jueves, agosto 23, 2007

Pessoa: INSOMNIO



No duermo ni espero dormir.
ni en la muerte espero dormir.

Me espera un insomnio de la amplitud de los Astros
y un bostezo inútil tan extenso como el mundo
No duermo; no puedo leer cuando despierto de noche,
No puedo escribir cuando despierto de noche,
No puedo pensar cuando despierto de noche
--Dios mío, ni puedo soñar cuando despierto de noche!


¡Ah, el opio de ser otra otra persona [pessoa] cualquiera!
No duermo; yazgo, cadaver despierto, sintiendo,
Y mi sentimiento es un pensamiento vacío.

Pasa por mí, trastornadas, cosas que me sucedieron:
todas aquellas de las que me arrepiento y me culpo;
pasan por mí trastornadas, cosas que no me sucedieron:
todas aquellas de las que me arrepiento y me culpo;
pasan por mí, trastornadas, cosas que no son nada,
y hasta de esas me arrepiento, me culpo, y no duermo.

No tengo fuerza para tener la energía de encender un cigarrillo.
Miro la pared de enfrente del cuarto como si fuese el universo.
Por fuera hay el silencio que tiene todo eso.
Gran slencio aterrador en otra ocasión cualaquiera,
en otra ocasión cualquiera en que yo pudiese sentir


Estoy ecribiendo unos versos realmente simpáticos:
versos que dicen que nada tengo que decir,
versos que insisten en decirlo,
versos, versos, versos, versos...
Tantos versos...
Y la verdad entera y la vida entera, fuera de ellos y de mí.


Tengo sueño, no duermo, siento y no sé en qué sentir.
Soy una sensación sin la correspondiente persona,
una abstracción de autoconsciencia sin de qué,
salvo de lo necesario para sentir consciencia,
salvo – yo qué sé salvo qué...

No duermo. No duermo. No duermo.
¡Qué gran sueño en toda la cabeza, y encima de los ojos, y en el alma!
¡Qué gran sueño en todo, excepto en poder dormir!

Oh amanecer, tardas tanto... Ven...
Ven inútilmente
a traerme otro día igual a éste, al que seguirá otra noche igual a ésta.
Ven a traerme la alegría de esta esperanza triste,
porque siempre eres alegre, y siempre traes esperanzas,
según la vieja literatura de las sensaciones.


Ven, trae la esperanza, ven, trae la esperanza.
Mi cansancio penetra colchón adentro.
Me duele la espalda por no estar acostado de lado.
Si estuviera acostado de lado me dolería la espalda por estar acostado de lado.

Ven, amanecer, llega!
¿Qué hora es? No lo sé.
No tengo energía para tender una mano hasta el reloj.
No tengo energía para nada, para nada de nada...
Sólo para estos versos, escritos al día siguiente,
Sí, escritos al día siguiente.
Todos los versos siempre se escriben al día siguiente.

Noche absoluta, sosiego absoluto, ahí afuera.
Paz en toda la Naturaleza.
La Humanidad resposa y olvida sus amarguras.
Exactamente.
La Humanidad olvida sus alegrías y sus amarguras.

Es lo que suele decirse.
La Humanidad olvida, sí, la Humanidad olvida.
Pero es que incluso despierta la Humanidad olvida.
Exactamente. Pero yo no duermo.


Alvaro de Campos\Traducido por José Antonio Llardent


74 comentarios:

Cristóbal dijo...

Se lo dejé al final de lo de ayer. No es mío. Lo escribió un familiar que pasó conmigo la infancia en esa casa. Espero que te guste y a la parroquia.

garmir dijo...

Hola:
EL insomnio es muy incordioso, con lo apacible que es dormir. Por cierto ¿os habéis dado cuenta que somos incapaces de discernir el momento en que pasamos de despiertos a dormidos?

hanako dijo...

Me ha encantado la historia, Cristóbal. He encontrado una foto de un alcaraván (no lo conocía), pero qué es un lubricán?? como verás yo de campo poquito... no distingo ni a los gorriones de los jilgueros, en fin.

Interesante pregunta garmir, pero no tengo respuesta, creo que me quedé dormida...

y del poema... si digo que me ha gustado mucho pareceré tonta? jajaja. no sé qué decir. sdos

cristóbal dijo...

lubricán.

(De lupus, lobo, y canis, perro, infl. por lóbrego).


1. m. crepúsculo.




Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Ex gato dijo...

Álvaro de Campos sabía muy bien qué era el insomnio, y el texto refleja, incluso en su gramática, la angustia reiterativa, la obsesión de estar despierto pero no poder pensar ni poner orden en la mente ni soñar ni olvidar lo que más queremos olvidar. La mente naufraga. La fatiga es el mar estruendoso, es una algarabía de voces. La mente agoniza por horas, y la luz suele ser, sí, un factor tranquilizante, cuando por fin aparece. Cosas hay que solamente por la noche se sienten... Somos animales diurnos. Gracias por la entrada.

Grammaticus dijo...

Añado a lo que dice Cristóbal sobre "lubricán" que la semántica de la palabra parece motivada por el hecho de que cuando ya no hay luz no se puede distinguir un perro de un lobo.

Cristóbal dijo...

Disculpen, con las prisas y la mala conciencia por la deriva escatológica no usé el vista previa y me doy cuenta ahora ¡Horror!

