sábado, agosto 11, 2007

TODO UN CABALLERO

Maite y yo, inseparables desde los dieciséis o diecisiete. Por pura coincidencia también se vino a vivir a EE.UU. un poco mas tarde que yo. De nuevo juntas durante unos años.

Ella era un par de años mayor que yo; ahora no tiene importancia, pero la tenía cuando estábamos en nuestros veinte. Cuando Remedios se juntaba con nosotras me hacían la vida imposible. Solían llamarme “la de la Acción Católica” aun sabiendo que la iglesia y yo sólo teníamos en común mi apellido.

Maite tenía un excepcional éxito con los hombres. De lo cual yo me alegraba, excepto cuando nos gustaba el mismo…pero no había manera de competir con ella. Con Remedios era otra cosa, incluso ella lo admite. Pero esta es la historia de Maite:

Maite se encaprichó con uno de nuestros profesores; bueno, él se fijó en ella primero. Lo sé porque yo estaba sentada al lado de ella en la misma clase y el señor no quitaba la vista del rincón donde estábamos. Nos hicimos amigos. Pronto me di cuenta que sobraba en el trío. Sólo iba con ellos cuando llovía y ofrecía acercarnos hasta Moncloa (le pillaba de camino).

Al año siguiente era Maite la única en disfrutar de este privilegio. Yo me escabullía con otros compañeros y aun lloviendo era agradable andar hasta Moncloa; llenos todavía del escándalo o la barbaridad del día, o los chistes, tonterías…Como es de suponer todos asumían que había algo entre Maite y el distinguido profesor. Yo sabía que no: conversaciones más o menos de tinte sentimental pero la realidad era que la de Acción Católica era ella, no yo. El tercer año fue accidentado. La mayoría de los días había huelgas. Recuerdo en una ocasión donde los caballos,de los entonces llamados “Grises”, invadieron la facultad; era impresionante verlos intentar subir las escaleras. Maite y yo nos encerramos en los lavabos. Ya no teníamos clase con, para entonces, Fernando. Maite lo seguía viendo para tomar café, o en los pasillos de la facultad. Las bromas crecían, Maite aseguraba que eran amigos y yo la creía. El llegó a ofrecerle un empleo en una revista conocida. La familia le hizo a Maite la vida imposible, implicando que lo que él quería era acostarse con ella. Yo la animaba ¡quién pudiera tener esa oportunidad! Ella dudaba. Entre tanto él fue destinado a Barcelona. Parecía la lógica situación para que todo acabara. Maite admitía que las cosas estaban cambiando. Me contó la despedida. Verdaderamente admirable y creíble: Como siempre él la llevó a Moncloa, paró el coche, era la última vez que esto ocurriría ya que al próximo día se marchaba a Barcelona. Fuera de lo acostumbrado el paró el motor y se recostó en el asiento, ella sabía que tenía que salir de allí lo antes posible…lo miró y le dijo “buena suerte” al mismo tiempo que abrió el coche y caminó, más rápido de lo acostumbrado, calle arriba. Cuando me lo contó pensé que eso habría hecho yo…Pero, quién sabe: la amistad entre Fernando y Maite había durado más de dos años. Qué hombre espera ese tiempo si no existiera algo auténtico, nos preguntábamos las dos.

El siguiente encuentro fue en un vuelo Madrid-Barcelona. Ella iba a visitar a su familia, él seguía trabajando allí. Consiguieron asientos juntos. Maite me dijo que nada habría cambiado si no fuera porque la azafata repartió el periódico de la tarde y en primera página venía la información sobre la muerte de Cecilia, más o menos de la misma edad que Maite. Nos gustaban sus caniones a las dos. Maite se estremeció, me contó que en ese momento decidió dejar que las cosas vinieran por su cauce y disfrutarlas.

Fernando y ella pasaron una tarde en Barcelona inolvidable…no quiero o debo contar los detalles. A las cuatro de la mañana entraban en el hotel. Ella pulsó el botón del piso tercero, intentó despedirse, él quería una última copa…ella ya había tenido más de lo que nunca podría haber soñado. Dijo que no. El sugirió subir al cuarto piso…con somnolencia y picardía ella insistió que no... al mismo tiempo que le daba un pequeño empujoncito y cerraba la puerta tras si.

