miércoles, diciembre 08, 2010

"Dónde están las llaves" : para Rafael Argullol


Había esperado, más de lo que le habría gustado, la llegada del libro. Sabía que nunca lo leería del todo. Mil doscientas páginas, demasiadas páginas para alguien que todavía no era dueña de un sillón cómodo y que nunca encontraba las gafas a la hora de leer. Cuando lo tuvo lo acarició. Era el libro perfecto: pasó una y otra vez su mano por la cubierta, fascinada con su suavidad. Lo dejó sobre el escritorio por unos momentos y volvió a acariciarlo fijándose ahora en los colores, el lomo... Abanicó las páginas, observo la sencillez de la letra impresa, el peso entre sus manos. Era el libro perfecto. No se lo había imaginado así. Buscó la dedicatoria; tenía que haber una dedicatoria!, y la había. Decía:

A la que tiene los ojos del color de la miel.

Sintió un sobresalto y según se dirigía al espejo del cuarto de baño se le ocurrió que sus ojos, definitivamente, no tenían el color de la miel... Demasiado oscuros; el espejo se lo confirmó. Bueno, forzándolo un poco... No pudo resistir y buscó en Google "color de la miel":

El color oscuro no significa que sea de inferior calidad, por el contrario, se sabe que cuanto más oscura es la miel, más rica es en fosfato de calcio y en hierro y por lo tanto, más adecuada para satisfacer las necesidades de cuerpos en crecimiento, de los individuos anémicos y de los intelectuales sometidos a esfuerzos mentales.

Vaya por dios. Se rió mientras pensaba que el azar jugaba, una vez más, con ella.

Aquella noche hojeó con placer el voluminoso libro deteniéndose aquí y allá. En cualquier párrafo que la mirada se sintió atraída encontró algo nuevo en que pensar, o mucho pensado que tendría que revaluar. No tenía fin! Hubo un momento en que se sorprendió a si misma abriendo el libro al azar y leyendo lo primero que resaltaba en la página; el juego era que 'aquello que leyera sería para ella'. Se sonrió y movió la cabeza mientras pensaba "no tienes remedio". Había jugado a eso en su adolescencia, cuando enamorada descubrió la poesía...
Estaba visto que podría usar el libro de esta manera, como un oráculo. Leerlo de principio a final le iba pareciendo cada vez más posible. En un primer momento había desechado esta idea, ni su memoria ni su concentración se lo permitirían. Ahora, después de este juego de esgrima, tocada varias veces-- y no necesariamente de muerte -- lo quería intentar. Delfín le había aconsejado dos capítulos: "Noche transfigurada" y "El tren". Y ese orden siguió.

La página 367 empezaba:

...insinuante y posesiva, la soledad, una vez más, se enseñoreaba de los objetos y de los hombres. Su diario reinado había llegado ya a poseer la armonía terrible de lo inevitable. Ella era el guía de un extraño viaje hacia la lucidez, la madre que cobijaba bajo su manto el desfilar incesante de los nuevos temores, la pantalla donde se proyectaban las inquietantes criaturas que amamantan la maduración de un ser humano: todo eso el Aspirante lo empezaba a comprender demasiado bien como para sentirse sorprendido.

La soledad, los objetos, la madre, lo inevitable... Había caído en la red de la narración. Leía como cuando era niña: intuyendo la siguiente frase, presintiendo el desarrollo de la acción, incluyéndose entre los personajes... Hasta el momento en que titubeó y no supo si mirar o no por el ojo de la cerradura. Podría ser peligroso. Cuando las puertas se cierran con llave siempre hay una razón. Junto con "el Aspirante", confiando ciegamente en él, lo hizo.
Le salió caro: a sus años, y no siendo inocente a los oscuros instintos del ser humano, no pudo reprimir la nausea y el ahogo que el Aspirante describía así:

...sintió que su mente queda enturbiada por una nube. Un pesado agobio se apoderó de su cuerpo, descendiendo desde la cabeza al pecho y desde el pecho a las piernas. Comprendió que aquella sensación física de cansancio no era sino la consecuencia de todas aquellas sensaciones morales que podían concentrarse en un solo interrogante: ¿puede ser esto el hombre?

La interrogante del Aspirante se contestaba al final del capítulo, hasta donde ella llegó. Nunca se había identificado de tal forma con un personaje. El capítulo sobre el hombre adolescente en el internado le trajo a ella memorias y experiencias en su vida tan dispares como cercanas a las del Aspirante. Los dos eran uno, en lo esencial. Esa noche, definitivamente, antes de dormirse se montaría en ese Tren.

A la mañana siguiente escribió un comentario en Word, para que le llegara al autor con acentos incluidos. Decía:

Don Rafa, si me muero antes que usted, que me tiren al fondo de un lago para poder volver y acompañarlo en uno de sus viajes. Le prometo portarme bien, ni notará mi presencia.
Pero no se atrevió y aquí ha quedado.


Queridos, lo que a ustedes realmente les va a interesar:



MICROSITE DEL LIBRO

PAGINA DE RAFAEL ARGULLOL

CAMILO HOYOS GOMEZ

EL BOOMERAN(G): RAFAEL ARGULLOL

DESDE EL FONDO DEL MAR: Elvira Huelbes

BABELIA


ACANTILADO

107 comentarios:

Estrella dijo...

No creo que necesite decir esto. Pero, por si acaso.
Lean esto con un poco de ‘picardía’ y sentido de humor. Por lo que más quieran, no lo tomen al pie de la letra ni crean que intento hacer literatura seria!

Pero sí, en lo que al libro se refiere, es una joya.