El Alcaraván

Todos los atardeceres pasaba cuando casi no había luz, solo un punto ya, en el horizonte. Por tanto era un pájaro negro que guardaba la noche de los sembrados. Pasaba despidiéndose, sobre el tejado era su voz un saludo alegre, un llamar por nuestros nombres a todos los de la casa. Ya perdiéndose era un grito de melancolía,iba bajando los tonos para decimos que se marchaba lejos,que se marchaba solo, como cada noche, a pasarla perdido,echándole carreras a la Luna sobre una tierra polvorienta. Y al final parecía llorar dejando caer desde su altura la flecha de cristalde su triste canto. Todos los atardeceres pasaba y yo le contestaba con el pensamiento: ¿Dónde irás? ¿Dónde irás? ¿Dónde irás?
Nunca lo había visto cerca. Nunca sabía dónde estaba. Era el pájaro misterioso. Era eso que no se conoce. Era un secreto con alas. Tras de su silueta pequeña seguía la estela de su vuelo el otro pájaro, el gran pájaro de la noche, cuyas alas alcanzan de
horizonte a horizonte. Y el cielo se cerraba. Y el mundo quedaba en silencio. Había pasado el alcaraván.
Aquella tarde el lubricán hizo del camino una cinta de oro,cuando lo cruzó delante de mi un ave corredora y empecé tras ella una loca persecución, borrando con los míos el álgebra febril de sus rapidísimos pies. Corría mirándole intrigado, preguntándome qué pájaro sería y porque no levantaba el vuelo, lo que parecía a punto de hacer cuando yo me aproximaba demasiado,abriendo sus alas, pero sin tomar el camino del aire.
Entonces lanzó su grito de socorro y en nuestra vertical, a unos veinte metros, le contestó el adulto a su cría, o a su pareja herida.Reconocí el canto y me paré de golpe mirando al del cielo.
Fue el momento mágico de mi infancia. Todo quedó extrañamente inmóvil, atado al sol caído por un hilo invisible y diamantino.
Volví a correr, prolongando el juego que ellos creerían mortal pero que yo, alegre, sabía que no lo sería. Era, entre risas,un convidado de los reyes de la gándara.
Por fin cogí al terrestre y vi alejarse en silencio al volador.El mío era muy grande y no parecía herido. Parda la pluma de tanta tierra. Amarillos los ojos de tanto crepúsculo.
Pero entonces, lentamente, como un lirio sediento, fue dejando caer el cuello hasta tocar mi mano y una nube pequeña le fue velando el topacio de los ojos. Mis dedos notaban su corazón latiendo.
Lo dejé en el suelo. Me retiré un paso, luego otro, y otro.
Se incorporó y volvió a correr.
Le estuve mirando hasta que a sus gritos apareció de nuevo su compañero, que bajó al suelo con él, ya muy lejos.
Yo tuve un alcaraván en las manos.
Un alcaraván que fingió su propia muerte, para que yo le devolviera hacia la otra noche, hacia la suya.

hanako dijo...

Pues un poco tonta sí, no se me ocurrió mirar en la RAE

el insomnio, las obsesiones, la noche... si, el poema tiene el poder de remover cosas por dentro. sdos

Anónimo dijo...

Insônia

Álvaro de Campos



Não durmo, nem espero dormir.
Nem na morte espero dormir.

Espera-me uma insônia da largura dos astros,
E um bocejo inútil do comprimento do mundo.

Não durmo; não posso ler quando acordo de noite,
Não posso escrever quando acordo de noite,
Não posso pensar quando acordo de noite —
Meu Deus, nem posso sonhar quando acordo de noite!

Ah, o ópio de ser outra pessoa qualquer!

Não durmo, jazo, cadáver acordado, sentindo,
E o meu sentimento é um pensamento vazio.
Passam por mim, transtornadas, coisas que me sucederam
— Todas aquelas de que me arrependo e me culpo;
Passam por mim, transtornadas, coisas que me não sucederam
— Todas aquelas de que me arrependo e me culpo;
Passam por mim, transtornadas, coisas que não são nada,
E até dessas me arrependo, me culpo, e não durmo.

Não tenho força para ter energia para acender um cigarro.
Fito a parede fronteira do quarto como se fosse o universo.
Lá fora há o silêncio dessa coisa toda.
Um grande silêncio apavorante noutra ocasião qualquer,
Noutra ocasião qualquer em que eu pudesse sentir.

Estou escrevendo versos realmente simpáticos —
Versos a dizer que não tenho nada que dizer,
Versos a teimar em dizer isso, Versos, versos, versos, versos, versos...
Tantos versos...
E a verdade toda, e a vida toda fora deles e de mim!

Tenho sono, não durmo, sinto e não sei em que sentir.
Sou uma sensação sem pessoa correspondente,
Uma abstração de autoconsciência sem de quê,
Salvo o necessário para sentir consciência,
Salvo — sei lá salvo o quê...

Não durmo. Não durmo. Não durmo.
Que grande sono em toda a cabeça e em cima dos olhos e na alma!
Que grande sono em tudo exceto no poder dormir!

Ó madrugada, tardas tanto... Vem...
Vem, inutilmente,
Trazer-me outro dia igual a este, a ser seguido por outra noite igual a esta...
Vem trazer-me a alegria dessa esperança triste,
Porque sempre és alegre, e sempre trazes esperança,
Segundo a velha literatura das sensações.