A las cinco sonó el teléfono, era él. Ella estaba profundamente dormida, envuelta en las sábanas almidonadas y el olor a colonia fresca…Me dijo - riendo - que él no podía creer que se hubiera dormido tan pronto. El no podía dormir. Ella le contestó: “has bebido mucha tónica”. A las ocho de la mañana siguiente ella salía para la costa, donde se encontraría con su familia.

La cosa no acabó ahí…ella era consciente que era el principio de algo peligroso. La primera vez que él dijo “si no fuera por mis hijos...” ella le dió un empujón contra la pared y le dijo que era la última vez que se verían. Hay que tener integridad y disciplina para hacer algo así.
Lo sorprendente es lo que contesto él: “Sí, vales mucho, te mereces toda la felicidad en el mundo, eres una gran mujer".
Sé, que ahí acabó todo. Maite y yo nunca volvimos a hablar de estos años. No era necesario. Lo que cuento aquí es un resumen de previos años de confidencias.

Los dos hicieron lo que era mejor para todos, no para ellos. Lo que vivieron o soñaron nadie se lo quitará.

No, Maite no leerá esto. Maite murió hace años. No creo que él lo sepa.

61 comentarios:

francis black dijo...

Son decisiones , pero no creo que unas sean mejores que otras , en el sentido moral me refiero , se hece lo que se puede y es imposible meterse en la situación de otro .

Chiqui dijo...

PERO FRANCIS,Que haces despierto tan temprano!

francesca dijo...

Después de leerlo esta mañana, sin tiempo para comentar, lo he vuelto a leer ahora. Y no sé por qué pero me recuerda a los cuentos morales de Eric Rohmer, con situaciones donde el juego de la seducción por momentos se escapan de las manos, pero siempre son intrascendentes, controlables por su pragmatismo, y acaban siendo felices y comiendo perdices. Esta historia es menos fronteriza, desde luego, sobre todo por el final.

En este caso, chiqui, nos planteas dos dilemas, o al menos así lo veo yo. El primero consiste en valorar la importancia que tiene el sexo en una relación de pareja ¿no es así? y la influencia de la ideología en dicha elección. El segundo es también peliagudo, porque nos plantea el problema moral de faltar a un compromiso.

En muchas ocasiones he escuchado aquello de que la ausencia de conciencia exime de responsabilidad, y creo estar de acuerdo. Por otra parte, también me cuestiono los distintos niveles de conciencia que se pueden dar, y las influencias ajenas que la colorean, y las distintas motivaciones de cada caso individual. Menos mal que no soy juez, porque de serlo, además de minimizar las penas, lo pasaría fatal, pensando siempre que se me escapa alguna justificación. Es difícil ponerse en la situación del otro, y esto me recuerda otra película que me encantó, Rojo, de Kieslowski, una reflexión del juez jubilado que borda Jean Louis Trintignant.

No puedo seguir ahora, pero me gustaría volver sobre el tema, y decir algo más.

Hasta luego. Besos

Anónimo dijo...

En esta historia no sabemos lo más importante, no conocemos los sentimientos de los personajes, y por lo tanto yo al menos no comprendo sus decisiones. Lo más probable es que él necesitara una fantasía, la de la joven que lo admira y es inalcanzable, y ella otra fantasía, la del hombre mayor, inteligente, etc. Así sucede todos los días. Lo que atrae a las mujeres es el poder, y el profesor tiene poder. Lo que atrae a los hombres es la vitalidad, y las jóvenes tienen vitalidad. Poquísimos dejamos a nuestra mujer por una jovencita más o menos.

Chiqui dijo...

Francesca, si caigo, quiero que tú seas mi juez!

Maite era una mujer con ideas bastante liberales pero incapaz de hacer daño; antes habría sufrido ella que hacer sufrir a otro. No era una jovencita cualquiera.

Creo que consideró la situación seriamente. Aunque lo seguía viendo ya sabía cual iba a ser el final (me lo dijo muchas veces) No era tan inocente.

De él se menos. Pero durante más de dos años no sacó de Maite ni un beso…hasta aquel día en que acabaron.
Disfrutar de su compañía, conversació y verla. No era tanto su atractivo, que lo era, sino algo difícil de explicar. Era el centro de donde estuviera. Sin proponérselo

Rojo...voy a ver si puedo alquilarla.

Chiqui dijo...

