viernes, octubre 22, 2010

¿Tu número?


No sé cuántos de ustedes conocen la simbología de los números. Los números para mí siempre han sido antipáticos y motivo de ansiedad y disgusto: fechas, más balances negativos que positivos, tallas que suben más a prisa que bajan, los que nos identifican y los del teléfono, que nunca puedo recordar. Para cuando memorizo mi número de teléfono nos cambiamos de casa. Ya que me sé el truco, me niego a aprender el que tengo ahora.
Dolor de pies: durante un tiempo calcé el 39 porque en España no se encontraban zapatos de mujer de la talla 40. Mis primeros zapatos donde mi dedo gordo fue bienvenido los compré en EE. UU. En 1977. Para entonces los pobrecillos habían adoptado una actitud arrogante, siempre con la cabeza erguida, pero realmente lo que hacían era ocultar su humillación. Un 'medio novio' se perdió el gusto de serlo 'entero' por reírse de mi dedo gordo... Pero vuelvo al tema de la simbología.

He conocido en el blog de al lado, donde siempre ganan los buenos, sobre todo si escriben poesía, a un amigo a quien llamo "Don Libra". Me gusta hablar con Don Libra porque me tranquiliza ( soy un manojillo de nervios), me hace sonreír y me hace sentir importante. Qué tontería, ¿verdad? ¿importante? Pues sí, y no en el sentido común y corriente, que es una chabacanería, sino simplemente porque me recuerda que existo para alguien que ni me conoce. Ya me estoy enrollando otra vez!

Pues bien, felicité a Don Libra porque cumplió años el 20 de octubre. A cambio le di mi fecha de nacimiento y mi nombre. Me sorprendió con este bonito análisis:

¡Nombre bonito, Estrella!Pues claro que no se siente usted estrella, aunque podría hacerlo, ¿por qué no? -seguro que para su perro es una constelación entera- pero le pusieron el nombre de Estrella por la que lleva usted en su corazón, no por usted misma.Es la que tenemos ahí y de vez en cuando brilla, otras veces parpadea, a veces está más apagada (la mayoría de la gente la ignoramos y ocultamos con nuestro carácter)... pero está ahí y usted la lleva dentro en el corazón. Tiene que hacerle caso e intentar que ilumine siempre para usted misma.Yo tengo un Estela -que es lo mismo- de apellido de una abuela.Para el santo creo que tiene 11 de mayo, 11 de agosto... y habrá más pero como es el más cercano a su cumple, sería el 11 de mayo, digo yo. ¿Pero, qué se trae usted con el 11?Algo nos oculta.Es el número llamado de las revelaciones.Según el simbolismo Pitagórico, la serie de números del 1 al 10 expresa la suma de todas las cosas en el mundo material.El 11 al ser el inicio de una serie más alta de números, simboliza un plano de conocimientos y realizaciones en un plano superior.Interpretado como Dios (1) añadido al mundo (10), explica el sentido de número de las revelaciones, siendo el signo del conocimiento de Dios, de la entrada en la vida superior.Tendrá que estudiarlo porque, si fuera el caso, usted siempre estaría en un grado superior de conocimiento y entendimiento cósmico mucho más elevado que nosotros, los comunes.Habremos de pedirle consejo en nuestros momentos de inquietud y desorientación.
D.L

No sé lo que pensarán ustedes de todo esto yo me he quedado pasmá! Si lo hubiera sabido antes le habría sacado un poquito de jugo al 11. Fui a Google y me impresionó. Desde luego me identifico más con lo que se dice de este número que con los horóscopos, donde siempre los Capricornios somos presentados como trepas y ambiciosos...Les aconsejo que busquen su número y nos digan qué dice de ustedes. Nos podríamos conocer mejor.

Don Libra, no lo he querido asustar pero con frecuencia - y según el fabricante - en la talla americana de zapatos calzo un 11 en vez de un 10!
La verdad es que no me traigo nada con el 11 pero parece que él se divierte conmigo...
27 de octubre:Y sigue Don Libra.
Puede que lo que nos gobierne se encuentre, en realidad, ordenado y nos parezca capricho aquello cuyo significado no comprendemos.
Gracias por sus nuevos versos borrascosos.
Porque en este cuaderno se trata de números importantes para contar sílabas y cantar la matemática música de la poesía, de "pulir" versos de cifras exactas, del barroco con su simbolismo numérico y de poesía bella y actual que no hace más que contar y calcular para rimar,

de Amjad Nasser,
para Doña Chiqui-Estrella del Once,

Once astros
Por los arcos
Por los palanquines
Por la lengua muerta
De las tribus que se inclinan
Sobre el sauce llorón

Por todo aquello
Tú eres la cautivante
Que se inclina
Sobre la palmera de mi alma
Para que caigan
Emires
Elogios
Y aura rocallosa de la milésima noche
Todavía una noche ...