Vem, traz a esperança, vem, traz a esperança.
O meu cansaço entra pelo colchão dentro.
Doem-me as costas de não estar deitado de lado.
Se estivesse deitado de lado doíam-me as costas de estar deitado de lado.
Vem, madrugada, chega!

Que horas são? Não sei.
Não tenho energia para estender uma mão para o relógio,
Não tenho energia para nada, para mais nada...
Só para estes versos, escritos no dia seguinte.
Sim, escritos no dia seguinte.
Todos os versos são sempre escritos no dia seguinte.

Noite absoluta, sossego absoluto, lá fora.
Paz em toda a Natureza.
A Humanidade repousa e esquece as suas amarguras.
Exatamente.
A Humanidade esquece as suas alegrias e amarguras.
Costuma dizer-se isto.
A Humanidade esquece, sim, a Humanidade esquece,
Mas mesmo acordada a Humanidade esquece.
Exatamente. Mas não durmo.

Anónimo dijo...

Negada la verdad, no tenemos con qué entretenernos sino con la mentira. Entretengámonos con ella, dándola como tal, que no como verdad; si una hipótesis metafísica nos ocurre, hagamos con ella no la mentira de un sistema (donde pueda ser verdad) sino la verdad de un poema o de una novela —verdad en saber que es mentira, y así no mentir.

Fernando Pessoa

Anónimo dijo...

AUTOPSICOGRAFÍA

El poeta es un fingidor.
Finge tan completamente
Que hasta finge que es dolor
El dolor que de veras siente.

Y quienes leen lo que escribe,
Sienten, en el dolor leído,
No los dos que el poeta vive
Sino aquél que no han tenido.

Y así va por su camino,
Distrayendo a la razón,
Ese tren sin real destino
Que se llama corazón.

Versión de Santiago Kovadloff

Damasceno Monteiro dijo...

Hanako, ¿has leído este libro? Si no lo has hecho te lo recomiendo. Tabucchi es además de un gran escritor, un gran conocedor de la obra de Pessoa.

hanako dijo...

Me temo que no... acabarías antes preguntándome qué he leído, porque no soy una gran lectora: ahora soy lenta, tuve tiempos mejores. Tiene buena pinta, otro más a la lista? (ay, voy a tener que hacer algo con mi síndrome de diógenes). La reseña suena a viaje iniciático, hacia dentro. Suena a intenso... gracias! paciencia porque sigo las recomendaciones, pero a mi ritmo. sdos

hanako dijo...

Del poema de Pessoa diría muchas cosas si supiera expresar las sensaciones acertadamente. Me gusta este verso:

O meu cansaço entra pelo colchão dentro.

(Mi cansancio penetra colchón adentro.)

y qué sueño por cierto!!! Buenas noches

Damasceno Monteiro dijo...

Buenas noches. Me voy a la cama a acabar otro libro magnífico: éste.

cristóbal dijo...

Gracias Hanako por tus palabras.
No te creas. Yo tuve una temporada que ponía palabras en plural en la Rae y me decía que no estaban en el diccionaro y yo entendía que no eran español de pura cepa o pensaba en lo mal funcionaba la red, no mi cabeza. Caí en la cuenta yo solito.

Mi preferido de Pessoa es Tabaquería.

Anónimo dijo...

un po di música per andare a letto...
buona notte

Chiqui dijo...

Cristóbal, o tu amigo…bello pasaje. Podría ser una canción de amor. Me gusta el final en particular. Se realiza el sueño del chaval…hombre, en unos segundos, donde el alcavarán se deja tocar, mas bien él acaricia la mano del muchacho hasta que su guardián viene a llevárselo. Unos segundos que son un maravilloso recuerdo en la vida de esta persona.
“Pero entonces, lentamente, como un lirio sediento, fue dejando caer el cuello hasta tocar mi mano y una nube pequeña le fue velando el topacio de los ojos. Mis dedos notaban su corazón latiendo.
Lo dejé en el suelo. Me retiré un paso, luego otro, y otro.
Se incorporó y volvió a correr.
Le estuve mirando hasta que a sus gritos apareció de nuevo su compañero, que bajó al suelo con él, ya muy lejos.
Yo tuve un alcaraván en las manos.
Un alcaraván que fingió su propia muerte, para que yo le devolviera hacia la otra noche, hacia la suya.”

Gracias por compartirlo con nosotros. “velando el topacio de los ojos” Topacio…casi delata al autor!

Chiqui dijo...

SI, EX GATO. Este NO es un poema para leer antes de dormir. La repetición es obsesiva y acuciante.

El hecho de presentar al insomnio como un vacío donde nada se puede ejecutar...como precioso tiempo que se nos escapa sin darnos descanso ni ganancia. Los versos se escriben la mañana después, mientras que esperas otra noche igual...resulta desesperante.
Hoy día tenemos actividades pasivas como la televisión...de hecho, es tan mala, que es el somnífero perfecto.

Yo, realmente no padezco de insomnio, pero me gusta la noche...

Chiqui dijo...

ANONIMO: Gracias por la versión en portugués. No se puede comparar a la española. Yo sacrifico lo poco que puedo perder por oír esa cadencia musical que cada poema tiene en su propia lengua, especialmente con Pessoa.