Anónimo. Estoy de acuerdo contigo, como situación general, pero no en este caso en particular.
Para empezar, él no era viejo, era joven. En cuanto al poder...Maite era la que tenía el poder.
Ella siempre decía que en cuanto la relación tomara un camino de tipo sentimental lo dejaría de ver. El debió sospechar que ese era el caso.
La atracción era obvia: Remedios la animaba a cruzar esa línea invisible y divisoria que ella había trazado. Yo, la conocía un poco mejor..."si no fuera por mis hijos" el tenía varios, no sé si tres o cuatro...ella lo sabía

Chiqui dijo...

ANONIMO, he vuelto a leerte. No estoy de acuerdo. Presentas una imagen bastante simplista de las relaciones. No que no se den casos que justifique tu opinión, pero me gustaría pensar que las cosas han cambiado en los últimos años en lo que se refiere a la mujer. Eso espero.

Anónimo dijo...

Disiento, Chiqui. Si él era el profesor y ella la alumna, él tenía poder y era mayor que ella. Lo que la atrajo a ella es el poder de él. Después ella, claro, adquirió poder, el poder de las mujeres que se saben deseadas. Pero él lo tenía muy claro, el no pensaba dejar a su mujer sino seguir la fantasía un rato, son como cosquillas, sabes. Hay gente que se conforma con las cosquillas. Eres ingenua si crees en eso de "si no fuera por mis hijos...". Lamento desilusionarte, pero esa linea es muy antigua, y es cierta 1 vez de cada 100, nada más.

francesca dijo...

Chiqui, hay pocas historias excéntricas, por llamarlo de alguma manera; la mayoría de las historias están tan vistas ya, se repiten tantas veces, que apenas detectamos alguna diferencia.

Algo muy parecido a la historia de Maite le pasó a una amiga mía, cuyo nombre silenciaré, aunque no sea una persona conocida. Esta amiga era muy atractiva y ligaba con mucha facilidad, hasta hacíamos bromas con su éxito, porque tenía como imán en la mirada. Pero en este caso, ella no ligó con su profesor, sino con un profesor compañero de un amigo de su hermana, que se lo presentó sin decirle que estaba casado y tenía hijos pequeños. La cuestión es que hubo flechazo de inmediato, pero la historia se complicó, por aquello de la moral del compromiso y la consideración de los perjudicados, etc., porque ambos, -sobre todo ella- sentían el peso de la mala conciencia. Recuerdo que me contaba que habían decidido darse un tiempo, continuar viéndose en secreto, hasta ver si alguno se cansaba, o los dos. Y pasaron los meses, y no se cansaban sino todo lo contrario, hasta que se enteró la mujer, y él en el primer momento se decantó por salvar la família, pero pronto volvió para pedirle formar una família con ella. Mi amiga estaba tan decepcionada que se negó a seguir con él. Y, sinceramente, no sé si hizo bien o mal, porque había muchas variables a tener en cuenta, que podrían justificar muy bien la ruptura del profesor tanto con su mujer como con ella.

Ella sabrá por qué no le perdonó; son elecciones que comprometen lo más profundo de nuestro ser, y que las realizamos yo diría que de manera instintiva, si no somos un modelo convencional si más, con la trivialidad que observamos en las máquinas, o incluso en alguno de los personajes de las películas de Rohmer.

Si no la has visto aún, no te la pierdas: Rojo de Kiewloski, que es muy buena, y también Azul.
Bona nit. B7s

Chiqui dijo...

ANONIMO. A mi no me desilusionas...te puedo asegurar que a Maite tampoco la habrías desilusionado. Excepto Remedios, todos le decíamos eso...pero no era necesario ella lo sabía. Lo que tenía bien seguro era cuándo cortar y no esperar a que él lo hiciera. Creo que todo fue bastante inocente, por mi parte, y bastante calculado por la de ella.
Como aquello de 'a ver quién puede más'. Me temo que no le haga justicia con este último comentario y bien podría estar equivocada.
Recuerda, anónimo, que dejo fuera todo lo que ella no habría contado

Chiqui dijo...

Veré esas películas. Últimamente casi no veo la tele, a no ser que sea una buena película!
Tu caso lo encuentro más común. Lo excepcional de este es, que No se liaron…y no fue un “rato” como dice anónimo. Fueron casi tres años!

Bueno, pasemos a otra cosa. Quizá yo recuerdo mi relación con ella de una forma más especial que realmente era, pero creo que no.

francis black dijo...

anonimo

Ni que fueras tu el protagonista de la historia , das por hecho sentimientos y reacciones de terceros con una facilidad pasmosa . Con los datos que da chiqui es complicado tener una opinion , mi idea sobre estos temas es que las reacciones son muy imprevisibles y solo cuando te encuentras en la situacion actuas y en ocasiones de forma diferente a lo que tu mismo creias .

francesca dijo...