Elvira dijo...

Caray, Chiqui; me has sorprendido. Mujer sorprendente. Estoy contigo.

Elvira dijo...

La miel de bosque es muy oscura, Chiqui; y deliciosa, como la de encina. En "Pajuelo", una vieja tienda madrileña de la calle Atocha, te las dan a catar para que compres la que más te guste: la de romero es casi blanca. Tus ojos son del color de la miel del bosque, Chiqui. Hónralos.

Anónimo dijo...

Interesting content. Where do you got all your details from?? :)

la envidia dijo...

Doña, ha descubierto usted un nuevo método publicitario ingenioso. ¿Qué porcentaje se lleva usted de los derechos de autor?. La voy a contratar para mi próximo libro.

Anónimo dijo...

You completed some good points there. I did a search on the theme and found the majority of persons will have the same opinion with your blog.

Chiqui dijo...

Gracias, Elvi, por estar conmigo. Nos conocemos, verdad? No tendría que haberte sorprendido esta travesura.
Si me permites voy a dejar aquí un comentario que dejaste en el blog de Argullol sobre su libro:

• Su libro, su vida y usted mismo, resultan fascinantes. Visión desde el fondo del mar ejerce un poder sobre mí que me impide terminarlo. Leo, releo, leo, releo, y lo mantendré como libro de cabecera tal y como estuvieron, durante meses, Los ensayos, de Montaigne, o El Quijote. Gracias por tamaño esfuerzo.
Comentado por: Elvira el 15/11/2010 a las 09:45

Eso sin contar la reseña que le hiciste en "Cuarto Poder". El enlace está en el Post!

Chiqui dijo...

Gracias también por lo de la miel de los bosques; cuanto sabes! Me he vuelto a mirar en el espejo y veo que mis ojos no son tan oscuros, es mi pelo negro lo que los hace más oscuros. Tú crees que tengo alguna posibilidad?

Te advierto que no soy persona de espejo! Por eso lo de tener que certificar lo que dice...

Chiqui dijo...

No entiendo lo de los anónimos...Creo que es spam; pero, qué consiguen con estos comentario anodinos? No sé.

Chiqui dijo...

En cambio a usted, escritor (?) lo entiendo perfectamente. Mándeme su próximo libro, pero le advierto que no soy nada objetiva y me dejo llevar por la posición de la luna. Vaya, que estoy unpoquillo 'tocada'.

camelot dijo...

Chiqui, hay que leer esos capitulos para entender tu post, pero sin leerlos ya veo que te gusto mucho este libro.
Me intriga lo de "que me tiren en una lago", por que no en el mar? es el titulo del libro.

No me sorprende que escribas asi. Asi eres tu.

Elvira dijo...

Chiqui, supongo que llamas "escritor" a la envidia. No hay cosa mejor que ser subjetiva en materia de lecturas. Como en todo. ¿No fue Unamuno, etc. etc...?

Elvira dijo...

la envidia, empiece por quitar ese punto detrás del signo de interrogación, que sobra. No se lo tome a mal, ¿eh?

Elvira dijo...

¿Tú crees que esa Elvira era yo, Chiqui? NO sé, no sé...

tu prima dijo...

Me encanta eso de la literatura seria, prima, porque creo que no me gusta nada. Dicho así, tal y como lo dices, suena a algo muy profundo, pero también muy aburrido. Por supuesto que no será así, que la literatura seria será lo que tenga que ser, incluso divertida en su profundidad, pero si es algo contrapuesto a lo que escribes y a cómo lo escribes, insisto en que creo que no me gusta nada, lo que obviamente no importa nada tampoco. Y ya veo que tengo otro día espeso y que no me aclaro bien. Tengo la disculpa del cansancio. En todo caso, todo este discurso sirve para decirte que me ha gustado mucho esta entrada tuya y que voy a leer el libro del Sr. Argullol, faltaría más.

tu prima dijo...

Me encanta eso de la literatura seria, prima, porque creo que no me gusta nada. Dicho así, tal y como lo dices, suena a algo muy profundo, pero también muy aburrido. Por supuesto que no será así, que la literatura seria será lo que tenga que ser, incluso divertida en su profundidad, pero si es algo contrapuesto a lo que escribes y a cómo lo escribes, insisto en que creo que no me gusta nada, lo que obviamente no importa nada tampoco. Y ya veo que tengo otro día espeso y que no me aclaro bien. Tengo la disculpa del cansancio. En todo caso, todo este discurso sirve para decirte que me ha gustado mucho esta entrada tuya y que voy a leer el libro del Sr. Argullol, faltaría más.

tu prima dijo...

Lo dicho. Estoy reventada y reenvío los mensajes a pares. Pido disculpas por la repetición involuntaria.

Chiqui dijo...

Elvi, no he visto otra Elvira por el Boomerang. El comentario me pareció demasiado visceral para ser tuyo (que tanto cuidado llevas en estos asuntos) pero mi primera impresión fue que eras tú. Si no lo eres me lo dices y lo modificamos.
Me gustaría que fuera tuyo.
Y sí, el escritor/escritora es "envidia". Debe ser alguien majo cuando reconoce un pecado capital tan feo, no crees?

Chiqui dijo...

Prima, me encanta cuando comentas en esos días "espesos" y me dices que lo que escribo te gusta más que la literatura "en serio", quería decir, y no "seria". Tanto me ha gustado que voy a dejar la repetición.
No te arrepentirás si compras el libro. Aconséjaselo al resto del Clan!
Descansa.

Chiqui dijo...