El 11 al ser el inicio de una sucesión más alta de números, simboliza un plano de conocimientos y realizaciones en un plano superior. Este número debería volcarse hacia los demás como mediador, político, maestro, transmitiendo conocimientos básicos o herméticos. De un numero maestro siempre se espera lo mejor.- ¡Gran tarea tiene, doña Chiqui!-.
Posee la habilidad para transformarse en el ejemplo a seguir, (en el caso de un maestro espiritual, sus enseñanzas). Trata de resolver problemas ajenos a su persona.Desean revelar las bellezas que han visto y conocido. Quieren predicar la necesidad de vivir fiel a los ideales. En el número once existe el idealismo. Generalmente es un soñador, a veces un místico.
Sus palabras claves son Intuición, revelación, invención, poesía, arte, espiritualidad, idealismo, filosofía...
Todo aquel que posee estos números en su nombre o en su fecha de nacimiento deben saber que están dotados con cualidades de líder, guía, asistencia humanitaria, inspiración y revelación que no son dados a la mayoría de las personas. La misión de estos tres números es el servicio caritativo por la humanidad; les son dados exclusivamente a las almas añejas cuyas experiencias las han preparado para ser líderes y maestros. Son números de alta tensión y gran poder, recuerden que mucho se espera de un numero Maestro ya que sin ellos estaríamos totalmente perdidos.
Existen tres clases de números o claves maestras. La misión de estos números esta asignada para que el hombre evolucione, crezca y desarrolle sus potenciales humanísticos. Esta clave nos advierte que quien la tenga debería realizar cosas por los demás, y debería de alguna manera sacrificarse por los más débiles y necesitados.
Es un reto que exige niveles de conducta y comprensión muy altos y severos que no permite desarrollar el egoísmo y la satisfacción personal.
Los números o claves de las que hablamos son el 11, 22, 33.
¡Sin usted, Doña Chiqui, este cuaderno andaría perdido!, ya ve.

... y para otros números,

Siete años, la condesa,
todos siete me esperade.
Si a los ocho no viniere,
a los nueve vos casade.(Romance del Conde Dirlos)

Aunque no se trata de más de siete moradas, en cada una de estas hay muchas, en lo bajo y alto y a los lados, con lindos jardines y fuentes y laberintos. (SANTA TERESA DE ÁVILA: Moradas)

Con siete ayes clavados,
¿dónde irán
los cien jinetes andaluces
del naranjal?
(Federico GARCÍA LORCA: «Camino»,
de Poema del cante jondo)

Con que, gran tarea tengo? Por si fuera poca la que ya me eché hace tiempo, que no me deja vivir en paz por hacerlo todo a medias. Qué es usted, demonio o ángel? Me voy a ver ese 20 suyo...

39 comentarios:

Jandro dijo...

Mi mamá lloraba siempre, por todo lloraba, nos besaba y lloraba y lloraba hasta si reía, cantaba llorando y llorando nos mecia mi mamá. Contaba tan bellas historias de cosas que todos ignoramos y solo ella sabía! Yo era niño con 11años cuando se calló mi mamá y no habla ni llora ni rie más y tampoco nunca nadie sabemos sus razones.

Manuel Montero dijo...