Sin duda, hay relaciones que no tienen el menor cariz erótico, que son amistosas sin más complicaciones, porque se quiere que sea así, y/o porque el cuerpo no desea otra cosa. Sobre el espíritu dijo algo uno de los pescaditos, hace unos días; es un aspecto al que damos poca importancia, en general, o del que no acostumbramos a hablar; debe estar muy desnutrido, el pobre. Ya hace tiempo que lo vengo observando: todo para el cuerpo, nada para el alma.

Quise decir Kieslowski, que vaya nombrecito... era polaco, chiqui, y su trilogía es famosa, al menos en Europa. Azul, Blanco y Rojo. De las tres, la que más veces he visto es Rojo, que como dije me encanta, y te animo a que la veas.

Bona nit. B7s

Chiqui dijo...

Hola Francis. Yo sé que a ti te gustan estas cosas de tipo psicológico (me encantó tu reacción)
Anónimo quizás habla así porque haya tenido una experiencia similar. Yo también la tuve, pero la mía era en blanco y negro y no duro ni un suspiro. Vi venir el resultado muy rápido...yo era una ‘niña buena’, Maite tenía coraje.

Que razón tienes, Francesca...cómo se nos olvida el espíritu!

Esta noche no soy yo la que cocino; mi mejor amiga me vio ayer tan 'en las nubes' que cambiamos la invitación y ella insistió en que fuéramos a su casa. Otra persona especial. Se te olvidan las penas al lado de ella. Ya la conocerás!

francis black dijo...

Pero el espiritu es importante , porque el cuerpo esta bien en el sentido que si tu pareja te gusta fisicamente la cosa va , pero cuando tienes una pareja la relacion que en un principio tenia una base fisica no se sostiene sobre eso , nadie va pensando mi novia es la tia mas guapa del mundo , es algo que una vez interiorizado ( el fisico ) pasa a un plano secundario y te queda la relacion emocional y el dia a dia , el dia a dia es facil que tenga dificultades asi que lo que soporta una pareja es el espiritu tanto de uno como de otro , la voluntad de crear algo y hay que ser muy cafre para creer que puedes montar algo basandote en el fisico .

Chiqui dijo...

Pues me gusta eso de "cafre". Estoy de acuerdo contigo.
Veo que te acuestas muy tarde...cuídate!

cristóbal dijo...

Estoy con Francis en lo difícil de hacer juicios.
Por opinar diré que creo que en un momento decidió ser generosa con su cuerpo. Es lo que llevas buscando: toma, tomo y ( te lo has buscado) ¡Puerta! O … lo voy a cerrar con esta agradecida generosidad antes de que lo haga el vago azar estéril.
Será que me gustan las mujeres generosas y con carácter.

francesca dijo...

Chiqui, supongo que notarás diferencia entre la voz de Cecilia y esta:

http://www.youtube.com/watch?v=2lk-GiNQFTU&mode=related&search=

Buenas noches. B7s

Chiqui dijo...

Cristóbal, no entiendo lo que quieres decir con el "vago azar estéril". Tampoco lo de mujeres generosas...yo soy generosa...pero me temo que tú hablas de otro tipo de generosidad. Carácter...el mío es fuerte...pero me temo que no te serviría de nada! Estamos hablando de hace casi 30 años. Las cosas, las mujeres no los hombres, han cambiado bastante.

Anónimo dijo...

No hago juicios. He dicho desde el principio que en esta historia faltan los datos más importantes, y que no podemos comentarla sino de manera muy general, como un caso que pertenece a cierto tipo de situaciones. Luego si alguno de los personajes pudiera hablar, o si Chiqui completara la información, podríamos decir cosas más fundadas. Pero hay miles de historias como estas, que duran mucho más que tres años sin que ninguno de los protagonistas se comprometan a nada, porque estan contentos con lo que tienen, que es cosquillas y fantasías, y no quieren perder su decencia, matrimonio, etc. A veces estas relaciones duran toda la vida! La clandestinidad y la sensación de ser virtuoso contribuyen a su mantenimiento. La ilusión es muy fuerte, pero nadie deja lo que tiene, ya que lo ideal es tener TODO (el matrimonio y los hijos, la decencia, etc. y tambien el amor imposible.) A veces manipulamos bien nuestros sentimientos para alcanzar más de lo que la sociedad permite. Eso es así, lo sé de primera mano, no por experiencia personal, sino por razones de trabajo. Para tomar el relato de Chiqui como una novedad o un prodigio de abnegación, sufrimiento, romanticismo, habría que saber todo, y supongo que solamente los protagonistas saben todo. Los relatos contados por terceros no son nunca fiables. (Los que cuentan los protagonistas pueden no ser fiables también por supuesto).