Chiqui dijo...

AUTOPSICOGRAFÍA. Muy juguetón aquí. Pero efectivamente: nada como un buen poeta para hacerte sentir viva, aunque sea mentira.

Adolfo dijo...

Cristóbal: Muy bello el texto que colocaste. Y no conocía ese poema de Alvaro de Campos, que ahora he leído y copiado con gran delectación.
Hay una grabación de todo el poema (no sé qué tal, porque no funcona el audio de me ordenador):
http://www.archive.org/details/AlejandroJuarezZepedaTabaqueria_deFernandoPessoa

Adoro el escepticismo de Pessoa y su defensa de la poesía... inteligente. Antídoto al fanatismo religioso que prevalece en todas partes. Copio esta sección del poema, en la traducción de Llardent:

(¡Come chocolatinas, niña,
como chocolatinas!
Mira que en el mundo no hay más metafísica que las chocolatinas.
Mira que las religiones todas no enseñan más que la confitería.
¡Come, niña sucia, come!
¡Ojalá pudiese comer chocolatinas con la misma verdad con que las
comes!
Mas yo pienso, y al quitarles el papel de plata, que es de hoja de estaño,
lo tiro todo al suelo, como tiré la vida.)

Pero de la amargura de lo que nunca seré queda al menos
la rápida caligrafía de estos versos,
pórtico hendido hacia lo Imposible.
Pero al menos consagro a mí ismo un desprecio sin lágrimas,
noble al menos por el gesto de largueza con que arrojo
la ropa sucia que soy al discurrir de las cosas
mas no tomo nota
y me quedo en casa sin camisa.
(Tú que consuelas, que no existes y por eso consuelas,
seas diosa griega concebida cual estatua viva
o patricia romana de imposible nobleza y nefasta
o princesa de trovadores muy gentil y abigarrada
o marquesa del siglo dieciocho escotada y distanteo cocotte célebre del tiempo de nuestros padres
o qué sé yo qué moderno – no concibo bien qué—
todo eso, sea lo que sea que seas, si puede inspirar, que inspire!
Mi corazón es un cubo vaciado.
Como los que invocan espíritus invocan espíritus, me invoco
a mí mismo, y no encuentro nada.
Me acerco a la ventaa y veo la calle con una nitidez absoluta.
Veo las tiendas, veo las aceras, veo los coches que pasan,
veo los entes vivos vestidos que se entrecruzan,
veo los perros, que también existen,
y todo eso me pesa como una condena al destierro,
y todo eso es ajeno, como todo.)


(Toma, Louis Armstrong!)
http://www.youtube.com/watch?v=vnRqYMTpXHc

Ad. dijo...

El enlace:

http://www.archive.org/details/AlejandroJuarezZepedaTabaqueria_deFernandoPessoa

francesca dijo...

Gracias, chiqui, por compartir un poema de Pessoa tan hermoso, no lo conocía.

Encuentro en las palabras del insomne, un tono melancólico y sereno, quizá por la pesadez del cansancio y la ausencia de reflejos. Quizá, no estoy segura. Y siendo así de tristes, son también palabras bellas que hablan de abandono y debilitamiento.

En algunas noches, si la luna recorta la oscuridad, recordamos por momentos las profundas sombras violáceas bajo nuestros ojos, y la confusión de sentidos que emergen a poca distancia del inconsciente, aunque no alcancen el asombro del escéptico. De día la farsa continúa, aunque a pocos desconcierte.

Buena noche. Besos

Chiqui dijo...

ADOLFO...ya veo por donde vas.
“What a wonderful world". Yo creo que a Pessoa no le habría contrariado esta canción...quizá le habría hecho dormir. Desde luego Armstrong, o el autor de la canción, veía un mundo con gafas de colores. En el caso de Pessoa necesitaba un cambio de lentes. Pero gracias a su sobria seriedad, nos deja una cintilla de melancólica plata que serpea por el planeta.

Chiqui dijo...

Francesca, veo que no vas a dormir mucho esta noche. Es interesante y poética la comparación de la luna con las ojeras. Tú disimularas mejor que yo; Yo puedo pasar sin comer pero no sin dormir.

matemático demente dijo...

este blog se parece cada vez más a una de esas fútiles reuniones de amigos en las que están todos tan aburridos que, cada vez que suena una canción de todos conocida, los circunstantes se sienten como revivir y menean la cabeza y los hombros y farfullan la melodía y se miran unos a otros con aire de complicidad... "qué buena, tío"... "como mola". debería darle vergüenza colgar aquí, y a estas alturas, un poema de pessoa, ínclito personaje de cuyo nombre no cabe sino argüir que "la semántica del mismo parece motivada" por aquello de que era un pesado. ¿qué coño es esto? ¿una empresa de difusión cultural o algo parecido? ¿y aún se atreve a decirme que lo de la acera degenera? que yo sepa, nadie me dio una respuesta apropiada. el gramático no decía más que vaciedades, como corresponde a su indigna profesión, y los demás, no saben/ no contestan, lo cual da idea de hasta que punto le interesan a la gente estas cosas... ¿cómo puede degenerar una discusión inexistente? en cuanto a los gatos, están bien, gracias a dios.

salud.