Camelot, Lo de que me tiren al lago viene del capítulo "El Tren", donde el protagonista viaja con la mujer de los ojos color miel. Su nombre es Rusalka.

http://es.wikipedia.org/wiki/Rusalka_(%C3%B3pera)

sofia simões dijo...

¡Con qué emoción y identificación con la narrativa lees, Estrella! Yo pienso que por veces son los libros que nos escogen. Y para algunos hay que saber esperar el momento adecuado a su lectura... Cuando eso es posible, claro. Bueno, teorías...
Este libro ¿lo consejerías a quién está empezando con el idioma castellano? Todavía me resulta más animador leer cuentos o poesía. Leer 1200 páginas en castellano... ufa. No sé si me animo.

Chiqui dijo...

Sofía es verdad lo que dices sobre los libros que te buscan.
Te recomendaría este libro sin ninguna duda. La prosa del autor es clara, transparente, incluso cuando está expresando ideas complejas y sacando conclusiones profundas. Otros se apoyarían en la retórica amanerada y académica; Argullol escribe como te hablaría tomando un café. Te da una nueva perspectiva sobre las cosas más familiares. Como profesora de español como segunda lengua, y habiendo enseñado todos los niveles posibles hasta los más avanzados, sé que no tendrás dificultad con este español "clásico". Claro, este autor es catalán, y si lo hubiera escrito en catalán no podría decirte esto.

Pero Sofía, puedes ir al 'Macrosite' del libro y leer pasajes.
http://www.visiondeelfondodelmar.com/

Tampoco tienes que leer todo el libro. Cada capítulo es un microcosmos. El precio, para un libro tan bien hecho, es bien razonable. Ojalá salga en tela porque es un libro indispensable para una colección personal.

¡Y no, no me pagan por decir esto! ( este comentario va para otro lector)

sofia simões dijo...

Estrella, qué me tienes captiva de tu narrativa... :)
Obrigada!

Chiqui dijo...

Alguien me ha preguntado en el blog de Argullol que si lo conozco personalmente. Pregunta legitima.
Si yo conociera a R.A. no habría tenido la libertad de expresión que me ha permitido tratarlo como a un personaje de ficción. Aunque estoy segura es de carne y hueso.

• Me:
¿Conoces personalmente a R.Argullol?Me gustaría saberlo,pero si no quieres, no contestes a mi pregunta.Pura curiosidad.S.A.
Comentado por: S.A. el 10/12/2010 a las 22:28


• S.A. En absoluto lo conozco. Empecé a leerlo, como a otros autores del Boomerang, hace unos años, pero no he tenido el gusto de verlo personalmente. Vaya, ni en la feria del libro!
Me lo puedo imaginar, por lo que he leído y las fotos en la Red!
Lo de "Don Rafa" y lo escrito en mi blog es puro atrevimiento, buen juego, respeto y cariño.

Comentado por: me el 10/12/2010 a las 23:27

Chiqui dijo...

Sofía, "captiva"...otra palabra llena de significados. La primera vez que la oí era una niña y siempre me dejó el deseo de ser cautiva para que me rescataran. Cosa rara porque mi forma de actuar es todo lo opuesto.
Mi prima se acordará de este romance, aunque era una pequeñaja.


Romance de las tres cutivas:

A la verde, verde,
a la verde oliva
donde cautivaron
a mis tres cautivas.
¿Qué nombre daremos
a estas tres cautivas?

La mayor Constanza,
la menor Lucía
y la más pequeña
llaman Rosalía.

¿Qué oficio daremos
a estas tres cautivas?

La mayor amasaba,
la menor cernía
y la más pequeña
agua les traía.

Un día fue a la fuente,
a la fuente fría
y encontró a un anciano
que en ella bebía.

- ¿Qué hacéis ahí, buen viejo,
en la fuente fría?
- Estoy aguardando
a mis tres cautivas.

- Padre, sois mi padre
y yo soy su hija.
Voy a darles parte
a mis hermanitas.

- Pues sabrás Constanza,
pues sabrás Lucía,
cómo he visto a padre
en la fuente fría.

Constanza lloraba,
Lucía gemía
y la más pequeña
así les decía:

- No llores Constanza,
no llores Lucía
que viniendo el moro
nos libertaría.

La pícara mora,
que las escuchó,
abrió una mazmorra
y allí las metió.

Cuando vino el moro
de allí las sacó
y a su pobre padre
se las entregó.

Elvicorazón dijo...

¡Hala, lo que ha dicho! "Cuando vino el moro" Cuánta incorrección política.
Sí, Chiqui; seguramente esa Elvira del blog de Argullol sea yo. Es que ya ni me acordaba. Tengo mis momentos viscerales, no creas.

sofia simões dijo...

Me encantan estos romances populares, Estrella.
Que gracia, "captiva" es una palabra llena de significados también para mí... Hesité un rato entre usar "captiva" y "cautiva". Fue tal vez el corazón a escoger, porque "captiva", forma arcaica, está más próxima del portugués y esa palabra siempre me acuerda la sonoridad de una trova (o endecha?) del Camões, perdido de amores en la Índia por una cautiva llamada Barbara. Empezaba así:

Aquela cativa,
que me tem cativo,
porque nela vivo
já não quer que viva.
Eu nunca vi rosa
em suaves molhos,
que para meus olhos
fosse mais fermosa.

Nem no campo flores
nem no céu estrelas,
me parecem belas
como os meus amores.
Rosto singular,
olhos sossegados,
pretos e cansados,
mas não de matar.

