domingo, octubre 26, 2008

MANUEL MONTERO EN PARIS



Manuel Montero, pintor y escritor granaino con residencia en Paris, conocido en este blog por sus asiduos paseos, acaba de lanzar al mercado su colección de seis novelas, publicadas por la editorial Meligrana. Por el enlace que dejo podrán ver que están cuidadosamente impresas e ilustradas con dibujos del pintor. De gran interés es el párrafo que la editorial aporta - en francés y español - y en el que señala las intenciones de la escritura de Montero:

Él confiesa que lo que le mueve a seguir escribiendo es el puro interés de vender mejor su pintura, de cerrar varias polémicas que su obra pictórica ha suscitado, pero posiblemente el placer de contar lo más íntimo, lo más secreto de sí mismo, lo impulsa a añadir desnudez a la desnudez pintada.

En mis, también cortos paseos por su blog, descubro a un escritor influenciado por los movimientos de vanguardia : por la raiz del pensamiento de Tzara, la necesidad de romper con el canon literario; por los surrealistas . . . Pero así como estos experimentaron con los sueños para recrearlos en una escritura automática, en lo poco que he leído de Montero, este intento en él es intencionado y elaborado. Su escritura fluye desordenadamente mostrándonos a un lector conpulsivo y por tanto un escritor erudito. En su escritura aparecen sus copiosas lecturas, desde los clásicos (Platon, Séneca) hasta los menos convencionales (Sade , Artaud) y cómo no, el Quevedo escatológico, obsesionado con el cuerpo, y Lorca... y su aficción al psicoanálisis. Un artista que quiere ‘escandalizar’ a su lector: cuando éste menos lo espere se abrirá la gabardina y nos mostrara el sexo de una forma bestial. Abrirá su boca y proferirá obscenidades y nos mostrara la violencia de tipo sexual.

La mujer es el objeto principal de su obra; retratos inquietantes para algunos, mostrándola - por escrito y en su arte - a veces con brutalidad otras con una sensualidad casi ingenua. Estos contrastes son los que hacen que algunos nos desanimemos en el intento de querer entender mejor su obra.







El Montero que me interesa es el que nació en los años 70, ya crecido, y que más tarde decide vivir en Paris, en ese Paris que patearon sus maestros: Hemingway, Picasso, Breton, Artaud, Man Ray, Dalí... El que busca esos tiempos pero descubre que el café que él se toma en el Ritz habría sido prohibitivo para la mayoría de los bohemios de esas décadas que él parece añorar.



Manuel Montero nos manda una muestra de uno de sus largos textos « Bar Hemingway” que forma parte de una de sus seis novelas.

Cuatro y pico de la mañana. No consigo dormir. Esta noche me tomé el café más caro de mi vida. Veinte euros en el hotel Ritz, de la place Vendome. Para colmo he vomitado la copiosa cena que tomé en la Closerie des Lilas, justo antes de ir al Ritz. Julia Kristeva va mucho por allí, digamos que es un sitio de intelectuales ricos y algunos actores y músicos. Me pregunto qué me pudo sentar mal. No estoy acostumbrado a beber vino en todo caso.
Mi tía me estuvo diciendo que hago los mismos gestos, y tengo las mismas gafas, que Peter Sellers.
Yo no sé si es el yoga, pero realmente consigo parar el pensamiento. Estaba allí, en medio del lujo, y me parecía como si hubiese vivido toda mi vida entre algodones.
Incluso me pude permitir estar pensativo.
Cuanto más tarda el reconocimiento más se prepara uno. Nadie es profeta en su tierra. Me había planchado la camisa yo mismo. Me había cosido solo el botón del pantalón. Y entraba en esos templos de la fama con una gran sonrisa.
Bartrihari, el poeta indostánico, dice de Lakshmi, la diosa de la riqueza, que es voluble como una prostituta, en el sentido de que no es fiel. Pero se puede hacer la otra lectura, algo transversal, de que esa diosa, nacida de un océano de leche, está al alcance de todos, con tal de pagarle la sesión.
Desde que voy a psicoanalizarme tengo una simpatía creciente por las prostitutas, con su dignidad remendada, y sus mentiras piadosas, porque tienen, al igual que la diosa indostánica, mucho de terapeutas.
El encuentro, pues, con la riqueza extrema, funciona como purificación, como purgativo, y es como el breve favor de una rubia venal. El arte se convierte en acción de gracias. Infinitas gracias. Desde la infancia los dibujos que querían gustar, que buscaban confortar....


