miércoles, octubre 21, 2009

HUESOS. por Adolfo

Me había quejado del esperpento que se está representando en Granada, donde buscan los restos de Federico García Lorca, en nombre de la “memoria histórica” (vaya expresión!) y un amigo granadino empezó a hablar, con su habitual inteligencia e ironía, de los “ex-humadores” y de lo eterna y arquetípica de la historia.
Primero, el martirio. En Gólgota, Cristo y los dos ladrones. En Granada, en el camino entre Alfacar y Viznar, Federico y otros tres: los dos banderilleros y un maestro de escuela.
Cuando se busca el cadáver de Cristo, la tumba esta vacía. ¿Y en Granada? Hace unos días leí en el ABC que, según el director de operaciones de “Condor-Georadar” (¡) “la fosa de FGL sufrió una remoción de terreno no mucho tiempo después del asesinato.” El director de una empresa privada contratada con frecuencia por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, había entrado en el parque FGL con su aparato de georadar, para husmear electrónicamente. Y descubrió que alguien había removido – por lo menos metafóricamente—la piedra de la tumba.

No todo son ironías. Lo que prevalece es lo grotesco. Como si careciera de cualquier noción de la propiedad intelectual, haciéndose eco de una inscripción en el Parque FGL—“Todos Somos Lorca”, creo que dice en el monolito-- el hispanista Ian Gibson afirma que el poeta “pertenece a la humanidad, no a su familia”. Amenaza Gibson con devolver la medalla de oro que le concedió en 1998 la Junta de Andalucía y salir de España si, al abrir la tumba, no intentan identificar a Lorca. En el ABC del domingo reclama una reliquia, o, mejor dicho, insiste en saber si existen reliquias: “Los que nos sentimos en profunda deuda con Lorca, el hombre y su obra, queremos, necesitamos, saber dónde yacen, exactamente, sus mortales despojos. Si queda en la fosa alguna prenda, alguna hebilla, algún medallón, algún trozo de zapato. Queremos saber si lo torturaron, si le reventaron el cráneo con la culata de un fusil, como se ha alegado. Defraudarnos a estas alturas, escamotearnos la verdad, no decirnos, como mínimo, si está o no está, sería de una crueldad indecible.”

Mayor crueldad es el espectáculo mismo, digno de José Guadalupe Posada. La tragedia de FGL se ha convertido en un esperpento en el que la curiosidad morbosa se disfraza de afán de ”justicia” y la recuperación de los huesos se confunde con la “recuperación de la memoria histórica.”

36 comentarios:

Elvi54 dijo...

Jolines con la manía de poseer todo, ¿FGL pertenece a la humanidad? Hpombre, yo no diría tanto, o sí; depende de si la humanidad tiene algún gusto por leer su poesía y sus cosas. Eramos pocos y llegó Gibson (nueva versión del que acaba con "y parió la abuela").

Elvi54 dijo...

¿Esa foto es el enclave donde se supone que...? Yo les pondría a todos los interesados-en-fosas a escarbar noche y día, con las uñas y el pelo, como la suegra de cuando "aquellos duros antiguos que tanto en Cádiz dieron que hablaaar"

Chiqui dijo...

Elvi, un poco de respeto por los familiares, eh?. Ahora caigo que uno de ellos, el maestro Dióscoro Galindo, debe ser de mi familia. El segundo apellido de mi padre era Galindo. Teniendo en cuenta que toda mi familia proviene de la provincia de Granada, las posibilidades son bastante altas!

Chiqui dijo...

Lo que verdaderamente da grima es la enumeración de cosas que Gibson espera encontrar: “un trozo de zapato… la hebilla…el cráneo facturado(¿)”.
Pero este hombre se ha vuelto loco?

En cuanto a lo de devolver la medalla de oro. ¡Qué la devuelva!...Mejor, qué se la retiren. Menuda, al precio qu está el oro y con lo pesetero que es él.

Anónimo dijo...

ADOLFO DEJO ESTE COMENTARIO EN EL BLOG DE RIOYO EL 2/9/08.LO TRAIGO AQUÍ , NUNCA MAS OPORTUNO.