De viejo a joven
(partitura)
¿Quiénes podrán comprender
esos caprichos del viejo?
Lágrimas hechas espejo
donde se puede aprender.
¿Quiénes suben en mi sangre?
Los suspiros y el cansancio
del rojo judío errante
o un Raffaelo Sanzio.
Ojo profundo de cante,
¿en la perfecta mujer
quiénes podrán comprender
que es de sangre plateada,
su doble llanto? Fantástica
la lluvia de oro al fin
digna hermana de "Apolo"
en la arena del cielo
canción de colorín.
Suenan trompetas de toros
plumas de Santa Teresa,
es tu rostro, en la reja.
Te llevo a los sicomoros,
te quedas en tus demoras,
me emborracho de horas
sicomoros solitarios
que nunca habré yo visto
¿quién lo podrá hentender?
la hache que me henfuma
la Afrodita de la espuma
el ángel epidérmico.
Fausto y su demonio,
acaso un Antonio,
según me dijo la vidente.
La tienes enfrente
y ella quiere salvarte,
aprovecha, viejo verde,
el efecto del estramonio.
Cuando la pintura habla con los vulnerables,
cuando se interrumpe la juventud con una imagen choque,
tengo un cobarde vencejo atado con cables
al fetiche de la primavera, una Espera,
una Paciencia, una Eva, una Lidia, una reina cualquiera
que en la moqueta busca el sofá de mi enroque.
Mefisto es el único dios que conoce Fausto,
¿qué culpa tiene el olvido de no Hacordarse?
Vencejo cobarde es alma de mi estatua
siempre femenino y untado de esperma,
siempre fetichista de hoy o de antaño
porque a lo largo del año es fatua la pintura
si no habla con los vulnerables,
con los pechos en mosaico de Artemisa Efesia,
con los ciervos muertos y con los perros irritables,
con la tersura del paño de un pubis intuido.
Con el latido de vencejo
corazón viejo pa servir
viniste ha verme morir
y en tu llanto hubo grazejo.
23/10/2010 01:23:00

Chiqui dijo...

Manuel espero que no te importe el nuevo formato de tu cancion. Ocupaba mucho sito.

Chiqui dijo...

Jandro, otra tierna historia. La mía no recuerdo haberla visto llorar, aunque no le faltaban motivos.

Chiqui dijo...

Jandro, es el 11 tu numero?

pingüino despistado dijo...

me estoy admirando de lo que da de sí un once...; para mí que lo que hay al fondo de todo es la imaginación de quien quiere tenerla y la utiliza con gracia, a su favor.

camelot dijo...

Chiqui. busco en google lo del numero once y mira lo que he escontrado. He dudado si ponerlo o no. Es un poco diabolico.
http://www.ka-tet-corp.com/portal2.0/coincidencias-vt1248.html

sofia simões dijo...

Hola, Chiqui!

"I was just passing by..."
Estrella, hoy venzo mi timidez y comento aquí. Nada a decir, en verdad. Solamente un pretexto.
Se tengo un número en mi vida no lo conozco.
Como dice el pingüino distraído creo que todo es cuestión de imaginación... Pero la imaginación es fundamental en nuestras vidas!
Tantas palabras para algunos versos... El poema es del "poeta fingidor". Espero que te guste.

ISTO

Dizem que finjo ou minto
Tudo que escrevo. Não.
Eu simplesmente sinto
Com a imaginação.
Não uso o coração.

Tudo o que sonho ou passo,
O que me falha ou finda,
É como que um terraço
Sobre outra coisa ainda.
Essa coisa é que é linda.

Por isso escrevo em meio
Do que não está de pé,
Livre do meu enleio,
Sério do que não é.
Sentir? Sinta quem lê!

Fernando Pessoa

Gracias y un abrazo!

Chiqui dijo...

Querida Sofía. Gracias por entrar aquí, y con Pessoa! Estábamos hablando de Pessoa y sus heterónimos. El poema que nos dejas confirma lo que yo siento lea a Pessoa o a cualquiera de ellos.
Tu repertorio de poesía es exquisito. Por favor tráenos más! En cuanto a los números...ya sé, pero no deja de ser interesante. Bienvenida.

Chiqui dijo...

Si, pinguino. En esta vida no hay nada en lo que debamos creer a no ser que lo podamos tocar!

Chiqui dijo...

Camelot, me crucé con este tipo de interpretación de 9-11. La verdad es que parece convincente, a no ser que nos pongamos a disecar cualquier fecha de cualquier día.
Tú te lo crees?

amalia dijo...

Chiqui mi número es definitivamente el 5.
No sólo por fechas de mi vida, sino por ese dibiujo de Leonardo, mi mano, etc.

Borges y los números es un tema interesante, pero no tengo mucho conocimiento

Chiqui dijo...

Amalia, hay muchas cosas que suenan a tí, desde luego las manos...y más:

el número cinco representa la inteligencia. Es la péntada, el símbolo de lo sagrado, de la luz, de la salud, de la vitalidad y del intelecto. Representa lo superior y lo inferior, los cinco sentidos corporales, los cinco dedos de la mano y las cinco funciones intelectuales: razonamiento, inteligencia intuitiva, memoria, abstracción e inteligencia creadora o inspiración. También el quinto elemento, el éter, porque está libre de las perturbaciones de los cuatro elementos inferiores

Chiqui dijo...

http://tinyurl.com/38uhxkb

Amalia, esto parece interesante.

tex dijo...