NOTA: Las fotos de las imágenes fueron tomadas por Eve Livet.

38 comentarios:

tu prima dijo...

La dignidad la tenemos todos bastante remendada, y eso los que nos preocupamos, con más o menos éxito, de recomponerla cuando nos la rasgamos, cosa que sucede bastante a menudo. Y el que crea que él tiene su dignidad impecable necesita urgentemente un psicoanalista, o no, vaya usted a saber.
Yo no entiendo la pintura de Montero, pero algunos de sus cuadros me gustan mucho, mucho, y con los demás me limito a dejarme fascinar.

Anónimo dijo...

Los artistas no deben preocuparse de su dignidad o no tendríamos arte.

Adolfito dijo...

Se refiere a la “dignidad remendada” de las prostitutas en el texto de Montero. Es una expresión bastante feliz, y estoy de acuerdo con la Prima de Chiqui.
Chiqui, por lo que has puesto en este blog, no veo por qué te escandalizas del arte de Montero. Claro que no he visto los enlaces, pero volveré con más tiempo. En You Tube, hay entrevistas de Julia Kristeva sobre Artaud, y hay un documental estupendo sobre éste de Gottfried Geiss, excelente cineasta.

Juan Adolfo dijo...

Deberiamos lucha por ella, por la dignidad me refiero. No creo que las prostitutas sean infieles; nada tiene que ver su trabajo con que guarden el sitio a un amor. Si hay en entender tampoco entiendo la pintura de Montero y siento tener que quedarme ahí.

adolfo dijo...

Entrevista de Kristeva sobre Artaud
http://www.youtube.com/watch?v=NVHUHX768Zc

Documental de Gottfried Geiss:
http://www.youtube.com/watch?v=3v5QtEz2T8k

tu prima dijo...

Da igual que se preocupen o no, como seres humanos que son, a veces aparecerán con ella incólume y otras completamente descubiertos. Lo que ocurre es que cada uno sabe de qué dignidad les gusta recubrirse. Probablemente las prostitutas no se preocupen de remendar la que nosotros nos remendaríamos, y sin embargo presuman de aquella otra que otros ni soñamos. Supongo que todo es cuestión de perspectiva. Hay artistas pomposos y vanidosos que son geniales y otros muy humildes que ni son artistas. Los rompedores de dignidades manidas también pueden ser buenos o no, según para quien, aunque para ellos mismos sean maravillosos y se recreen en despreocuparse de su dignidad. Depende de la perspectiva, como en todo.
Para mi lo que define a un artista es su sensibilidad o mejor, la capacidad de introducirse en la sensibilidad ajena para potenciarla, estremecerla, romperla o reconstruirla. Eso es envidiable.

Chiqui dijo...

Veo que no habéis perdido tiempo:

Anónimo, creo que te saltaste el texto de Manuel Montero, en ese caso no sé de qué hablas pero, efectivamente, no podemos hablar de arte y dignidad, sería mejor hablar de arte y sensibilidad.

El artista se expresa y la sensibilidad del que recibe la obra actúa…?

Chiqui dijo...

Adolfo (Adolfito?) Gracias por tu aportación, como siempre, al grano. Estoy segura que a ti no te afectaran algunos dibujos como a… mi sensibilidad? O quizás sólo sea una reprimida…tarde para cambiar. Pero lo que he puesto aquí no me importaría tenerlo colgado en mi SALON. Qué pena que el Euro esté por las nubes!

tu prima dijo...

De acuerdo, prima, a mí también me gustan, ya lo he dicho. Me encanta el lenguaje corporal de tus mujeres, Manuel Montero, y la expresión de sus caras, incluso cuando no las defines, es conmovedora, hasta la más dura, o quizás por su dureza.

Chiqui dijo...

Bueno, prima, si me pongo de acuerdo - otra vez - contigo van a pensar que somos la misma persona escindida en dos personajes.
Discrepo en el sentido de que la ‘sensibilidad ajena’ es tan variada como seres habitamos el planeta. Una conocida mía tiene la casa llena de flores de papel, para ella es lo más bello que se pueda tener alrededor. También perfuma los sobres que envía a sus amigos.
“La paciente y el medico” Silvina Ocampo: http://es.wikipedia.org/wiki/Silvina_Ocampo

Así que rechazar la obra de alguien por que hiere o no alcanza esa sensibilidad ‘tan propia de cada uno’ es una memez…Estoy g e n e r a l i z a n do! No quiero que nadie en particular se dé por aludido.