Transcribo aquí el final de la emocionante carta que escribe Marguerite Yourcenar a Isabel, la hermana de Federico García Lorca, el 10 de mayo de 1960. Volvía Yourcenar (antigua colega de Isabel en Sarah Lawrence College) de Viznar, donde estA enterrado el poeta. La carta se recoge en “Recuerdos míos”, de Isabel García Lorca, editada por Ana Gurruchaga, con prólogo de Claudio Guillén:

“Lo que yo querría sobre todo expresarle es que, al abandonar aquel lugar que nos designaron (y estas reflexiones son válidas aunque sólo fuera aproximadamente exacto), yo me volví para contemplar aquella montaña desnuda, aquel suelo árido, aquellos pinos jóvenes creciendo vigorosos en la soledad, aquellos grandes plegamientos perpendiculares del barranco por donde debieron de discurrir antaño los torrentes de la prehistoria, Sierra Nevada perfilándose majestuosa en el horizonte; y me dije a mí misma que un lugar como aquél hace vergonzante toda la pacotilla de mármol y de granito que pueblo nuestros cementerios, y que cabe envidiar a su hermano por haber comenzado su muerte en aquel paisaje de eternidad. Créame que al escribir esto, no trato de minimizar el horror de su prematuro fin, ni lo tremendamente angustioso que sería (al menos para mí) tratar de reconstruir aquella escena que sucedió allí, en un determinado instante del tiempo, y cuyos pormenores no llegaremos a conocer jamás. Pero es cierto que no cabe imaginar más hermosoa sepultura para un poeta”.
Comentado por: Adolfo el 09/2/2008 a las 00:47

me dijo...

EL ANONIMO ANTERIOR SOY YO

Elvi54 dijo...

Pues estoy con Yourcenar. Y con Adriano, en idea recogida por ella misma: bastante dura es la condición humana como para pretender endurecerla aún más con la crueldad inútil.
Nada más lejos de mi ánimo que bromear con los fallecidos ni la familia, Chiqui. Bien lo sabes tú.

Elvi54 dijo...

Recuerdo cuando estaba en la radio que se discutió en España sobre la conveniencia o no de traer al suelo patrio los huesecillos del rey Alfonso XIII, muerto en el exilio italiano. ¡Qué manía la de andar con los huesos de la gente de un lado a otro! Los de Antonio Machado, por ejemplo, reposan dulcemente en su vistoso rincón del cementerio de Colliure, tan divinamente.

adolfo dijo...

Gracias, Chiqui, por traer a colacion esas palabras de Yourcenair. Siempre me han fascinado esas palabras... "que ha comenzado su muerte...". Que sabia, esa mujer.

Chiqui dijo...

Hola Adolfo. Me acordaba haber leído ese comentario en Rioyo…ya ves aprovechándolo todo.

Por cierto, no te puedes hacer idea de la cantidad de cumpleaños que hay por estos entornos en estos días: el cartero, Rioyo,Verdu…no sé si se me olvida alguien.
Tú también, no?. Creo que con un día de retraso…Feliz Cumpleaños!

Tex dijo...

Feliz cuantos, Adolfo? Espero que hayas salido de las bibliotecas para celebrarlo. Mira, yo estoy muy interesado en el trozo de zapato, en serio.

Con todo respeto, Chiqui, como te dijo Elvi. Gibson es un hortera y con tanto tiempo como lleva en Espana no se le ha pegado nada, no se con que gente anda. Eso si, tiene un libro muy bueno, uno solo, el de Lorca. Despues de ese lo que ha hecho es explotar el nombre.

Chiqui dijo...

De acuerdo tex, su libro sobre Lorca es una obra indispensable para todo el que quiera saber de él. Un libro de referencia, diría yo.
Yo no lo encuentro hortera, pero desde luego se las sabe montar bien, tan bien que llega un momento donde hasta él pierde el sentido del ridículo. Por eso la prensa lo adora, no aburre.

Chiqui dijo...

queria decir 'el' libro de referencia!

Moscardó dijo...

Este blog esta muy quieto. Ni una mosca a estas horas. Me voy a la cama.

Elvi54 dijo...

