no se ofenden. Los que verdaderamente se han alegrado son mis “in-laws” y los vecinos. Y sí, me voy sintiendo un poquitín más americana cada día. Besos.

Chiqui dijo...

Elvi, habrá que decirle a Camelot que se pase por tu blog y te deje música. Dile tus preferencias y verás como lo hace. Yo le insinué que comentará y me contestó ‘si quieres música, a tus ordenes’.

Llegaré a España con la maleta llena de nieve. El año pasado tuvimos la última nevada en abril!

Elvi54 dijo...

Oh, sí, sí, Chiqui; pidámosle a Camelot "Eve of Destruction", por ejemplo, de Barry McGuire. ¿Os acordáis? Me encantaba esa canción cuando era yo casi una niña, vaya.
Que tu maleta no se apure; cuando llegues, la envolveremos en una mantita peluda y caliente y se pondrá como nueva. Ya verás.

camelot dijo...

Elvi, tus deseos son ordenes para mi. Dejo una version aqui que se le gustara a Chiqui. Puse otra en tu blog.

http://www.youtube.com/watch?v=3FsBEdPbXqg&feature=related

Elvi54 dijo...

No te lo vas a creer, Chiqui. Camelot ha dejado un comentario con regalo en mi blog. Toy emocioná. ¿Te gusta la canción y la voz de Barry McGuire?

Chiqui dijo...

Ya, ya veo que te ha dejado algo. La que ha colgado aquí me ha gustado mucho. No conocía a este cantante: hermosa voz y buena letra. Las fotos son interesantes. Voy a tu rincón.
Ya te dije que a Camelot le gusta lo de disc jockey…

Elvi54 dijo...

He curioseado por la wiki y, querida Chiqui, temo que ahora no te gustara mucho Barry: está calvito y gordito. Pero ya sabes, la belleza está en el interior, a veces, endemoniadamente escondida.

Adolfo dijo...

Chiqui, voy a pasar a otro tema. El tema elegiaco de los "ex-futuros". Acabo de leer este maravilloso poema de Pessoa, traducido por J. Guillen:


Fernando Pessoa
Pecado Original
(De Alvaro de Campos)

Ah, quién escribirá la historia
De lo que podría haber sido.
Será ésa, si alguien la escribe,
La verdadera historia de la humanidad.
Lo que hay es sólo el mundo verdadero,
No es nosotros, es sólo el mundo.
Lo que no hay somos nosotros, he ahí la verdad.

Soy quien fallé de ser.
Somos todos quienes nos supusimos.
Nuestra realidad es la que no conseguimos nunca.

¿Qué fue de aquella verdad nuestra:
El sueño en la ventana de la infancia?
¿Qué fue de aquella certidumbre nuestra:
El propósito – no ya en la ventana—a la mesa de después?
Medito, la cabeza curvada, las manos puestas
Contra el alféizar de la ventana,
Sentado de lado en una silla después de comer.
¿Qué es de mi realidad, que sólo tengo en vida?
¿Qué es de mí, que soy sólo quien existe?
¡Cuántos Césares fui!
En el alma, y con alguna verdad.
En la imaginación, y con alguna justicia.
En la inteligencia, y con alguna razón.
Dios mío, Dios mío, Dios mío.
¡Cuántos Césares fui!

(Traducción de Jorge Guillén, “Homenaje”.)

Elvi54 dijo...

Ni idea de que Jorge Guillén hubiese traducido a Campos/Pessoa.
Atormentado personaje...