sábado, junio 15, 2013

BILLETE DE IDA Y VUELTA


Qué delicia, después de una larga ausencia, volver a casa… a tu colchón, sus sabanas y almohadas. Todo en orden por aquí: el perro y la gata duermen como si el tiempo no hubiera pasado; como si sólo volvieras de la jornada de trabajo a la que ya están acostumbrados. La lluvia ha sido generosa y las plantas se yerguen tersas, serenas; a punto de florecer las hortensias. No sé por qué esa ansiedad, cuando uno está lejos, pensando que se es indispensable, que todo se vendrá abajo si no se vuelve YA
Los abedules que me despidieron con sus primeras tímidas hojas, se disponen a sobrepasar  la casa; sus frondosas ramas las mece hoy una fresca brisa. Ayer, desde el ventanal, mi mirada perdida en el vaivén del verdor, descubrí un nido ocupado por una diligente pareja de robins que se turnan en el gustoso quehacer de buscar alimento, vigilar y depositar las lombricillas en esos piquitos que apenas alcanzo a ver. Llevo horas observando a esta familia que ha tenido la delicadeza de ocupar mi árbol, justo en el hueco a la altura de mi vista, para recordarme que la vida sigue…


Ayer también, recibimos la noticia de la muerte de un viejo amigo: Francisco MárquezVillanueva. Con él se va un gran humanista. Por el campus de Harvard y en los pasillos de Widener Library, se sentirá su ausencia.



20 comentarios:

Anisia Serendipia dijo...

¡Un papagorri!¡Me chiflan los pájaros, Estrella!.

estrella dijo...

Anisia, me encanta lo de papagorri pero yo creo que es un petirrojo...

goo.gl/LKy9z

"american Robin" dijo...

El petirrojo en euskera es Txantxangorri

Pero el de la foto no es el petirrojo europeo.(Erithacus rubecula) sino
(Turdus migratorius)
M.V.

estrella dijo...

Miguel! Estaba esperando que nos aclararas los términos… Y qué te parece la suerte que he tenido al tener este nido a punto de ojo? Hoy los padres andan más descuidados pero se oye el trino de los peques. Gracias, amigo.

V. Bulatov dijo...

¡Buen paralelismo la vuelta al nido y encontrarse con otro nido paralelo instalándose junto a la ventana del propio!
Ahí se nota que uno envejece, enseguida se añora la cama, las sábanas de uno ... el nido propio. De joven uno siente más la necesidad de abandonarlo y, en cuanto uno se hace viejo, lo que cuesta es dejarlo aunque sea tan solo por unos días. Las almas errantes siempre son las de espíritu joven.

this Bulatov? dijo...

Acertada interpretación, pero estaba pensando en los que se van y en los que llegan ... pero me gusta la idea del nido; el de los pájaros!

Ada dijo...

Feliz regreso a casa, Estrella.
Siempre es agradable volver al hogar. Y ahora, además de gato y perro, ¡tienes pájaros!

Anisia Serendipia dijo...

http://cultura.elpais.com/cultura/2013/06/16/actualidad/1371414775_770298.html

tu sobrino dijo...

Desde que te has ido está nublado y han bajado las temperaturas. Estamos a 21 grados por el día y 11 por la noche. Mañana llueve. Ain't no sunshine when you're gone, Maria Estrella.

estrella dijo...

ANISIA, gracias por el enlace, lo acabo de incorporar en el texto. Cuando colgué el post todo estaba demasiado reciente y no había ninguna noticia en la Red.

ADA, gracias por tus deseos...sigo observando a los pájaros, quiero ver cuando salen del nido los peques… Cantar los oigo!

estrella dijo...

Querido sobrino. Eres tan ingenioso, tierno y guapo que si fueras el hombre del tiempo, estaríamos toditas pegadas a la pantalla para ver si llueve o nieva…porque tú ya eres un sol!

Bill Withers dijo...

for you

tu prima dijo...

¡¡Bueno!! Me encanta esta entrada, prima. El texto y las fotos. No me podía imaginar que hubieras podido hacerlas tú. Desde luego, tener ese nido tan cerca para poder observar a la familia de pajaritos es un lujoso regalo de bienvenida a casa... Me da mucha envidia, que lo sepas.

estrella dijo...

Pues yo tampoco me podía creer que el nido estuviera tan cerca ni que me salieran las fotos, más que nada porque hacía viento y había que esperar a un momento de calma.

Hemos tenido nidos en otros árboles, pero demasiado altos; y no te digo nada de los nidos de las ardillas en los pinos de detrás de la casa...están destruyéndolos: cortan las ramas para nacer espacio --bien grandecito-- cortan más de lo que necesitan. No sé qué se puede hacer

Envidia? pero de la buena!! Esa es saludable.

Elvi petirrojo dijo...

El petirrojo es mi pájaro predilecto. Creo que estos americanos son algo más recios que los europeos. Qué suerte tenerlos tan cerca de tu mirada, Chiqui. Siento mucho lo de Francisco. Lo conocí con vosotros, en la universidad de Boston. Hace cinco años casi...

Elvira dijo...

Don't worry about squarrels and pines, Estrella.se las apañan bien. Desde que vivo en el campo he aprendido mucho de la capacidad de la tierra de regenerarse cuando la agreden. Las agresiones de las ardillas no pueden compararse con las de las personas, y ya ves.
Qué bonita es esa canción que indica tu sobri.

Eva Cassidy dijo...

A mí me gusta esta versión, más melancólica

Tu prima dijo...

Por supuesto, envidia de la buena, ja, ja.

estrella dijo...

Pues si, Elvi, llevas razon. Desde luego no voy a salir tras las ardillas con un rifle…que sería lo mas propio de la barbarie que nos rodea. Demos gracias por vivir en Massachusetts!

estrella dijo...

Prima, me has animado a sacar mas fotos. Ya ves que eficaz es la envidia de los otros. El próximo post va dedicado a ti.