Ũa graça viva,
que neles lhe mora,
para ser senhora
de quem é cativa.
Pretos os cabelos,
onde o povo vão
perde a opinião
que os louros são belos.

Pretidão de Amor,
tão doce figura,
que a neve jura
que trocara a cor.
Leda mansidão
que o siso acompanha;
bem parece estranha,
mas bárbora não.

Presença serena
que a tormenta amansa;
nela enfim descansa
toda a minha pena.
Esta é a cativa
que me tem cativo,
e, pois que nela vivo,
é força que viva.

Chiqui dijo...

Bellísima, Sofía. Me ha hecho recordar esta otra más sencilla; una serranilla del Marqués de Santillana:

Iñigo López de Mendoza (1398-1458)

Seranilla VI

La vaquera de la Finojosa


Moza tan fermosa
non vi en la frontera,
como una vaquera
de la Finojosa.

Faciendo la vía
del Calatraveño
a Santa María,
vencido del sueño,
por tierra fragosa
perdí la carrera,
do vi la vaquera
de la Finojosa.

En un verde prado
de rosas y flores,
guardando ganado
con otros pastores,
la vi tan graciosa
que apenas creyera
que fuese vaquera
de la Finojosa.

No creo las rosas
de la primavera
sean tan fermosas
ni de tal manera,
fablando sin glosa,
si antes supiera
de aquella vaquera
de la Finojosa.

No tanto mirara
su mucha beldad,
porque me dejara
en mi libertad.
Mas dije: «Donosa
(por saber quién era),
¿dónde es la vaquera
de la Finojosa?»

Bien como riendo,
dijo: «Bien vengades;
que ya bien entiendo
lo que demandades:
non es deseosa
de amar, nin lo espera,
aquesa vaquera
de la Finojosa.»

sofia simões dijo...

Qué bellas son las cosas sencillas, Estrella.
Ay y eso de Santa María, que me ha hecho recordar otras cantigas... Qué maravilla son las Cantigas de Santa María de Alfonso X! Me gusta mucho "Strela do día" (y no es broma con tu nombre):
http://www.youtube.com/watch?v=DnEJsicDmrY

La versión de Jordi Savall es... sublime!!!

tadeusz dijo...

Estrella, sigue siendo Cortázar tu autor favorito o lo vas a cambiar por Rafael Argullol (pregunta retorica). A Cortázar le habría gustado un homenaje como éste, le habría divertido. Felices fiestas, que sigas inspirada y nos des más mazapán del bueno.

tadeusz dijo...

Bonito el intercambio que hacéis Sofía y tú. Felicidades para todo el blog!

Chiqui dijo...

Sofía, gracias por la serenísima versión de esta Cantiga.
Me hace gracia lo de la relación con mi nombre. Mi nombre - el de mi abuela materna - nunca me gustó. Fue cuando vi que era un recurso poético tan común que me empecé a conformar. Eres generosa. Algún día nos conoceremos; como llegué a conocer a Amalia personalmente (mira su cerámica)
http://www.amalia-carrara.com/
Debe de estar muy ocupada con las fiestas, si no habría comentado.

adolfo dijo...

Chiqui, me ha encantado tu entrada, donde es casi “palpable” tu entusiasmo por la escritura de Argullol.Tadeusz menciona a Cortázar y la verdad es que tu texto podria ser un homenaje a Cortazar. Estoy pensando en "Continuidad de los parques": “Arrellanado en su sillón favorito de espaldas a la puerta que lo hubiera molestado como una irritante posibilidad de intrusiones, dejó que su mano izquierda acariciara una y otra vez el terciopelo verde y se puso a leer los últimos capítulos.”

Y esa imagen de la lectura—pura sensualidad—me lleva a Pedro Salinas (¿has pensado alguna vez en las conexiones entre C. y Salinas?) Te copio lo que escribe a Gustavo Agraít, desde Baltimore, 16 de noviembre de 1946 (Agrait le acababa de enviar desde P.R. una caja de cigarros):

Señor Agrait, si le hubiera a usted sido posible y lícito, conforme a la técnica del diablo Cojuelo, lalzar anoche, a las once de ella, el techo que cobija los días sin brillo de este que suscribe, en el lugar correspondiente a su despacho, he aquí lo que se habría ofrecido a su inquisidora mirada. Un sillón, viejo, pero cómodo, con el respaldo inclinado para ofrecer al cuerpo mayor proclividad. En esta poltrona un hombre añoso, calvo y ex-obeso; en la mano siniestra un tomo, Pocket Book, de una novela policíaca, The Lady in the Lake, por Raymond Chandler. Y en la siniestra un cigarro espléndido, luengo, aromático, despacioso en el arder, incansable en el sabor, deleitosamente degustado al compás de la aventura en cuestión....

Por aquí flota en el aire no el humo, como en ese despacho de Baltimore, sino esa maravillosa cantiga que ha colocado Sofía.

Chiqui dijo...

Gracias Tadeusz. Te has dado cuenta que el mazapán de hoy no es tan denso y dulce como el de nuestra niñez?, o será que nuestro paladar anda cansado de tantas variedades a nuestro alcance?

Cortázar, Bécquer, Lope, Quevedo, Dostoievski, siempre serán los primeros. Seguro que me olvido de muchos (Clarín, Cela, Luis Goytisolo, Pessoa, García Márquez, Rulfo...ese sí, Rulfo, mi gran maestro) Es consolador ver que todavía salen al mercado libros como el de Argullol. Cosa muy, muy rara. Léelo y luego me dices.

Qué lo pases bien estos días dónde quiera que estés.

Chiqui dijo...

