miércoles, enero 12, 2011

Es la nieve!


Estas fotos fueron sacadas a las siete de la mañana. Mi perro Chiqui está decidiendo si bajar las escaleras o volverse y hacer sus deberes en el porche.
Empezó a nevar a media noche y me despertó el viento acompañado de lejanos truenos; la densidad de la nieve arropaba al relámpago. Algo extraño.
Ha amanecido un día gris, triste. La pureza y uniformidad del blanco es inquietante; los coches aparcados empiezan a desaparecer y los troncos de mis frágiles abedules se vencen hasta tocar el suelo.
Sigue nevando y no hay un alma en la calle, son las once. Ni siquiera las maquinas han pasado para limpiar el camino; no se distingue dónde termina la acera y empieza el asfalto. Cuando lleguen, los montones de de nieve -- ya no tan limpia-- se acumularán formando barricadas y cubriendo la mitad de la acera. Entonces habrá que limpiar la parte que corresponde a la casa. Con tanta nieve, malamente se podrá despejar lo suficiente para que el caminante ponga un pie delante del otro.




Mi vecino de enfrente, un jubilado en sus setenta, acaba de salir a limpiar la explanada de su aparcamiento. Vive del alquiler de un par de apartamentos en su casa y tiene que facilitar a los inquilinos la salida de sus coches. Se divierte con su máquina. La mayoría de nosotros usamos palas. Para los que no vamos a esquiar este es el ejercicio más popular de los inviernos de Boston.




Si nos quieren visitar, hay una docena de palas en la cochera. Siempre buscando la que no te deje baldado de la espalda. Anímense!

11 comentarios:

Elvira dijo...

Bonita nevada, Chiqui. Tan abundante que pretende tapar la entrada del cumple. ¡Amos, anda!

tu prima dijo...

¡Qué bonito, prima! Pero como bien dice Elvira, por bonita que sea, la nieve no sirve de maniobra de distracción.
¡¡Felicidades!! Muchas, todas las que quieras y más. Como siempre, soy una despistada en esto de las fechas. Vamos, que felicito a demanda del interesado o, como en este caso, siguiendo el camino marcado por los más aventajados. Incluso así, llego con retraso, pero llego, menos mal. Espero que pasaras un magnífico día y que hayas tenido una estupenda celebración.
El cuadro de nieve, desde luego, es una estampa preciosa, aunque tenga sus inconvenientes.
Muchos besos.

tex dijo...

Eso digo yo, por que tantas prisas para limpiar los caminos chiqui? Con lo bien que se esta en casa viendo desde tu ventana al vecino limpiando su driveway.
Vaya chiquita con caracter la de esa foto. Te deje un regalito, un poco tarde pero espero que lo aceptes. Feliz anno, redondo para ti. Para ustedes tambien!

pingüino despistado dijo...

A pesar de ser pingüino y estar habituado a la nieve las escenas me parecen preciosas. Aquí en Japón hemos tenido noticia de esas grandes nevadas, que supongo que a los que vivís en esa casa os habrán recluido en casa: nieve puede ser igual a lectura, música, casa.... Quizá sea la parte bonita, ¿no?

Chiqui dijo...

No pude resistir poner esta nevada cuando me desperté esta mañana. Si pincháis la primera foto veréis lo gracioso y asombrado que está el perro.
No os preocupéis, se aceptan las felicitaciones y buenos deseos tardíos, cómo no!
-Tex, muy simpático el regalo. Ya me había dado cuenta de que andas un poco remolón últimamente, pero no me voy a quejar porque padezco de lo mismo. Qué empieces con buen pie el año.
-Prima, ni te preocupes. Los únicos cumples que recuerdo son los de mis hijos, y a veces los confundo con aquello de que tenían que haber nacido en una fecha y llegaron en otra.
- La nieve cansa mucho! Lo mejor es hacer lo que dice el Pingüino y Tex, pero para eso tendría uno que vivir en un apartamento. En el de mis tíos, en un último piso con vistas al retiro...menuda gozada sería.

sofia simões dijo...

Me gustaría que la niebla de Lisboa fose nieve, "bianca neve a scender senza vento", así se pasarian menos tristes estos días de frío y río...
Bonitas fotografías, Chiqui.

Klaus dijo...

Nosotros tenemos la cultura de la nieve, pero también hay que tener la responsabilidd d ela nieve. Dicen aquí que modela nuestro modo de ser, por ejm plo, nuestra música y nuestra literagtura. De ser así, beneficiosa ha de ser, y lo digo sin vanidad, por lo de la música.

Piers dijo...

Estimada profesora: Sé que usted pasa muchas horas, en ciertas épocas del año, corrigiendo los ensayos de los estudiantes, y creo que le interesara este código. Saludos!

http://www.flickr.com/photos/21126237@N03/5355840262/

Elvira dijo...

Cierto, Klaus, ahí está esa primera sinfonía de Sybelius...

tu prima dijo...

Es verdad que la nieve es muy inspiradora. Claro que algún talento hay que tener para que esa inspiración se convierta en algo bueno, pero da igual porque la sensación de plenitud, felicidad y fuerza que transmite cuando la contemplas en toda su grandeza, es más que suficiente para los simples mortales; y luego, encima, puedes disfrutar también de lo que los genios crean a partir de ella. Lo curioso es que, según tú, Klaus, la nieve sería un fenómeno más inspirador que el mar, o que el desierto, ¿no? Puede que tengas razón, nunca me había parado a pensarlo.

Chiqui dijo...

-Klaus, cuando la nieve se hiela y ensucia y abundan las muletas entre los escolares y antes de derretirse la cubren varias capas más, ¿que me aconsejas que escuche Strauss o Wagner?

-Piers, muy simpático. Lo voy a usar!

-Prima, yo me quedo con el mar...a distancia porque puede hacer más estragos que la nieve.