Chiqui dijo...

NOS CRUZAMOS, PRIMA!!

Chiqui dijo...

Juan Adolfo, ¿podrías entrar como Juan, no quiero que te confundan con Adolfo que ya lleva en el blog desde sus inicios? Veo a ‘Adolfo’ firmando ‘adolfito’(me da pena)
Bueno, sois muy diferentes, quizás no es necesario.

Me sorprende tu reacción: ¿Qué no entiendes el arte de Manuel Montero? Querrás decir que no tiene nada que ver contigo, pero entender se entiende perfectamente.

Ejemplo: el dibujo ‘más complejo’ sería - uno de mis favoritos - donde una pareja toma un café (ella), el artista lo titula “el último café”. Ahí está el monte Calvario…qué hay que entender?
El resto de las que he puesto hablan por si mismas. Tú, como artista tendrías que estar abierto a estas expresiones plásticas que se salen fuera de lo previsto.

tu prima dijo...

Sí, prima, hay tantas sensibilidades como individuos, pero al artista se le reconoce porque es capaz de alcanzarlas, si no a todas, a muchas o a pocas, para conmoverlas de alguna forma, negativa o positiva, pero nunca dejándolas indiferentes. Y rechazar a cualquiera (hablo en sentido figurado), y no solo a los artistas, porque no nos guste, es nuestro patrimonio, prima. Nadie nos puede obligar a que encontremos bueno al mejor de los escritores. Y tacharnos de memos por eso, pues sería discutible.

Chiqui dijo...

Que te voy a decir. De acuerdo

tu prima dijo...

Claro que, bien pensado, ir por ahí diciendo, por ejemplo, que Cervantes nos parece un mal escritor, o Velazquez un mal pintor, sí que sería de ser un poco tontos, ¿no?. Que conste que pongo de ejemplo a Cervantes y a Velázquez por considerarlos indiscutibles. Creo que me voy a descansar, que ando un poco descentrada.

Chiqui dijo...

Y si te dijera que Cervantes me parece un poco aburrido? Creo que nadie lo admitiría. Si, a la cama! Buenas noches!

Manuel Montero dijo...

Vaya, llego a mi inauguracion a la hora de acostarse. Buenas noches, entonces. Las fotos de la obra son de Eve Livet, si se puede poner en la pagina, por algun lado.

Manuel Montero dijo...

Los sacrilegios contra Cervantes, una de esas cosas chocantes a las que Chiqui hace alusion velada, aparte de en las novelas que ha sacado Meligrana, y que distribuye amazon.com, se encuentran en version francesa en el sitio web de la editorial Léo Scheer, rubrica m@nuscrits. Nada, nada, a dormir.

Anónimo dijo...

Estrella, mis estudiantes estarían de acuerdo contigo en cuanto a Cervantes. Claro que cada línea es para ellos un ejercicio de traducción.

Me gusta la indolencia de esa mujer con la blusa rosa. Parece estar tan relajada. Se ve que no enseña a adolescentes, o que me recomiende a su masajista.
¿Sabes algo de tex? ANGELA

angela dijo...

Manuel, yo estoy por aquí, no es hora de dormir, son las ocho.
No me vas a decir que a ti también te parece aburrido Cervantes. Chiqui dice todo lo que se le ocurre pero quien sabe si iba en serio. Angela.

Me gusta lo que veo pero no voy a leer los textos, me fío de Estrella y parece que no disfrutó de ellos. Me gusta el último cuadro, el de la señora de espaldas. ! Qué lo vendas todo!

Manuel Montero dijo...

Habida cuenta, querida Angela, de lo que llega a circular como texto, lo que yo escribo es bastante inocente, aunque digo en alguna parte que Cervantes se escucha demasiado a si mismo en el Quijote, y que es lo que yo llamaria "maquinaria proyectiva". A lo mejor lo que Estrella ha leido son mis proyectos teatrales o poemas dramaticos, que son la parte donde en efecto ha podido encontrar una problematica de la violencia y su vinculo politico con la destruccion de la mujer. Mis novelas son lo que los franceses llaman auto-ficcion y la imagen de la mujer, aunque haya erotismo, es de admiracion y fascinacion. Yo te animo a que leas algo de todo eso. Te puedes tomar tu tiempo, por supuesto, yo estoy donde siempre.

amalia dijo...