Adolfo! Qué si he pensado en la conexión Salinas Cortázar? Cuando era estudiante de postgrado escribí un trabajo sobre esa conexión. Debe de andar por esas cajas sin abrir en el sótano de la casa.
El mismo Cortázar tiene un prólogo a una de las ediciones de la poesía de Salinas!

Lo que sí me ha hecho estremecer es leer en tu comentario este párrafo de Cortázar:
“Arrellanado en su sillón favorito de espaldas a la puerta que lo hubiera molestado como una irritante posibilidad de intrusiones, dejó que su mano izquierda acariciara una y otra vez el terciopelo verde y se puso a leer los últimos capítulos.”

"Continuidad de los parques" es uno de mis cuentos favoritos, lo he enseñado en mis clases-- en el pasado-- con frecuencia. Es interesante cómo funciona el subconsciente: en ningún momento, cuando escribía este post, me acordé de Cortázar. Lo escribí, como suelo hacer estas cosas, de una forma impulsiva y rápida. Ahora veo claro la influencia. Sorprendente! Te agradezco el comentario. Y me rio de mi originalidad!
Quizás este post sea un homenaje a Cortazar, más que a Argullol?

sofia simões dijo...

Obrigada, Estrella... Es un placer compartir todo esto contigo/con vosotros.

sofia simões dijo...

Qué inmodestia la mía... Añado: es un placer recibir lo que compartís aquí y con eso algo aprender. Esa sí es la pura verdad – el diálogo, su riqueza.

tu prima dijo...

A veces tengo la impresión de que debo de entrar por aquí de puntillas, para que no se me note y podáis seguir con ese intercambio tan especial de textos entremezclados con recuerdos y vivencias tan entrañables. ¿Cómo no me voy a acordar, prima, de la romanza de las tres cautivas? De todas formas, no puedo evitar referir aquí el nombre del autor que más me ha conmovido en mi vida, Tolstoi.

Chiqui dijo...

No, Sofía, añades y añades mucho y bueno; por qué ser modestos...
Lo importante es que también te encuentres a gusto cuando sólo
quieras saludar o decir una frivolidad.

Chiqui dijo...

Tolstoi, claro. Es injusto hacer listas, verdad?
Prima, se han acabado las clases y los chicos me han dejado con un catarro de aúpa! Así pagan mis desvelos. Estarás durmiendo tan calentita, yo temo acostarme porque me empieza la tos!

pingüino despistado dijo...

Yo también he asistido a este interminable y fructífero diálogo que va desde las reflexiones de un buen lector –en el origen– a las canciones popularizads de la literatura vieja, española, portuguesa. Se adivina el mérito de Argullol: el de cierta trasparencia que permita ir a lugares más densos, compensada ¿quizá por su extensión? Es verdad, sin embargo, que se puede picotear y probar, sin irse de abao a rabo.
Lo mejor, cuando Estrella se pone seria –a pesar de que no le guste– y su texto sale fluido, centrado y capaz.
Mucho frío, en Japón.

Anónimo dijo...

Pingüino, ya creía que cerraría este post y usted no se presentaría por aquí. Cuídese. Mire lo que le pasa a los pingüinos despistados.

http://www.youtube.com/watch?v=YEsadkbIA60

Elvira dijo...

La monda visitar este ameno lugar donde la sombra brilla como oro de 24 kilates y el sol calienta las almas muertas del invierno. Oh, qué bello, qué bello. Sofía: suena tan bonito el portugués que debieras escribir en tu idioma para que vayamos aprendiendo.
Chiqui, ya que sacas a colación a tu abuelita Estrella, ¿para cuándo una entrada sobre ella? Cuenta, cuenta, por favor.

estrella dijo...

Anda, ese anonimo era yo.

Elvira dijo...

Me entero de que has terminado tus clases: tampoco estaría mal otra entrada con minuciosa dscrpción de detalles. O así.

Chiqui dijo...

Elvi. Los recuerdos que me quedan son tristes. Vivió para los demás. Quizá algún día...Ahora me toca a mí estar malita; así que encárguense ustedes de esta casa.
En cuanto a Sofía, preferiría que siguiera con su español. Es interesante ver cómo lo trasforma con esa cortesía y suavidad de su lengua. Aunque también será su personalidad.

sofia simões dijo...

¡Qué delicia el vídeo de Greg Stones!
No te preocupes, Chiqui, no abandonaré el español (o castellano…). Es todavía muy largo mi camino de aprendizaje…

amalia dijo...

Chiqui, Sofía, esos romances me hacen recordar un disco (Vinilo) que teníamos en casa en mi infancia. Se llamaba "canciones del tiempo de Maricastania", de María Elena Walsh.
Todavía puedo cantar varias de ellas, por ejemplo la del conde Olino,la morena salada o el romance del enamorado y la muerte, que aún hoy me emociona:

ROMANCE DEL ENAMORADO Y LA MUERTE

Un sueño soñaba anoche soñito del alma mía,
soñaba con mis amores, que en mis brazos los tenía.
Vi entrar señora tan blanca, muy más que la nieve fría.
—¿Por dónde has entrado, amor? ¿Cómo has entrado, mi vida?
Las puertas están cerradas, ventanas y celosías.
—No soy el amor, amante: la Muerte que Dios te envía.
—¡Ay, Muerte tan rigurosa, déjame vivir un día!
—Un día no puede ser, una hora tienes de vida.

Muy deprisa se calzaba, más deprisa se vestía;
ya se va para la calle, en donde su amor vivía.