Chiqui dijo...

Si, Francesca, bella voz la de Joan Baez.
Conocí a Dylan en Nashville hace unos 10 años. Ya mayor, sonaba a su propia caricatura. Tiene una casa allí, la ciudad de la música country. Con frecuencia usa a guitarristas y otros músicos que andan en busca de su momento entre las estrellas. Los que han trabajado con Dylan hablan pestes de él. Les paga poquísimo y los trata mal.
En un concierto que yo fui tenía a un guitarrista que era un verdadero prodigio, le salvo el concierto ya que casi no le queda voz. Era curioso como Dylan daba la espalda al público y bloqueaba al guitarrista en el momento en que más se podría haber lucido Este...un racano. Me decepciono. Cuando era jovencita tenía todos sus discos.

Otro fallo de su carácter: presume de haberle dado a Baez calabazas y de que ella resintiera la situación tanto que dejara de hablarle a él. Mira este video y verás como él acapara el micrófono...la pobre Baez casi no lo alcanza...pero no lo necesitaba… precisamente por el chorro de voz que tenía.

http://www.youtube.com/watch?v=f01UehWq3v8&mode=related&search=

Anónimo dijo...

Esto está lleno de feministas de boquilla.

Chiqui dijo...

Es usted el anonimo anterior?

Marisa dijo...

Pues a mí me aburre el feminismo de boquilla y el feminismo de verdad. Lo que quisiera pedirles a ustedes – ya que Francesca ha nombrado a esas tres magníficas películas polacas—es que me recomienden algunas películas en lengua española. Intento ponerme al día (soy extranjera, vivo en Bucarest, y llegan pocas películas españolas, casi todas son de Almodóvar (las he visto todas). ¿No podrían recomendar algún título reciente?

Cristóbal dijo...

"Vago azar estéril" ... Me temo que es un un ataque de adjetivitis doble. Perdone.
Lo demás creo que se puede entender.
Lo de que en treinta años sólo han cambiado las mujeres... mmmmm.

Chiqui dijo...

Marisa, yo estoy en las mismas. En la tienda de videos de nuestra calle ya los debemos de tener agotados todos. Mi marido acaba de aparecer con dos que se llaman:
"la mujer de mi hermano y "Verónico Cruz" (la deuda interna) Ya te diré. Estás en Bucarest? Es muy tarde para ti, no?

Chiqui dijo...

Cristobal, usted suena un poco machista. Me encanta esa mmmmmm!

Marisa dijo...

Pues sí, casi las 4 de la mañana. Ultimamente duermo muy mal. Gracias por los títulos.

Chiqui dijo...

Cristóbal, andas por EE.UU.? Porque si no, también es tarde para ti. Leíste los remedios contra el insomnio del blog anterior??

Chiqui dijo...

Marisa, lee el blog anterior que mandó nuestra amiga Graciela; si no duermes… por lo menos te reirás. Tu español es excelente!

Anónimo dijo...

Chiqui, tu eres la peor de todas, porque dices mucho y no haces poco.

No, no soy el otro anónimo, yo estoy a unas horas de Boston. Nos conocemos pero no te acordaras de mi (por lo de arriba)

Chiqui dijo...

Cecilia, muy cerca de "Don Perlinplim" y "La zapatera Prodigiosa" de Garcia Lorca.

http://www.youtube.com/watch?v=iN2smMoR6zg

Lily dijo...

Tengo quince años y a lo mejor no escribo el español muy bien, porque no es mi lengua nativa, pero mi madre insiste en que colabore aquí con mis pensamientos que no son nada ingenuos pese a mi edad. Si se están riendo, no me conocen.

Yo creo que las mujeres no han cambiado casi nada. Ahora son presidentas o ministras y antes no tanto, pero eso no es porque ellas han cambiado, ellas son como antes. El gran éxito de las mujeres o del feminismo es que han logrado hacer cambiar a los hombres. ¡Son los hombres los que han cambiado! No se atreven ni a mirarme cuando me pongo mi T-shirt rosada ceñida con un cartel que dice "I love pink". No la uso para provocar a los hombres, la uso porque me gusta. Eso es lo que ha cambiado, que los hombres se portan mejor en público y dejan a las mujeres ir a lo suyo y vivir su vida y ser independientes, y entonces pueden hacer política también y ser presidentas.