Adolfo se encuentra repleto de información y material para su libro de "escritos de escritores", y parece razonablemente contento. Cenamos en un gallego y bebimos una copita en un sitio muy cool de la gran vía madrileña (que no es el Chicote). Su aspecto es inmejorable después de su cumple.

Elvi54 dijo...

Ahora estoy en la Seminci de Valladolid. Y acabo de despedir al sr. r que pretendía seguir con copas a estas horas de la madrugada.

tu prima dijo...

Es curioso cómo la gente más crítica con la veneración de reliquias que se realiza en el seno de la Iglesia Católica y con el fetichismo que cultivan muchos seguidores de cualquier famosillo de turno, monta tal circo en torno a estos restos mortales, que no son más que eso, restos sin vida y sin ningún significado real. De Lorca, de la persona que fue, que pensó, que habló, que rió, que sufrió, como tal, no queda nada, absolutamente nada. Y su literatura ahí está, para la parte de humanidad que, como muy bien dices, Elvi, la quiera disfrutar. Y el cariño, la pasión y la emoción que su ser pudo despertar un día, también seguirán donde tienen que seguir en el recuerdo de los que le conocieron y le quisieron y en el sentimiento de los que le leyeron, le leen y le leerán. Y también, y desgraciadamente, el odio, la intolerancia y la ignorancia, que son mucho peores que el esperpento inspirado por la avaricia y los torcidos intereses que llevan a la burda, pero siempre rentable, manipulación del público.

Ufff.... vaya rollo he soltado para mostrarme de acuerdo con vosotros, Elvi, prima y Adolfo. Por cierto, muchas felicidades atrasadas, Adolfo.

Chiqui dijo...

Vaya, Elvi, no paras. La próxima tenemos que ir a ese restaurante gallego, y después a lo de los chopitos; no faltaría más!
Ese libro de Adolfo ( yo creía que lo había entregado ya) forma parte de una serie que se llama ‘Writers on Writing’. Tiene material bastante diverso: interesante y entretenido. Será original.

Chiqui dijo...

Y no me digas que estuviste de copas con el Sr. R? El famoso ‘R’?
No estaría el cartero (de incógnito) por ahí? Te apuesto que sí. Por los blogs no ha dado señales de vida este fin de semana. Quizás ande en busca de los huesos de alguien…La última moda en Españá, no?

Chiqui dijo...

Querida prima, rollos así 'de bien soltados' se dan pocos. Has dicho clara y simplemente lo que muchos pensamos.

El recuerdo es lo que hay que guardar y respetar. Los huesos… tú lo has dicho.

adolfo dijo...

De rollo nada, "tu prima"; creo que todos estamos de acuerdo. Y gracias por las felicitaciones. He querido que el dia pasara, y que yo doblara la esquina, sin que nadie se enterara... Pero siempre se me escapan las cosas... Vuelvo ahora a casa despues de un viaje bien agradable.
Con obras y todo, Madrid esta precioso.

Chiqui dijo...

Puestos a recuperar huesos habría que hacerlo con todos los que se perdieron durante la Guerra. Así lo dice José Ataz Hernández . Su libro “MEMORIA HISTÓRICA SÍ, PERO PARA TODOS”

Libro que leeré un día de estos, cuando tenga ánimos. Quizás cuando se deje de volver -y revolver- a una guerra que tendría que estar más que superada.

Chiqui dijo...

Adolfo! Por donde andas?
Espero que los pilotos de tu avión no se pasen el aeropuerto de destino. Así ocurrió el otro día con unos que siguieron volando 150 millas mas de lo previsto y todavía no se sabe que demonios estaban haciendo o pensando. Aquí tienes esta historia que ya es vieja.
Qué los cielos se esclarezcan, por aquí están nublados.

http://abclocal.go.com/kabc/story?section=news/national_world&id=7079306

Elvi54 dijo...

Pues, sí señora, el mismísimo sr r en persona. Lo que pasa es que como él está de jurado en la sección Tiempo de Historia y nosotros en la de Diversidad cultural, de nuevo cuño, nos vemos en los intercambios de pelis o en la búsqueda de las salas o en los restaurantes. A veces hay que ir "a uña de caballo" para llegar a tiempo a las sesiones. He visto una peli que recomiendo: El erizo (Le hérisson) de Mona Achache, francesa. Sin embargo, ya se lo he dicho a Adolfo, no se os ocurra entrar en un cine a ver la última de Angelopoulos (i skonin tou chronou), "El polvo del tiempo", porque es un rollo patatero de mucho cuidao.