Chiqui dijo...

Matemático, no me explique bien ayer:
"Bueno, matemático, pasemos a otra cosa. Empezamos bien pero la cosa degeneró un poquito.
22-ago-2007 22:00:00

El "degenero" en mi respuesta de ayer no iba por lo de la acera; iba por el blog sobre mi pueblo que empezó bien y degeneró en las menciones escatológicas, por las cuales Cristóbal se disculpó hoy.

No, no me da vergüenza colgar un poema de Pessoa. Matemático mi vida tiene sus complicaciones y responsabilidades. Nada me gustaría más que entenderlo y dar con el tono que usted espera de mí. No me sorprende que este blog le esté desilusionando. La primera desilusionada soy yo. No espere mucho más de mí, esto es lo que hay. Si quiere mejorar el blog sea menos negativo. Si quería fastidiarme no lo ha hecho...se que me aprecia.Cuidese.

El problema de la acera no planteaba preguntas ni discusión, usted lo dijo todo. Besos a los gatitos!

Chiqui dijo...

PENSANDOLO BIEN...el poema no describe el insomnio normal que todos sufrimos por diferentes causas. Este es un insomnio enfermizo, típico de la depresión; del maniaco depresivo.
Tengo una amiga, psicóloga, que insiste en la necesidad de dormir regularmente. La falta de sueño deriva en la locura.
Teniendo en cuenta que desde pequeño creaba (imaginaba) a sus propios amigos, me pregunto yo hasta que punto no habría algo de desequilibrio mental.

Hay alguien que sepa algo sobre este aspecto de su vida?

ö_O dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=KErxgIEwdoA

Cosimo Piovasco dijo...

Hombre, matemático. Si es verdad que no hay más acera que la que arde, también lo es que el tal Queneau aquí enlazado era un matemático bastante demente. ¿No le da vergüenza ponerse a despotricar desde el otro lado de la cera?

Stenes dijo...

Parece usted un viandante gruñón, matemático. Ventile su muñón cerebral. No sea usted un mero bocazas y súbase a las barcazas. Nos toca usted el laúd desde el talúd...
Salud.

Trifásico en la cresta del Jura dijo...

9. Los Dinosaurios

"Continúan siendo misteriosas las causas de la rápida extinción de los Dinosaurios, que se habían desarrollado y engrandecido durante todo el Triásico y el Jurásico, y durante 150 millones de años habían sido los incontrastables dominadores de los continentes. Tal vez fueron incapaces de adaptarse a los grandes cambios de clima y de vegetación que tuvieron lugar durante el Cretácico. Al final de esta época todos estaban muertos."

Todos excepto yo —precisó Qfwfq—, porque, durante un cierto tiempo, también fui dinosaurio: pongamos durante unos cincuenta millones de años; y no me arrepiento: entonces, siendo dinosaurio se tenía la conciencia de estar en lo que es justo, uno se hacía respetar.
Después, la situación cambió, es inútil que os explique los detalles, comenzaron a pasar desgracias de todo tipo, desastres, errores, dudas, traiciones, pestes. Unos pobladores nuevos crecían en la tierra, enemigos nuestros. Recibíamos por todos lados, nada nos iba bien. Ahora hay quien dice que las ganas de extinguirse, la pasión de ser destruídos formaban parte del espíritu de nosotros los Dinosaurios ya desde antes. No lo sé: yo este sentimiento no lo he experimentado nunca; si los otros lo tenían, es porque ya se sentían perdidos.

Italo Calvino, "Las Cosmicómicas"

hanako dijo...

pero los dinosaurios se sabían que iban a extinguirse? la conciencia de si mismos de los humanos debe parecer agotadora para todo lo que no sea un ser humano. como será eso de no pensarse? el otro día intenté hacer un ejercicio de tai-chi de no pensar, no moverse, la bola se expandía y se contraía al ritmo de mi respiración y no hubo manera! la puñetera insistía en subir y bajar!! desistí en mi intento de meditar, pero fue muy efectivo porque me quedé dormida.

se nota que es viernes, no? me disperso. sdos

zzzzzzzzzzzzzzzzzzzz dijo...

el aburrimiento veraniego -que no vacacional- va muy bien para dormir a cualquier hora.
zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz

Chiqui dijo...

http://es.wikipedia.org/wiki/Pessoa

Este enlace a Wikipedia será de mucha ayuda para aquellos lectores que quieran adentrarse en la corta vida de Pessoa. No nos olvidemos que somos más de los que aquí comentan.

Anónimo dijo...

DISPERSIÓN

-Dispense, ¿tiene usted un persa disperso en la nevera de veras?
-No, me displace. Aplaca su placer placiendo placenteramente, véalo usted mismo: en la cama yace.
-Diespiense en ello, le recomiendo un master en aspersión y una drosófila melanogáster.
-¿Tiene usted gastritis? Huele disperso.
-Dispense, en la dispensión pensaron instalar un retrete con retrato, pero el sustrato no lo permite, es duro como el loctite y la acometida resultaría comprometida y algo dispersa.
-Use el dispensador de jabón. Al fondo a la derecha.
-¿Pertrecha usted el neologismo?
-Matemáticamente no, pero mi logarismo de mente es dníeperiano. Dispare.
-Disculpe.
-Disponga.
-Distinga.
-Disgraciado.
-Disforme.
-Disjockey.
-DJ
-TJ
-JR
-¿EH?
-¡AH!
-...dISPUTA
-Discapacitado
-Díscolo
-Discóbolo
-¡Mirón!¡Haga el favor de cerrar la puerta habilitada a tal defecto. Así, perfecto.