Manuel:
Siempre envidié ( por ser yo incapaz de hacerlo) a los artistas capaces de vender desenfadadamente su obra, como tú, y paradójicamente me choca cuando lo hacen.

Lo que me pasa con tu obra es que lo dices todo, o lo pintas todo muy egocéntricamente, tan voluptuosamente de adentro tuyo para afuera,que encuentro cubierto el espacio para el camino complementario como expectadora (o lectora); no encuentro lugar para mi fantasía...

tu prima dijo...

Yo habría pensado que las temes, Manuel Montero. A las mujeres, digo. Las admiras, sí, pero no pareces percibir de ellas dulzura ni ternura. Eso no lo transmites.
Fíjate, Amalia, que a mi sí que me dejan un extenso lugar para fantasear. La mujer de espaldas, por ejemplo, que también me gusta como a Ángela, me produce mil interrogantes y, por tanto, me trae mil historias.
Está claro que esto del arte es completamente subjetivo.
Siguiendo con el sacrilegio literario, prefiero al Cervantes de las Novelas Ejemplares que el del Quijote, pero no me atrevería a salirme del ámbito de mi gusto, nunca darle una calificación pretendidamente objetiva. No me atrevo, no señor.

Manuel Montero dijo...

El esfuerzo de vender, de depender del público, es algo que me ha llevado tiempo. Mi familia es de profesores, o sea, de personas que tienen un trabajo seguro para toda la vida *agotador, como decía Angela, estoy de acuerdo, pero que no tienen que preocuparse de negociar precios, de hacer teasing, etc. Sé que simplifico, pero si de algo se quejaban mis padres era de la rutina, y yo en cambio ando hecho polvo porque no sé qué va a pasar al día siguiente. Tengo todo tipo de amuletos para los negocios, y a veces ni por esas... Lo del Quijote es pose, más relacionado con el personaje MM que con un juicio que yo no tengo por qué emitir, ni me atrevería...

Juan Adolfo dijo...

Chiqui, creo que como en todo, la sensibilidad, la apreciación, el en tendimiento... es subjetivo. ¿En que mundo andariamos si todos vieramos, entendieramos, pensaramos, comprendieramos igual?. La obra de Montero es discutible, pero como todas las obras.

amalia dijo...

Prima totalmente de acuerdo con lo que dices acerca de la subjetividad de los juicios.
El Quijote me gusta tanto que igual me cuesta aceptar que es sólo cuestión de pareceres y no algo universal.Me pasa lo mismo con Mozart o Shakespeare,la Odisea o MIguel Ángel.

Angela dijo...

Gracias Manuel por contestar. Lo que dije, que me fío de chiqui, iba medio en broma. No habría leído a Cervantes, o ya estaría casada y con hijos (ahí quizás llevaba razón)

Lo de Cervantes y ella viene de largo, la primera vez que le oí decir algo parecido hace veintitantos años, en un seminario sobre el Quijote. Pensé que había que tener valor para decir algo así. Pero lo sorprendente es que algunos en la clase la apoyaban.
Yo también soy hija de profesores, estas cosas se heredan, no sé como te has escapado.
Buenos días a todos. Angela

Chiqui dijo...

Bueno, parece que llegáis a un consenso.
Juan Adolfo, me alegro que hayas vuelto con un comentario más racional. No, no todas las obras de lo que llamamos ‘arte’ son discutibles. Yo no perdería el tiempo discutiendo muchas de ellas, de ahí la subjetividad de la que tú hablas. Cuando no las encuentro discutibles no me molesto en dar mi opinión, me son indiferentes.

Amalia, estoy de acuerdo con mi prima, esas mujeres dan para mucho…mira la primera – apoyada en la cómoda, parece transexual; la cara es de un hombre ( dónde la he visto?) el pobre Manuel la mira un poco asustado. Qué de historias no habrá tras esos cuerpos…sólo hay que dejar la imaginación correr. La última parece un árbol frutal, espléndida.

Angela, me acuerdo de ese seminario como si fuera hoy. Mi trabajo se llamaba ‘Don Quijote: la voluntad de estar loco’, anda por ahí en una vieja caja.

Chiqui dijo...