Elvi54 dijo...

Pues no he sospechado aún de nadie en forma sospechosa de c. Pero me emplearé más a fondo en la búsqueda, por si les mouches. Ahora, salgo a ver otra peli, antes de ir a dormir. Hay mucho trabajo en este oficio de crápula cinéfilo en el que ando metida esta semana. Y Valladolid está estupenda.

Chiqui dijo...

Pero guapa, yo no sabía que te quedarías ahí toda una semana. Debe de ser divertido…vamos, la otra opción (para mí) es contemplar los dorados colores del otoño…que tampoco está mal. Sigue con las noticias. De momento dejo aquí un enlace para los que no estén familiarizados con este festival.

http://seminci.nortecastilla.es/

Ah! dile a Rioyo que te dé una descripción del cartero, yo creo que se conocen!

Manuel Montero dijo...

Cena de cenizas o migas

...

Curiosa invención de la democracia, que no contradice la existencia de una clase dominante, en su concepción moderna. Los ejecutores de la clase dominante votan a la izquierda, para moderarse en su celo, y los pocos del pueblo que votan, votan a la derecha, supuesta fruidora de la clase dominante.

Fumo en la ventana, no tanto por las inflexiones de no dejar olor en la casa, cuanto porque ello modera mi consumo de tabaco.

En los periodos rococó e insustanciales de la cultura, se encuentran fulgurancias de conciencia trágica como Gracián, Diego Torres (hombre privado a la vista del público) o en arte contemporáneo un Jonathan Meese.

Si fuese mi propia pintura lo que les interesa, yo les diría, por poner una nota de humor, que va bien, que no se preocupen, que tengo todas las garantías de éxito para dentro de un siglo.

Lo que me fascina de Meese es que un siglo no parece suficiente distancia para apreciarlo, salvo que pudiésemos contarlo marcha atrás.

La bomba atómica es un prodigio de la ciencia puesto al servicio de la pulsión de muerte, la filosofía de Ignacio Gómez de Liaño es también un prodigio casi científico, pero al servicio del principio hermano gemelo de ésta, Eros.

Vayamos con la novela última de Ignacio Gómez de Liaño, Extravíos, y veamos lo que tiene dentro. La madera nudosa de un filósofo con sólida formación analítica y clásica, pero también otra cosa muy llamativa : Un mundo de poeta, torpe como el albatros cuando se encuentra en el suelo, de acuerdo. Pero, ¿cuantos novelistas españoles tienen hoy día ese mundo de poeta? De los conocidos, ninguno. En la novela de Ignacio, al margen de su preciso conocimiento de la teoría daliniana y de la vanguardia beatnik, tratadas personalmente, ambos juntos, dos mundos poéticos que dan mucho de sí, si son bien explorados, al margen, digo de estas actualidades, existe un diálogo formal con una época en que poesía y novela eran una, y alta cultura para mucho tiempo. Pienso en Tasso y Ariosto, que Ignacio se sabe de memoria, puesto que inmediatamente identifica los episodios en los cuadros de época, e igualmente en La reina de las hadas, de Spenser. Hemos abierto la novela al azar y hemos visto ese mundo de poeta, esa rara ave hecha para volar, pero es que siguiendo el ejemplo de los mayores creadores, Ignacio hace por su pericia novelística volar durante todo el libro el torpe albatros. Resortes de teatro que los novelistas no saben ya crear, bombardeo rítmico de la información sobre el mundo, que nos hace atesorar cada minuto de lectura, distancia y puesta en abismo del suspense, que no es molesto ni machacón, como en el cine, ni brilla por su ausencia, como en cierta narrativa, sino que conduce al sabio como una barandilla en la escalera del palacio de su memoria. Personajes de una discreción total, que no obstante hacen sonreir. La novela está conseguida, como lo estaban secretamente las anteriores. Tómense unos siglos y léanlas.