(Se dispersan)

Ex gato dijo...

Dela comía ceitunas y celgas que eran un poco margas.

Es usted una cémila, matemático, pero una cémila simpática.

hanako dijo...

así, exactamente... algunas veces siento esa misma dispersión del universo, pero claro no puedo ser observadora de mí misma y del universo, o si? Pessoa dice: Uma abstração de autoconsciência. Meditaré sobre ello, hoy voy a tener una siesta cojonuda! sdos

Chiqui dijo...

Anónimo y ex gato...no pierdan el tiempo. Matemático quiere una explicación seria de Grammaticus a cerca de cera/acera. Claro, como lo trata tan mal (matemático a Gramático) sepa dios por donde andará ahora...por otro blog.

Chiqui dijo...

OBSERVACION: Veo en el blog a más de una estrella (no me refiero a mi) Por favor intenten tolerarse, si no llevarse bien, porque son muy diferentes y se pueden complementar haciendo de este espacio algo nunca visto. No conozco a ninguno de ustedes ni tengo preferencias!.

zzzzzzzzzzzzzzzzzz dijo...

http://www.garfield.dreamers.com/tirasclasicas/vago.php

Chiqui dijo...

zzzzzzzzzzz Muy gracioso. Yo con tres perros ya mayorcitos y una gata jovencita pero que padece del síntoma de Garfield, me estoy contagiando. Aquí los tengo detrás de mí en el sofá, los cuatro enrolladitos como una bola. Hay otro sofá en la habitación y con frecuencia me habla y dice "ya está bien...acaba mañana" Cada DIA me voy haciendo más gatuna!

Grammaticus dijo...

Estimada Chiqui, en lo de cera/acera no hay nada que explicar. Ya he dicho que millones de personas en el mundo hispánico dicen la acera, y, para seguir los ejemplos de Ex gato, la aceituna, la acelga, etc. etc. Otros dirán la ceituna: no lo sé ni tampoco me interesa, no es un verdadero problema, es un asuntito de pronunciación, como decir Madrí, Madriz, Madrit o Madrid (la gran mayoría de los hablantes del mundo hispánico dicen Madrid, con una -d muy suave al final). No veo nada malo en omitir todas las áes iniciales que no llevan acento, los que quieran hacerlo o lo hayan aprendido así de sus padres. Cada grupo de hablantes tiene su propia pronunciación, aunque hay grandes tendencias generales, las de la gran mayoría, como no distinguir los sonidos de ese y zeta, que es lo normal en español, con la excepción de un pequeño grupo en España, que distingue. Ese pequeño grupo pensaba hasta hace poco tiempo que hablaba mejor que los demás, por provenir de la "cuna" del castellano. Pero no hay un castellano mejor que otro, como ahora sabe cualquier escolar. Está bien decir "ATLántico" y está bien decir "AL-Lántico", como pronuncian algunos. Etcétera.

Escuchaba el otro día poemas de
Borges, recitados por él mismo, en Internet, y me maravillaba de su pronunciación, con un yeísmo rehilado tan sonoro, y tantas eses aspiradas. Pero esa es, o era, la norma culta de su ciudad, que él defendió contra Américo Castro (quien, con cierto imperialismo, la llamó "plebeya"). Borges hablaba como tenía que hablar. En Madrid hablan de otra manera, y en Méjico de otra. Nada más trivial, me parece. Ahora ocupémonos de cosas más interesantes.

Chiqui dijo...

Muy de acuerdo, gammaticus. Esto se ve cuando enseñas una clase mixta de estudiantes hispanoamericanos y españoles. Hay que tener gran sensibilidad para no imponer nuestro criterio en el otro. Matemático anda poco razonable...esperemos que vuelva más comunicativo. Gracias por molestarse por algo que ya estaba explicado.

hanako dijo...

D. Grammaticus, hablaba usted el otro día de hombres de ciencia, charlatanes y feministas, y aunque no me dí por aludida supongo que dada mi condición de fémina dentro de las féminas de este blog me toca asumir el papel de feminista, cosa por cierto harto cansada: que si las mujeres somos esto, que si pensamos así, que si yo que sé!!!

Y digo yo, que diferencia hay entre los charlatanes que no saben de lo que hablan y los hombres que regalan su ciencia en cuanto a su forma de comportarse con las mujeres? al fin y al cabo, el fin que se persigue no es el mismo?. sdos

Chiqui dijo...

Hanako, no recuerdo el pasaje que citas deGrammaticus. Tu pregunta es un poco oscura para mi, quizá. debido a la falta de información.
Lo que veo es que quizá esta sea una pregunta retórica ya que admites saber cual es el fin de ambos. Yo no sé cuál es el fin.
¿cuál es el fin?

hanako dijo...

Es una tontería, sin importancia. Si era retórica pura, por charlar de algo si eso... sdos

francesca dijo...

"Si la mañana no nos desvela nuevas alegrías y, si por la noche no nos queda ninguna esperanza, ¿es que vale la pena vestirse y desnudarse?"