Mi numero es le 13. A ver lo que me dices, si es malo no lo quiero saber.

Chiqui dijo...

Tex, cómo que 'a ver lo qué me dices'. Todavía no he decidido si entro a esto de predecir el futuro, como Don Libra insinúa. Sólo tienes que pinchar en el enlace que dejo en la entrada, o en cualquier otro de la Red - que está plagada de cosas parecidas - y entonces entrar y decirnos si aciertan o no.
Anda, trabaja un poquito, hombre.

Chiqui dijo...

Ya conocen ustedes mi debilidad por este escritor. Recuerdas Amalia? Solíamos encontrarnos en su blog hace un par de años.
Bueno, leyéndolo esta noche veo que a él le pasó algo importante el 11 de mayo de no sé qué año.
Don Libra, no es ese el día de mi santo? También fue un día importante para Don Rafael. La vida es un pañuelo.

http://www.elboomeran.com/blog/2/blog-de-rafael-argullol/

amallia dijo...

Chiqui, tuve buena puntería en elegir el 5! Lo que no creo es que él se haya dado por enterado...
Leí el enlace y me pareció muy bueno. Cualquier cosa la transformaba en literatura!

Y con respecto a Argullol: no sé por qué dejamos de charlar por su blog. Cada tanto lo leo y me sigue pareciendo un autor de un refinamiento y un poder de observación admirables. Me encanta.
AHora leo lo que mandaste.

tu prima dijo...

Pues a mi me encanta eso de inventar cosas sobre cualquier cosa. Esto de los números puede dar mucho de sí, como los posos del café, las líneas de las mano, el color de los ojos, la situación de los astros, las piedras o la arena, la marea, la luna, el viento y la lluvia, si llueve porque llueve y si no llueve, porque hay sequía, los gatos negros, el espejo roto, la sal derramada. Sea como sea y sea lo que sea, todo tiene un significado que alguien imaginó y si gustó, pues ahí quedó. Lo dicho, me encanta.

Chiqui dijo...

Pero, querida prima, dinos tu número: ese que se repite en tu vida.

tu prima dijo...

Pues el once, la verdad, si atiendo al número que se me viene a la cabeza cuando me preguntan uno. Pero también me gusta el cinco, de brinco. Y me identifico con el seis, el ocho y el nueve, que son redondos, como el cero, que, además, significa nada que hacer, mi ilusión. En fin, por cerrar la serie, diría que el millón y si es de euros, pues mejor. Hoy me coges dispersa.

Chiqui dijo...

Jo, no hay quien te pare, prima. Yo me apunto a todos ellos, en especial al cero y al millón, aunque sea de dólares! Pero si el once te viene bien pues estaríamos acompañaditas.

amalia dijo...

Prima, el hombre interpreta al universo todo según sus parámetros, inventa a los dioses, que son su reflejo. Si inventó los números, podría ser que tuvieran algo que ver con su naturaleza.
Además, empiezo a concebir la posibilidad de creer en algo aún sabiendo que no existe.

Elvitres dijo...

Número áureo, Amalia. Números... para que a Chiqui no le gusten esta entrada está dando mucho juego. ¿Qué número? Cuando chica, en la casa de mi abuelita, en Palencia, una vieja casa burguesa del XIX, calle Lope de Vega, número 5, yo tenía la manía de mirar al espejo del perchero del pasillo cada vez que pasaba, sin faltar, sopena de no sé qué podría pasarme. Y en esa mirada, aunque sólo fuera de soslayo, tenía que repetir tres veces algo, una especie de mantra, cualquier cosa que se me venía a la mente. Tendría yo once años; pasé un verano entero con ella, castigada por mis malas notas. Uno de los veranos más felices e inolvidables de mi vida. Algún les contaré si ustedes desean. Qué buena idea, Chiqui, dedicar a los números tu entrada. Gracias.

me dijo...

Elvi, hay mucho bueno sobre el tres! dejo aqui algo que me gusta.