...

Manuel Montero dijo...

Me he tomado la libertad porque también soy de Granada.

Anónimo dijo...

Querido MM: usted puede tomarse las libertades que quiera en esta casa que es la suya. Heteme aquí que soy gran desconocedora de las novelas de IGL y lo confieso públicamente. Pero nada puede extrañarme de lo que usted dice sobre la poesía que encierran. Y me tomaré los siglos que hagan falta para leerlas. ¿Empiezo con "Extravíos"?
Elvi90

Elvi54 dijo...

Oh, Chiqui, mi Chiqui: yo sí que me he tomado libertades al ofrecerle esta casa a MM; pero creo poder asegurar que también tú se la ofreces generosamente.
Rioyo está trabajando a conciencia. Mañana se va a Madrid por no sé qué compromiso, pero regresa enseguida y se quedará también toda la semana. ¡Valladolid es una fiesta!

Manuel Montero dijo...

A Elvi, sí, creo que hay que empezar por Extravíos, en eso hay que hacer como en los blogs, a la vista de entrada la última entrada (uf), pero sabiendo que había una primera novela sobre Granada escrita muy joven y que es muy barroca en más de un sentido : Los juegos del Sacromonte.

Manuel Montero dijo...

Desde casi chico consideré, viviendo en Granada, que Lorca era un tema poco serio. Por eso me siento reticente a adoptar eso de Lorca somos todos. El tema ha salido en la monografía de Eve Livet sobre mi obra (hasta el 2005) Hasta ahora creía que tomarse por Lorca era un poco como antes creerse Napoleon, y he conocido gente que se consideraba Lorca de esa manera. Lo que es comprensible es que para tantos fusilados en el muro del cementerio y en otras partes, hace falta un memorial, y que las noticias que tengo es que han quitado la placa y que el monumento a la Falange sigue en su sitio de siempre. Es inevitable el esperpento, sintiéndolo mucho.

Chiqui dijo...

Elvira, como se le enseña en las escuelas de aquí a los niños. ‘mi casa es tu casa’…y la de todos. Manuel no necesita ser invitado porque entra y sale por aquí cuando quiere; así debe ser, aunque yo le reproche – en broma – cuando no lo hace. Os conocisteis aquí, no?

De acuerdo, Manuel, habrá que leer a I. Gomez de Liaño. Lo busqué en Google anoche y me resulta atractiva su obra. También vi un video donde lo entrevistaban y me gustó su forma de expresarse..muy elocuente. Lo que no podré hacer es comprar sus libros. Desde aquí un libro de 18 Euros me cuesta a mí casi $50! Pero tengo la suerte de tener muy cerquita varias bibliotecas…Con toda seguridad Harvard los tendrá!

Chiqui dijo...

Manuel, hay que distinguir entre los que usan a Lorca como bandera y los que lo quieren por lo que fue y nos dejo. En todo este carnaval quien mejor se ha portado ha sido la familia, que se ha resistido desde hace años a que se removiera esa herida. Lorca no pertenece a la humanidad. Creo que mi prima lo ha dicho muy claramente, no lo voy a repetir.

Chiqui dijo...

En cuanto a los monumentos a los caídos ( no diré por la patria, a la mayoría se les obligo a luchar), de un lado o de otro, no deberían de existir. Lo que se necesitan son buenos libros de historia. Pero me pregunto si se podrían escribir sin que llevaran ocultos ciertos tintes.

En el mercado de hoy la mayoría de las piedras preciosas y semipreciosas están tintadas. Algunas de ellas tan magistralmente que sólo el que lo hace lo sabe. Yo dejo pasar buenas oportunidades, cuando necesito material, porque - después de años haciéndolo - no soy capaz de distinguirlo. Ante la duda no compro casi nada. Algo parecido me ocurre con los libros en general.

Chiqui dijo...

No se pierdan la entrada que ha dejado Elvi54 en su blog sobre el festival ‘Seminci’ en Valladolid.

Divertidísima! Promete traernos noticias y goosip de todo tipo. Conociéndola, le sacará el jugo a esa alfombra roja hasta volverla rosa… siguiendo con los tintes.

Nos vemos en su blog…!