Este y otros pensamientos de Goethe, nos animan a mantener ilusiones, a dejar de lado cierto desencanto de corta mira. Son ilusiones... porque tanto la luz de la luna como la nuestra, la disfrutamos porque un astro exterior nos la presta, como sabemos.

Y aquí estamos, reunidos fútilmente, como dice matemático, y bailoteando, aunque imagino que al son de distintas músicas, o quizá como dice hanako en silencio. Señor nuestro, no hay más acera que la que arde, y como podemos ver, la luz no llega a todos al mismo tiempo, pero entre tanto seguimos cantando nuestros secretos, ¿verídicos? Bueno, al menos nos beneficiaremos del reconocimiento de la duda, ¿vale?

Hasta luego

hanako dijo...

Bueno, el son de distintas músicas puede evocar el caos o la armonía según el oído que lo escucha y aprecia música o ruido, depende. La futilidad de las cosas nunca me ha preocupado demasiado.

Francesca, buenos días o tardes según para quién o para qué!!

francesca dijo...

Pues ya ves, hanako, que Pessoa considera que está "escribiendo unos versos realmente simpáticos". Quizá escribió esto pensando en otros, conocidos o no, pero sin aludir a su propia experiencia, ves a saber...

Claro que el insomnio tiene también su atractivo, desde luego, dependiendo éste de las circunstancias. Lo fastidioso es que nos ordenen el horario, que demasiado a menudo suene ese artilugio tan antipático llamado 'despertador', y nos corte algún sueño bonito, o seguir descansando si lo necesita el cuerpo. En fin...

Saludos

Chiqui dijo...

CRISTOBAL, dile a tu familiar o amigo que si tiene otros textos tan ricos como el que puso en los comentarios que me lo mande por e-mail, los podemos usas como entrada. Esto va para todos! Gracias por adelantado.

Chiqui dijo...

HANAKO, comprendo que eches de menos las parrafadas de Grammaticus, yo también , ojala entrara, por su cuenta, con otros temas de interés.

Chiqui dijo...

Buena conversación os traéis, FRANCESCA Y HANAKO. La cita de Goethe es muy buena ...algunas mañanas, que sé que no tengo que salir de casa me hago la misma pregunta y dejo que pasen las horas mientras sigo en camisón o pijama. Después de unas horas hecho de menos la ducha y ahí acaba la experiencia. Pero la cita es bien cierta cuando uno esta deprimido...creo que ese es uno de los signos más fuertes de la depresión...

Francesca, no crees que lo de “versos simpáticos” de Pessoa es irónico?

francesca dijo...

Pues sí, chiqui, también puede ser ironía, porque choca con el resto del poema. Lo de ser simpáticos, o que alguna cosa lo sea, me resulta muy gracioso, casi siempre sonrío cuando alguien lo dice, porque se nota que está muy bien valorado: "Era tan simpático..." o mejor así: "¡es tan simpática...!" Y si mientras lo dicen miran al cielo, ya ni te cuento...

Bueno, amiga, hace unos años, durante un tiempo, ayudé a un médico reumatólogo a pasar consulta, y recuerdo que la primera pregunta del repertorio era: "¿Duerme usted bien?". A continuación podías escuchar todo tipo de problemas, y el desvelo, las tensiones, el malestar físico y psíquico le seguía. Eso sucede todos los días del año, a millones de personas. Se dice que en España hay dos millones de personas que sufren depresión, sin contar las que no están diagnosticadas, claro, porque se lo callan. Se sabe ya mucho, y cada día salen a la luz estadísticas de esto y lo otro, pero... Nadie le pone el cascabel al gato.
Ves a diario personas deprimidas, y en algún momento también lo experimentas, caes, te deslizas hacia abajo, porque siempre hay algún motivo que lo justifica, pero instalarse en ese estado, salvo que sea por algún defecto orgánico, es muy peligroso, porque desperdicias tu vida. Como decía Jung, puestos a no tener certezas, supongamos lo que mejor nos siente.

Besos

cristóbal dijo...

Chiqui son de un libro de cuentos que tiene publicados. Un día de estos me empaqueta alguna editorial a pesar de que les hago propaganda gratis.
Está de vacaciones. No sé, no sé...

Recuerda; me diste unos gritos pidiendo algo poético para terminar
y un ¡Venga! Es lo mejor que tenía a mano relacionado.

Doctor Rosado, © Todos los derechos acabarán tumbados dijo...

A loucura, longe de ser uma anomalia, é a condição normal humana. Não ter consciência dela, e ela não ser grande, é ser homem normal. Não ter consciência dela e ela ser grande, é ser louco. Ter consciência dela e ela ser pequena é ser desiludido. Ter consciência dela e ela ser grande é ser génio.

Fernando Pessoa

Chiqui dijo...

DOCTOR ROSADO. Fantástico...no tengo más remedio que añadir a mi lista de hombres, a los que me habría gustado hacer feliz, a Pessoa. No que yo tenga el don de hacer esto, que soy bastante jodida, por lo tanto tienen que estar muertos.
Ya tengo a varios: Bécquer, Larra, Lope...y ahora, definitivamente, añado a Pessoa. Muertos y dejar prueba de que fueron desgraciados… por escrito!.

Chiqui dijo...

