miércoles, junio 17, 2009

ADOLFO DESDE MADRID


Te escribo, querida Chiqui, desde Madrid, encantado con todo esto que tenía bien olvidado. Una amiga incomparable me ha dejado su piso, que me permite compararlo todo y hablarte de algunas cosas que deben parecer totalmente normales a los que viven aquí, pero que llaman la atención a un ‘yanqui’.
En estos primeros días he visto mucho; a unos metros de casa está el metro y la línea 16, entre otras. El transporte público es excelente. Dime tú, ¿cómo se logra un servicio tan superior al norteamericano a la mitad de precio?
Paso por el Retiro donde están desmontando las casetas de la Feria del Libro, veo árboles que tenía olvidados... son tan hermosos los chopos de aquí. Por la calle Serrano, construcción a escala sorprendente. Big Dig. Pero “Big” de verdad. Por todas partes, vallas móviles de construcción, polvo, tierra removida. Busco artefactos del Madrid del XVII, me limpio los zapatos (comprados para este viaje), busco una explicación en la red y leo que se está “remodelando” la calle Serrano desde la puerta de Alcalá hasta María de Molina: “tendrá 21.300 metros cuadrados más de aceras, 3.000 plazas de aparcamiento en subterráneo en lugar de 952 en superficie y otros 813 árboles”. Hace tiempo que no veo obras a esta escala. ¿Y con esta crisis económica? ¿Quién paga todo esto? Según el alcalde, el coste – unos 102 millones de euros—saldrá no del presupuesto municipal sino de la explotación de los aparcamientos subterráneos.
Una mina de oro. Y, claro, instalarán también un carril para las bicicletas…

Entro en una librería especializada en literatura (¡!) -- la Librería Antonio Machado-- y admiro obras de otro tipo. Pregunto primero por la sección de poesía y en vez de estar escondida en un rincón de la tienda (como en Barnes and Noble), ocupa un lugar prominente, al lado de la caja. Detalle que me conmueve. Hojeo tres nuevas antologías de poesía, las de Antonio Colinas, Andrés Soria, Francisco Rico… tomo apuntes como si volviera a mis años estudiantiles. Sigo curioseando. Volveré.
En el parque que veo desde el balcón, o en la terraza del bar, qué mezcla de edades, de condiciones sociales, qué cantidad de niños que gritan, madres que conversan, perros, el matrimonio mayor, la pareja de jóvenes… Despiertan curiosidad: y ése quién será, y esos dos?
El mercado de enfrente - mercado de Chamartín – es una joya. En Estados Unidos, este mercado de barrio, con sus 7 pescaderías y sus 23 (¡) carnicerías, sería una atracción turística. Aquí es el mercado del barrio. Me acerco a este “Duden”, este diccionario ilustrado y animado - almejas, besugo, bígaro, bogavante…- para acordarme no sólo de cómo se llaman las cosas sino de lo que ES el pescado, lo que son las frutas y legumbres, pues desde hace mucho veo en los supermarkets sus equivalentes virtuales, sus caricaturas insípidas, insulsas: el melocotón que tiene el mismo color, pero no el mismo olor o sabor. Estoy acostumbrado a las frutas “you-get-the-idea” que no saben a nada.

Pero te dejo, Chiqui. Las comparaciones, ya sabes…
Salgo otra vez para disfrutar de todo esto. Saludos al blog!

.

15 comentarios:

Chiqui dijo...

Querido Adolfo. Gracias por mandar este sabroso relato. Te podría decir “I told you so” pero ¡bórralo! Como sabes, me he quedado en ese apartamento varias veces y entiendo perfectamente lo que nos describes. La próxima vez que esté por ahí tendré que sacar fotos del parque que ves desde la terracita, único y bello.
Yo no podría haber descrito el mercado tan bien como tú lo has hecho: tu curiosidad e interés, como ‘Yanqui de los buenos’, te lleva a observar cosas que para mí son familiares y las paso de largo. Igualmente los detalles de la calle Serrano y las librerías. Todo nuevo para mí a través de tus ojos.

Sigue mandando crónicas. Espero que no te haya importado que utilice tu correo como entrada al blog… Ya, ya; sabía que sólo querías ponerlo como comentario: demasiado precioso para que se perdiera entre los comentarios. Gracias, amigo.

tadeusz dijo...

Adolfo no dejes de comer en el corte ingles. Una pena que yo no este ahi para invitarte. Pero disfrutaras de buena paella y fantastica vista, como conto Chiqui. Que te cunda.

Chiqui dijo...

Hola, Tadeusz. Se me había olvidado, no sé si Adolfo leyó aquella entrada. Se la voy a mandar. Pero que quede claro que TU me debes una invitación, sea como sea, ya que has fanfarroneado mucho con lo de haberme invitado. Gracias por recordarme ese detalle de El Corte Inglés, de CALLAO!

Chiqui dijo...

Adolfo, aquí tienes. Si la leíste para que lo recuerdes y si no para que te enteres.
Hombre, entra y cuéntanos más!

http://chiquitin52.blogspot.com/2009/04/short-but-sweet.html

Ni siquiera me has dicho si te gusta el autobús.

Adolfo dijo...