Tres en Alma: emocionalmente entregados, muy expresivos, pero a veces no toman muy en serio lo que hacen. No se dejan dominar por las emociones depresivas. Se sienten muy mal cuando no se comportan de acuerdo con su modelo de buenas personas. Esta posición es el proceso interno de cómo uno trata consigo mismo. Cuando el tres no trabaja para nosotros, este proceso será de negación, una especie de complejo de inferioridad, como parte del pecado y por tanto, del demonio; pero cuando el tres trabaja, la persona se ve a sí misma como un alma, como parte de Dios.

me dijo...

Un castigo lo de ir a casa de la abuela? Pues si que...Claro que queremos que cuentes mas. Seguro que te sale una entrada para el blog

tu prima dijo...

Bueno, Amalia, no deja de ser intrigante eso de creer en algo que se sabe que no existe. Claro que en eso del saber, debe pesar más el temer, porque saber, saber, no parece que sepamos nada definitivo, quizás también porque definitivo no parece haber nada. Sea como sea, y pase lo que pase, la imaginación es muy poderosa y tampoco sé si para bien o para mal.

A mi no me gusta el tres porque está formado por dos círculos partidos o por las dos mitades de uno que no se miran y están siempre abiertas, sin terminar de encontrarse ni de abrazarse.

tu prima dijo...

Vaya favor que te hicieron tus padres con semejante "castigo", Elvi. Las abuelitas cariñosas y acogedoras son de las cosas mejores que te puedes encontrar en la vida.

Lope de Vega dijo...

http://maps.google.com/maps?hl=en&q=Calle%20Lope%20de%20Vega%2C%205%20%20Palencia%20Spain&um=1&ie=UTF-8&sa=N&tab=wl

Pincha (dos veces--en la A y en la foto) y sale la calle de Lope de Vega,Palencia... Existe todavia esa casa, Elvi? Gracias por ese recuerdo...

foca envidiosa dijo...

Yo leí una vez que mi viejo profe, un señor que ahora está en la Autónoma, Pedro Jauralde, o así, había nacido en la calle Lope de vega en Palencia, tamién... vaya casualidades; pero lo que quería decir que a mi me gustan los númros por las figuras, como lo que habéis dicho del tres: y la figura que más me gusta es la del 4, no sé por qué, como silla o como quebrado, no sé...

Chiqui dijo...

El tres, prima, te ha quedado casi redondo (que chiste mas maaaloooo)

Estoy segura que si entrara el pinguino le daria la vuelta a la imagen y veria otra cosa...

Chiqui dijo...

Elvi. Tienes que cortar y pegar el URL para poder ir a tu calle. En el Mapa pincha en la A y podras encontrar el numero 5.

Chiqui dijo...

Foca, por donde anda el pinguino?

amalia dijo...

Eso, prima, le diste una pincelada final a mi intrigante pensamiento:
Uno puede creer en algo que cree que no existe, porque nunca se está seguro de que no exista!!!!!!!!

Fundemos una parroquia!

Pedro Salinas dijo...

“Muchas veces he pensado que el número 100 es de una extraordinaria sencillez y belleza, con su uno y sus dos ceros. Pero vamos a considerarlo como una suma, como el producto final de una serie de cantidades que añadir: en estas cantidades los otros números alternan y varían, están superimpuestos, hasta que por fin se suman laboriosamente para dar la suma final, que nos parece pura y simple. [De la misma manera,] cada poema es una suma, el hallazgo de un solo número, en el cual los otros están incluidos pero no se reconocen, el hallazgo de un número elevado a un solo resultado”.

Chiqui dijo...

Y don libra sigue con el once (lo he añadido a la entrada) y ahora me empieza a hacer menos gracia. Me siento a las puertas del cielo a punto de ser rechazada por no haber sido una santa.

pingúino despistado dijo...

Chiqui, estoy dádome un garbeo por Corea (del sur, claro) y no he entrado al trapo, aunque lo sigo, por no dar pie a la foca...
Besos coreanos a todos, que estás desaforados con los números

tu prima dijo...

Amalia, podemos fundar lo que nos plazca y sería un éxito porque le echaríamos imaginación y paciencia con los problemas ajenos; eso normalmente funciona muy bien ya que casi siempre, cuando tenemos un apuro, lo que buscamos es que nos escuchen el rollo y, todo lo más, que nos aconsejen la solución que nosotros mismos hemos apuntado previamente.
Que nadie se tome a mal esta frivolidad. Solo pretendo bromear.

Chiqui dijo...

Amalia y Prima podriamos ser "parroquianos de un bar", el pinguino seria el camarero. Yo me apunto a un martini bien seco!