CRISTOBAL, SI ESTA PUBLICADO DINOS SU NOMBRE!
ME GUSTO LO QUE COLGASTE!

Chiqui dijo...

FRANCESCA, tu siempre tan refrescante con tu filosofía positivista. Ojala yo fuera como tú! Creo que me acerco más a Pessoa. Mira la lista de hombres, en literatura, que me han cautivado.

Ya va siendo hora de reunirnos y reírnos un rato con una botella de rioja y queso manchego!

Te toca a ti cruzar el charco.

PD. Estoy acabando el próximo Post. Siempre me lleva más tiempo las fotos que el texto…mala señal.

Cristóbal dijo...

Acabo de ver que está descatalogado.
¿Qué me das si te mando uno que me queda?
Je, je. Que malote soy.
Venga te voy a regalar una foto.
¡Muy bueno! Rosado.

Chiqui dijo...

PARA CRISTOBAL Y TODOS...

Cristobal, ahora hablando de Lope caigo que cuando lei el poema de tu amigo me vino a la memoria este de "El caballero de Olmedo":


Hoy, Tello, al salir el alba,
con la inquietud de la noche,
me levanté de la cama,
abrí la ventana aprisa, y,
mirando flores y aguas
que adornan nuestro jardín,
sobre una verde retama
veo ponerse un jilguero,
cuyas esmaltadas alas
con lo amarillo añadían
flores a las verdes ramas.
Y estando al aire trinando
de la pequeña garganta
con naturales pasajes
las quejas enamoradas,
sale un azor de un almendro,
adonde escondido estaba
y como eran en los dos
tan desiguales las armas,
tiñó de sangre las flores,
plumas al aire derrama.
Al triste chillido, Tello,
débiles ecos del aura
respondieron, y, no lejos,
lamentando su desgracia,
su esposa, que en un jazmín
la tragedia viendo estaba.
Yo, midiendo con los sueños
estos avisos del alma,
apenas puedo alentarme;
que con saber que son falsas
todas estas cosas, tengo
tan perdida la esperanza,
que no me aliento a vivir.

QUE LO DISFRUTEN!

Chiqui dijo...

CRISTOBAL, Además de ese poema de Lope que te mando te daré mi amistad...manda la foto también y te diré donde puedes encontrar una mía.

Chiqui dijo...

CRISTOBAL:
http://www.telefonica.net/web2/cristobalrosado/

???

Doctor Rosado dijo...

Cristóbal, lo de Pessoa lo vi en una librería hoy (gracias, Chiqui, por tu blog) en un libro que se llama "Aforismos e afins" de la editorial Assírio & Alvim.

Para servirles a ustedes,

Dr. Rosado © 2007 (Todos los helechos observados)

Stenes dijo...

En efecto, vean el enlace de Chiqui, ahí a la izquierda estoy yo.

Chiqui: creo que debería pedirle ya a matemático que le devuelva la gorra de Serloco Holmes.

Anónimo dijo...

les dejo foto con algunos blogueros viejos conocidos, enseguida los reconocerán. noten a matemático detrás ataviado de detective de pacotilla:

http://www.speicher.com/pictures/sesame.gif

hanako dijo...

me pido el monstuo de las galletas!!! aunque mi preferido es coco, pero ese ya está cogido... bye bye.

Cristóbal dijo...

Precioso, Chiqui.
Con lo pajarero que soy. Mereces otra foto. A ver si la encuentro.

Chiqui dijo...

Desde luego sois una pandilla de gamberros...pero me habéis hecho reír. Reír a carcajadas es un lujo en mi vida que no puedo pagar con nada! Pensar que dos o tres de vosotros estáis ahí, para hacerme la vida mas llevadera, merece un montón de besos!
Venga esas fotos...pero no me engañéis porque soy un poco ingenua, a mi edad es un poco ridículo pero creo que me niego a pasar de los 15! Creo que vosotros padecéis del mismo complejo.

Chiqui dijo...

STENES. Matemático tiene un lugar especial en mi blog, puede hacer lo que quiera.
Bueno, con ciertas restricciones...pero él es muy comedido, hasta que le da por meterse conmigo, pero sólo lo hace por querer que dé (literariamente) más de lo que realmente puedo en este momento…o quizá en cualquier momento. UN día se dará cuenta que "what you see is what you get". Yo, hace tiempo que me resigné a no ser todas las cosas que soñé de niña, por ejemplo bailarina...

consideraciones sobre la edad dijo...

http://www.ingmarbergman.se/closeup.asp?guid=8C68E398-74D2-4530-96E4-6522694A9E93&item=5344E759-6865-48DD-BC74-29E3BFBA06F8

Chiqui dijo...

CONSIDERACIONES...Con Ingmar Bergman se va toda una época de nuestra vida.
Recuerdo cuando Dalí salió del hospital, a punto de morir; dijo a la prensa: "los genios NO deberían morir". Estaba yo en un café de Salamanca, todos allí soltaron una carcajada, incluida yo. Nunca consideré a Dalí un genio... pero de alguna forma llevaba razón. Lo cierto es que no mueren, nos dejan su legado. Otros vendrán que sabrán renovarlo y transformarlo. Estupentadas imágenes, gracias.

exuperancia rapú muebake dijo...

Me encanta Pessoa. Es mi poeta favorito.