—¡Ábreme la puerta, blanca, ábreme la puerta, niña!
—¿Cómo te podré yo abrir si la ocasión no es venida?
Mi padre no fue al palacio, mi madre no está dormida.
—Si no me abres esta noche, ya no me abrirás, querida;
la Muerte me está buscando, junto a ti vida sería.
—Vete bajo la ventana donde labraba y cosía,
te echaré cordón de seda para que subas arriba,
y si el cordón no alcanzare, mis trenzas añadiría.

La fina seda se rompe; la muerte que allí venía:
—Vamos, el enamorado, que la hora ya está cumplida.

amalia dijo...

Chiqui cuidate y que te mejores pronto. Aquí seguimos mientras tanto, tomate un buen descanso.

amalia dijo...

Estas son las canciones del disco; seguramente varios de ustedes las conocen:
1.Ya se murió el burro o [El tururururú] (Popular española)
2.De los álamos vengo (Popular española)
3.Remendé o [Paloma del palomar] (Popular española)
4.Romance del conde Olinos (fragmento) (Popular española)
5.Al olivo, al olivo (Popular española)
6.Tres morillas o [Las morillas de Jaén] (Popular española) *solista: María Elena Walsh
7.En qué nos parecemos (Popular española)
8.Ya se van los pastores (Popular española)
9.Romance del enamorado y la Muerte (Popular española)
10.A la mar fui por naranjas (Popular española)
11.Tres hojitas (Popular española)
12.Eres alta y delgada (Popular española)
13.Pícaro molinero (Popular española)
14.Navegando y navegué (Popular española)

Pablo Jauralde Pou dijo...

Me gustaría a mí también conocer a Sofía y que me dijera cosas dulces de los tiempos de Maricastaña, con un portugués tan dulce tan dulce que no importara no entender lo que significa...
Si alguna vez vienes por Japón, Sofía, avísame.
Yo, en realidad, puedo decir esas cosas así, en público, porque soy pingüiina y no pingüino, y en Japón se usa mucho de la dulzura, pero solo d elas pingÚinas, los pingüinos del Japón son... BUeno. No importa.

foca en dijo...

¿Y por qué te has vuelto a esconder detrás de una falsa personalidad? ¡Mira que tienes morro, pingüino! Un día se lo voy a decir a eses señor....

Anónimo dijo...

Lo que pasa es que me había ido del blog de Estrella a ver el blog de ese señór, que es bastante más aburrido que este, por cierto, foca. Es gracioso, solo asomas cuando te tienes que meter conmigo.

Anónimo dijo...

Esto parece un circo. Yo voy a añadir mi granito de arena...

elefante bondadoso dijo...

... ¡ahora sí que me apunto! Nos van a echar a todos

C dijo...

¿Pero qué es lo que está pasando aquí? ¡Control!

Estrella dijo...

Voy a poner el famoso filtro, ¡eh!

tigre enjaulado dijo...

Uno de mis comentarios anteriores ha salido como "anónimo"

Anónimo dijo...

¿Y cómo has conseguido la foto de Jauralde, pingüino?

Anónimo dijo...

Es bien sencillo si vas a su página, foca. ¡Qué inútil eres!

foca ernvidiosa dijo...

Ahora que me he enterado que eres pingüina y no pingüino has dejado de interesarme, linda...

elefante bondadoso dijo...

Y el tigre, ¿será tigre o tigresa?

Anónimo dijo...

Voy a tener que poner remedio a todo esto...

Anónimo dijo...

¡Anda! ahora salen todos los comentarios mal. El anónimo anterior era mío

Chiqui dijo...

¡Los dos anteriores eran míos!

Anónimo dijo...

Chiqui, ¿qué esta pasando?

Sofía dijo...

¡Tenemos piratas!

Chiqui dijo...

No hagas caso de todo esto, Sofía

Elvira dijo...

No entiendo nada de nada, que alguien me lo explique

sofia simões dijo...

Me parece que estoy habitando un auto de Gil Vicente o tal vez mi sienta un personaje de Pirandello… No sé, no sé…
Ordem à mesa!
1 -Sofía (¡ah la ortografía te traicionó!) no era Sofia, Chiqui.
2 -Yo, Sofia di etimología griega y acento luso, digo a Amalia: gracias por tu cantiga. Encantadora. Por extrema ignorancia no conozco las músicas de que me hablas. Sin embargo, me acuerdo de escuchar a mi abuela (aún viva) la expresión “nos tempos da Maria Castanha”.
3 - Creo que los animales hablantes o son uno con muchos heterónimos o es toda la arca de Noé reunida para festejar los Reyes... ¿No deberían ustedes estar en hibernación?
Eso de pingüinos que son pingüinas… Bueno, hay países qué ya aceptan un tercero género… ¡Suerte, don/doña pingüin@!
4 -Chiqui, "as tuas melhoras"! Una infusión con (y no al) miel es siempre cosa buena para curar resfriados. Pero, miel verdadero.

Que castellano más portugués lo de hoy...

Chiqui dijo...

Anda, pues he amanecido sin voz pero al ver 70 comentarios me he quedado muda! Esto parece la cabalgata de Reyes y el arca de Noé juntos. Menudo desaguisado forma por aquí el pingüino...que ahora es pingüina! Acabaré poniendo ese filtro porque lo que no puede ser es lo de impersonalizar.

Chiqui dijo...

Sofía, aquí tienes más de Greg Stones
http://chiquitin52.blogspot.com/2010/07/greg-stones-more-than-meets-eye.html

Chiqui dijo...