Pues claro que sí; un gran honor, Chiqui, gracias. Y sí que me
acuerdo de tu blog sobre El Corte Inglés. Pensé en esa entrada del blog esta mañana al pasar por El Corte Inglés de la calle Serrano, que está cerca de los sitios donde he estado trabajando. Pero comeré en el de Callao, sin esperanza de que me inviten como te invitaron a ti. Ya te contaré. Desde luego, es increíble que en una ciudad de, ¿cuántos millones?... haya tropezado hoy, en la terraza del café Gijón, pura suerte, o suerte atribuible a la temperatura, ¡qué calor ha hecho hoy! con antiguos amigos míos y tuyos. Te hemos recordado mucho.
Tadeus, saludos.

Anónimo dijo...

Hola, perdona por aparecer con una pregunta sin haber aparecido por aqui antes como comentarista, lo que procuraré hacer en el futuro.Estoy tratando de localizar a "Jo tia" y "no soy ruso, señor" dos comentaristas de hace años del blog de Azua. ¿me podrias dar alguna pista sobre su paradero? Me gustaria saber si tienen/tiene su blog o escriben en algun medio. Me pareció leyendo los archivos de ese blog que "la simpatica bloguera" tenia alguna relacion con el/ella/ellos. Gracias.
Felicidades por tu blog.
Nadia

Anónimo dijo...

Por lo que a mí me dijeron, jo tía y no soy ruso eran dos alias del que firmaba también knudsen.
Por aquel tiempo yo estaba también el el blog de azúa como pilarín.
saludos y suerte.

Chiqui dijo...

Hola Nadia. Ya he visto que has hecho la misma pregunta en el Boomerang. No te contesté porque no tengo mucho que decir. A 'jo tía, y 'no soy ruso,señor' apenas los leía y creo que aparecieron durante poco tiempo; dudo que fuera Knudsen - aunque tiene mucho talento y podría haberlo hecho - no era su estilo.

De la Simpática Bloguera, lo último que dejó dicho en el blog es que estaba en México con una beca y que no tendria acceso al Internet.
Por aquí ha entrado una Nadia antes, pero no creo que seas tú. Bienvenida. Por qué tu interés en localizar a la Simpática Bloguera? Sabe ella quién eres?

Chiqui dijo...

Adolfo, no es tan raro que te encuentres con los amigos: todos visitáis los mismos sitios. Seguro que estabais al calor de la Biblioteca Nacional, Verdad? Mejor dicho, ‘al fresquito’!. Dales un abrazo de mi parte.

Anónimo dijo...

Hola, gracias por vuestras respuestas. Yo tampoco creo que Jo tia y no soy ruso fueran Knudsen, que ademas se localizaban en Galicia a si mismos, y en alguna ocasion sin animo de despiste. Creo que los dos eran la misma persona. Preguntaba por la simpatica bloguera porque me parecia que ella tenia algun contacto con ellos y quizas podia darme alguna pista. La simpatica bloguera no me conoce, y yo nunca participe en aquel blog. Simplemente lei, cronologicamente los archivos, por el interes en ver como se producian las relaciones, las afinidades y las fobias, por observar el desarollo de aquella "conversacion", y tambien por el interes propio de las intervenciones.
Las intervenciones de Jo tia me fascinaron, su literatura y quien fuera que estuviera detras de aquella firma me parecio que hizo analisis sobre lo que alli sucedia de lo mas brillantes.
Me ha quedado esta curiosidad enorme por saber si podria seguir leyendo sus intervenciones o escritos en algun sitio.
(perdon por la falta de acentos, ya se que hay gente que le duelen los ojos pero no tengo mas tiempo)
Volveré. Pero yo no soy la Nadia anterior, esta era mi primera intervencion.
Muchisimas gracias.

Anónimo dijo...

Ah! se me olvidaba añadir que la lectura de los archivos del blog la he hecho recientemente.
Nadia.

camelot dijo...

Que es eso de boomerang? Yo creia que a ti te gustaba el frisbee, Chiqui?.
Please,un poco de caridad con los que no podemos tomar vacaciones, Adolfo. Primero Chiqui y ahora tu?.Espero que refresque.
Have a great time!

Chiqui dijo...

Pues sí, NADIA, volví a algunos de los archivos del Boomerang y leí a ‘Jo, tía’ (excelente) y otros. No sé si darle las gracias por guiarme hasta allí; me resultó bien triste ver lo que han decaído los blogs (los que yo visito). Siempre entro con prisa y no leo todo, sólo a salto de mata. He progresado mucho: ya no me pregunto quién será éste o aquél seudónimo.

Si la encuentra, dígale que se pase por aquí y anime este rincón, que también decayó en su tiempo.

Chiqui dijo...

Camelot, de qué te quejas? Tu vida es una vacación continua! Un día de estos te doy una sorpresa…

Elvi54 dijo...

Oh, Dios mío, pero ¿dónde he estado todo este tiempo? O mejor dicho, ¿cómo puede Chiqui trabajar tanto en el blog? ¡Es espléndid, splendido! Adolfo, veo que disfrutas de lo lindo en los madriles. Ya sabes lo que se dice que dijo Danny deVito cuando llegó, hace años, a promocionar algún bodrio de los suyos: "I hope you'll find the treasure soon!"
¡Qué buena puesta en escena de la entrada en el blog, Chiqui! Preciosa la foto del bus ante el palacio de comunicaciones que ahora el alcalde de Madrid ha usurpado pa hacerse un despachito de mil metros cuadrados... Bien, quizá exagere. Lo siento. Escribe más , Adolfo, que lo cuentas magistralmente. Luego lo recopilamos todo y sacamos un librito bonito.