Manolo, no tienes porqué justificar tu arte, ni tus opiniones sobre literatura, o dejaras de ser artista…creo yo. Al que le guste tu obra bien y al que no pues que pase a otra cosa. Artistas y escritores los tenemos a montones. Se ha perdido el concepto de ‘artesano’ o ‘escribiente’ que solían ser profesiones…ahora todos queremos ser artistas. Bueno, yo me salgo de ese ‘nosotros’

No, no he leído tus teorías sobre el Quijote. Las obras literarias, como los cuadros están ahí para disfrutarlas o abandonarlas en un estante acumulando polvo. No es el caso de Cervantes pero, personalmente, tampoco es uno de los autores al que vuelvo. Quizás sea porque vuelvo a la poesía más que a la narrativa.

Chiqui dijo...

He visto que he dejado por ahí un (porque, porqué, por qué…) pero nadie me lo ha corregido. Es una pena que no tengamos un ‘gramático’, como en los primeros tiempos del blog para que nos explique estas sutilezas. Por dónde andará?

Juan Adolfo dijo...

Chiqui mi último comentario es tan racional como el primero.
Claro, a lo mejor lo que unos entienden como "arte" otros no. Sigo defendiendo la subjetividad a la hora de apreciar lo que sea.

camelot dijo...

No seré yo el que corrija a nadie, sobre todo a mi profesora. Chiqui, ¿no crees que hay por aquí demasiados pintores? ¿Cuando nos va a tocar a los músicos?
Como esas señoras que dibuja Montero hay muchas por New Orleans, donde estaré unos días. Que no vean este video tus niños.

Maestra, música!
http://www.youtube.com/watch?v=0T9UdnjGwks

tu prima dijo...

Ha sido un verdadero privilegio participar en este interesante intercambio de pareceres. Cuando se comparte la visión de cada uno, se explica el gusto, sea el que sea, se analizan y se detallan los diferentes puntos de vista, se multiplica el placer. Yo he disfrutado mucho más de la visión de estos cuadros, que ya me habían gustado bastante, cuando los he repasado bajo vuestro respectivo enfoque. Claro que también cuenta el nivel de la compañía, inmejorable en este caso. Una entrada estupenda, prima, cuadros, textos y enlaces incluidos. Eso sin contar con la suerte de tener la interpretación auténtica de su autor.

Chiqui dijo...

Prima, con el comentario bromista de Camelot y tu magistral colofón, paso a otras cosas más reales que el arte. Gracias a todos y, en especial, a la colaboración del artista invitado.

Adolfo dijo...

Adios a todos y gracias por tan interesante conversacion.

IZQUIERDO dijo...

Interesante discusión, a la par que eterna e imperecedera. Algo claro es que toda obra de arte es "discutible" como dice Juan Adolfo, es subjetiva, desde los clasicos hasta los llamados outsiders, y esa discusion se genera por que no todos tenemos la misma sensibilidad (entre otros muchos caracteres).
Por otro lado existen obras de arte que podemos englobar en lo "universal", los "clasicos", que el tiempo ha respetado, llegando hasta nuestros dias, y que son artistas que "llegan" a una gran mayoria. (como el caso de Mozart, Cervantes, Homero, etc).
Hay una frase de Sol Lewit que engloba todo esto a mi parecer:
"Una obra de arte puede entenderse como el conducto que une la mente del artista con la del espectador. Pero bien puede nunca llegar a la mente de éste, o dejar siquiera la del artista."

En cuanto a la obra de Montero, decir que a mi tambien me da mucho que pensar esas mujeres, de espaldas recitando un periodico frente a un espejo, una mujer sin rostro que se sienta sensual a blusa abierta, un cachorro que aulla delante de una amante que nos mira fijamente a los ojos, sin miedo..., que decir, que cada uno imagine o no, lo que quiera, que para eso la subjetividad del arte!!!!

Chiqui dijo...

Hola Iván. Gracias por tu participación. Va a acabar media Granada en este blog, yo también soy de granada, pero de la antigua. Ya había pasado por el tuyo y visto tu arte, entre simbólico y de protesta (?) Siendo tan joven habrá que seguirte y ver a dónde vas a parar.


“un cachorro que aúlla delante de una amante que nos mira fijamente a los ojos, sin miedo...,” ¿Tú crees? Yo diría que esa ‘amante’, si no miedo tiene una cara de preocupación increíble…en los ojos precisamente.

IZQUIERDO dijo...

Buenas Chiqui, perdona por el retraso,jeje, si si que tiene cara de preocupacion esta mujer, pero el hecho de que este mirando fijamente al espectador me hace pensar que no tiene miedo, que afronta las cosas de cara, pero vamos que es una interpretación como otra cualquiera. lo que si que no me fije que el cuadro se llama, mujer y gato asi que el cachorro no es tan cachorro, jeje.