Amalia, Gracias por dejar el romance. Creo que te dije en una ocasión que tenía un librito de María Elena Walsh que venia acompañado de unas cintas con sus poesías. Se lo pase a una maestra de español que ensenaba a niños de primaria. La que más gustaba a los críos era "vamos a ver como es el reino del revés"

Chiqui dijo...

Amalia, que casualidad que pongas ese romance. Anoche antes de acostarme me leí en el libro de Argullol " No hay en la vida muerte más bella" (un capítulo del libro XVI) estrechamente relacionado al romance que has dejado. Narrado con una gracia juguetona que nunca he visto en su blog. Lo bueno del libro es que se deja leer por cualquier sitio que lo abras.

Chiqui dijo...

Sofía. Veo que me he repetido con lo del arca de Noé. Aunque casi me gusta más lo del 'auto de Gil Vicente'. Miel! Me la estoy comiendo con cuchara de sopa, y en el té.
Acabo de leer que tiene 60 calorías por cucharita pequeña!!!! Me temo que no se queda en la garganta y se me está bajando a la cintura...

Chiqui dijo...

Gracias a todos por ser tan cariñosos! Me encuentro mucho mejor. Esto tiene lo de enseñar: los estudiantes traen a clase, y dejan en sus trabajos, todo tipo de sorpresas. Siempre caigo al final del semestre, tengo el cuerpo bien entrenado, nunca he perdido una clase.

coco dijo...

Kissssssss.

amalia dijo...

Ya sé que los argentinos somos algo mitómanos, pero no puedo impedirme decir que todo panegírico a María Elena Walsh estará inevitablemente en lo cierto!
"mito viviente, prócer cultural (y) blasón de casi todas las infancias".

Elvira dijo...

¿Quién ha sido el pícaro que ha escrito en mi nombre? Cómo se nota que Chiqui andaba con sus gárgaras de limón con miel... Me acuerdo bien de esas canciones populares, amalia, cómo no. De tantas veces como las repetimos de niñas: "...pero tienes bigote, como tu padre, morená, saladááááá, como tu padreeee" jajajaja

Elvira dijo...

Ese romance del enamorado es tristísimo, Sofía. Cuando niña, siempre deseaba que cambiara la versión a medida que me lo leían o lo leía yo misma, para que a la muerte no le diera tiempo de trinar al pobre donces. Pero, qué dura es la vida de los enamorados. Obrigada por el regalito, Sof.

Elvira dijo...

Chiqui: encontréme ayer en Barna con Argu. ¿Me das permiso para pasarle esta entrada al blog?

Elvitrompez dijo...

trinar, no: trincar
donces, no: doncel
jolines

Chiqui dijo...

Qué te encontraste con Argullol? Pues que suerte tuvo...
No necesitas mi permiso, todo lo que se dice aquí es público. Yo dejé un enlace de esta entrada en el suyo.Nos contarás ese encuentro, o sólo tropezaste con él?
Hoy he amanecido con voz!

Chiqui dijo...

Amalia, no crees que os ganan los poetas chilenos? a lo de mitómanos me refiero.
Qué haríamos sin los argentinos? Menudo agujero negro se produciría en el continente...

sofia simões dijo...

Elvira, não tens de quê. Pero ¿qué regalo te hice yo? Es que, en 84 comentarios, confusa y perdida, me siento...
Te entiendo por la tristeza (¿gore?) del romance. Yo hubiera hecho lo mismo, cuando niña. :)

xet dijo...

Ahora tenemos al autor hasta duplicado. Chiqui te prometo que compro el libro si pones algo nuevo (que conste que este me ha gustado mucho ) hasta nos puedes poner a Co-Co Ma.
Que te mejores nena.

tex dijo...

Sofia,eres algo insolito. Tu espanol esta mejor que el mio que paso por nativo.

sofia simões dijo...

Tex, si me escuchases a hablar español luego cambiarías de opinión…

Chiqui dijo...

Tex, qué gracioso. Me preguntaba si te quejarías o no? Mañana tienen mis estudiantes el examen final...
La verdad es que este catarro, a punto de despedirse, me ha dejado la mollera hundida.

Chiqui dijo...

Sofía, nos encantaría escuchar tu voz. Ponnos un YouTube recitando una poesía cortita...anda.
Necesito una contribución al blog URGENTE!

Chiqui dijo...

Uf! Acabo de ver el contador del blog...si nos apretamos un poco a lo mejor llegamos a los 100.000 para primero de año....A ver a quién le toca.

Que me dicen de la foto de Don Rafa? Guapo, verdad?

tu prima dijo...

No voy a contestar a tu pregunta sobre las cualidades físicas del Sr. Argullol, dado que esto es público y cualquier opinión sobre un asunto tan personal de alguien a quien no conozco, me resulta díficil.
Claro que, bien pensado, siempre estamos opinando de personas a las que no conocemos y no solo sobre su aspecto físico. Opinamos hasta de su ideología, que también desconocemos por supuesto, pero que construimos sin ningún pudor sobre cualquier indicio basado en nuestra propia manera de ser. Prejuzgamos sin problema.
¿Por qué he entrado en este bucle?
Ni idea.
Prima, espero que estés totalmente recuperada.

Insistente Elvira dijo...

Escribe soibre algo concreto de tu abuelita Estrella, Chiqui. Una anécdota, nada trascendente. Busca en tu memoria de chiquilla observadora y metijona. Seguro que hay algo para el blog.

sofia simões dijo...

Estrella, desgraciadamente, mi voz es anti-poética. Lo siento.
Sin embargo, ti envío un poema cortito sobre un poeta que te gusta – Fernando Pessoa -, escrito por Sophia de Mello Breyner Andresen, declamado por el actor Luís Miguel Cintra.

El enlace: http://www.youtube.com/watch?v=kXspqZt1hqE&feature=related

El poema: «Fernando Pessoa» ou «Poeta em Lisboa»

Em sinal de sorte ou desgraça
A tua sombra cruza o ângulo da praça
(Trémula incerta impossessiva alheia
E como escrita de lápis leve e baça)
E sob o voo das gaivotas passa
Atropelada por tudo quanto passa

Em sinal de sorte ou de desgraça


Lisboa, 1972

De “O nome das coisas”

Chiqui dijo...

Mi querida prima, ahora soy yo la que te pregunto; Por que complicarse la vida? Podrías simplemente haber contestado "Un señor muy interesante". Me refería al físico. Pero si lo quieres conocer mejor, empieza con este libro.

Chiqui dijo...

Elvi. Esta mañana, mientras mis estudiantes tomaban el examen, me llego la inspiración para la próxima entrada. Mi abuela tendrá que esperar un poco más...

Chiqui dijo...

Sofia (sin acento!), que voz más agradable y que cadencia. No es frecuente que me guste la poesía leída en voz alta, y menos por su propio autor. Gracias
Las fotos son bien interesantes. Te fijaste en la del bebé?

sofia simões dijo...

Estrella, a mi también me gusta mucho la voz y cadencia de Luís Miguel Cintra, sea a declamar que a recitar en teatro o en el cine. Tal vez, sí tal vez mejor a declamar... Cómo la lengua portuguesa se transforma en su voz... Su mirada es también muy expresiva.
Bueno. Pues no conocía aquella foto de Pessoa con el bebé.
A ver se conozco las otras fotos... Los dibujos minimalistas, gravados en el marmore, son de Almada Negreiros,representan los 3 principales heterónimos de Pessoa (Alberto Caeiro, Ricardo Reis, Álvaro de Campos). Eso lo sé porque están en la entrada de la Faculdade de Letras da Universidade de Lisboa.
Mira aquí: http://pessoasempre.blogspot.com/2010/04/121-anos-do-nascimento-de-alberto.html
… y aquí: http://mnemosyne.blog-city.com/ricardo__reis__por__almada__e__aqui__neera__longe.htm
El dibujo inicial es un retrato de Sophia, además muy conocido en sus libros de poesía. Creo que es un dibujo de Arpad Szenes.
Ah, gracias por la Sofia-sin-tilde! Pero aquello de la ortografía era para los piratas del blog... No creo que sean piratas profesionales, que esos se conocen por la atención a los detalles. ¿Qué te parece?

sofia simões dijo...

El segundo enlace siguió truncado: http://mnemosyne.blog-city.com/ricardo__reis__por__almada__e__aqui__neera__longe.htm
Casi 100 comentarios... Enhorabuena!

tu prima dijo...

¿Por qué no escribí simplemente "qué señor tan interesante"? ¿Y me lo preguntas? Uno se complica la vida cuando quiere complicársela y no ir al grano. Lo mejor sería callarse, lo sé, pero ya sabes que cuando me embalo, no paro y suelo disparatar.
Por cierto, creo que éste es el comentario número cien. Buena cosa.

Chiqui dijo...

Ah! El comentario 100! Te va a traer buena suerte, lo presiento. Estate al tanto, prima, a ver si te toca la visita 100.000 al blog...está por caer! A no ser que estés esquiando, en ese caso 'no te caigas'.
Uf, que ingeniosa me pongo cuando estoy cansada. Besos.

Klaus dijo...

Creo que la poesía portuguesa es la isla maravillosa y desconocida de la poesía europea, qué bien ha hecho Sofia en aparecer con versos lusos en este coloquio a tantas bandas, en el que intervengo poco, pero al que sigo con mucho interés.

tu prima dijo...

Coloquio a varias bandas. Muy bueno, Klaus, para describir esta trama de frases cruzadas -cada uno a lo suyo- que mi prima contesta con tanta deferencia para todos y que a veces logra ordenar.
Prima, te acepto la buena suerte del número cien; no estoy esquiando, que corren tiempos complicados.

Chiqui dijo...

Me alegro que estéis de acuerdo en que Sofia es una de esas sorpresas inesperadas que la vida nos ofrece y que hay que saber cuidar.

Klaus, ya has dado los primeros pasos a esta tertulia - tuerta en ocasiones - no te desanimes.

Prima, hace mucho frio para mezclarse con la nieve! Ve por ese 100.000!

Estoy componiendo la próxima entrada...mientras corrijo exámenes y hago la cena...

Chiqui dijo...

Too good to be true, eh? No, no estoy haciendo la cena. Hoy no se cena...

Sila dijo...

Hola, Me ? gracias por facilitarme el link y de esta forma sacarme de dudas . El otro día, lo visité por casualidad pensando que eras otra de las persona que frecuentan el boomerang ya que eres Me, estrella, chiqui y, ello me confundió pero, me alegro haberte encontrado por este lar, tuyo, que tan generosamente compartes. un abrazo , sila

Estrella dijo...

Sila, lo de mi nombre tiene historia. El de origen es María Estrella (me), pero los americanos lo dejaron en María. No me importó porque no podían pronunciar el Estrella (aostralia) y no les cabe en la cabeza lo del nombre compuesto. Después de años de María me cansé y decidí que volvía al de Estrella y que lo pronunciaran como les diera la gana. Han avanzado por aquí en el uso del español, más por los emigrantes que por otra cosa. Chiqui fue en mi niñez uno de esos nombres de andar por casa, y ahora el de mi perro.