Pero no se engañen, que los hombres siguen teniendo la sartén por el mango. En la familia, la familia es de las mujeres aunque disimulen que son tontas, pero en la res publica los que mandan son ellos.

Nunca me metí en un blog de adultos pero mi madre, que me enseña español y latín, dice que yo soy capaz de todo, y eso a veces es un cumplido y a veces no. Gracias por leerme.

El lobo dijo...

Muy bien, Lily-cita, escribes como si fueras mayorcita; tu madre puede estar muy contenta! Saludala de mi parte.

Chiqui dijo...

Anónimo primero. No me di cuenta de que me salté su larga parrafada. Es curioso, su escritura (como la mía) está influida por el inglés, ejemplo: dice “más que 3 años” ( debe ser: mas de) y su última frase: “pueden no ser fiables también” (debería ser: tampoco). Perdón, es pura deformación profesional!
Efectivamente lleva mucha razón...ojala pudiera de decir más pero Maite sería fácilmente reconocible. Ella quería que yo aclarara cosas pero sin desvelarlo todo por completo.

Chiqui dijo...

Anónimo "posterior". ¡ Tienes que ser estudiante de español, seguro. Espero que no mío; yo insisto mucho en la doble negativa y el usted!
Llevas razón con lo de feminista...yo soy independiente. Los grupos me dan alergia.

No te desanimes con las españolas, yo no soy el mejor ejemplo.
Vete a Madrid y échate una novia que hable bien y que esté liberada; ¡Para tu bien estar!
Qué casualidad el primer anónimo también tenía problemillas con el negativo doble!
Por otro lado tenemos a esta jovencita de 15 años absolutamente bilingüe…mmmm!

Chiqui dijo...

Bueno Lily, como eres tan madurita no te asustaras si te digo que aquí hay "gato encerrado". Pregúntale a tu mamá y te explicará, pero… qué digo...ya lo debes de saber!
Este es un blog para personas mayores (no confundas la palabra adultos con la inglesa). Somos gente decente pero creo que, con frecuencia, salen a relucir cosas y palabrejas que me hacen enrojecer. Yo creo que una niña que todavía viste de rosa no debería andar por aquí a estas horas de la noche...por muchos latines que sepas.
Dile a tu mamá que entre por aqui y nos enseñe español...hoy ha habido algunas deficiencias que ella podría haber aclarado. A tu edad yo todavía jugaba con muñecas...tan sólo empecé a madurar hace un par de años! Besitos y sueños felices!~

francis black dijo...

chiqui

Que pasa , tienes complejo de Casimiro ? a todos nos dice que es tarde para estar despiertos .

Casimiro es este :

http://www.youtube.com/watch?v=wbfQ71hMr_k

Anónimo dijo...

. No pueden ser fiables TAMPOCO.

. Pueden no ser fiables TAMBIÉN.

Chiqui, son construcciones diferentes. Su corrección es incorrecta.

. Pueden durar más que tres años

está bien también, pero no sé explicarle la razón y tengo prisa, así que lo dejo para más tarde.

Chiqui dijo...

Anónimo, llevas razón, las dos expresiones (más de, más que) son correctas, pero depende del contexto. Dentro del contexto que anónimo usa (no sé cual de los anónimos) creo que es lo que propongo: “mas que tres años” quiere decir: nada mas que tres años o sólo tres años.
Más de tres años, quiere decir 3, 4 o 5... Esto es lo que el contexto requería.

Con también y tampoco ocurre igual. El contexto de anónimo, me parece, requería "tampoco".
Mi especialidad no es la gramática aunque la he enseñado.
En mi habla normal me habrían salido las expresiones que propongo. Claro que siempre están los regionalismos en España y Latino América donde, por ejemplo, en las frases condicionales casi ha desaparecido el condicional (no sé por qué se llamarían condicionales!) y se usa más los dos subjuntivos: Si hubiera tenido dinero hubiera ido España, en vez de “habría ido a España”.

Otra vez, no soy especialista pero esto es lo que viene en los libros de texto de español para estudiantes que estudian el español como su segunda lengua. Cualquier aclaración se agradecería.

Chiqui dijo...

FRANCIS, GENIAL EL VIDEO. De verdad que así me siento cuando os hago la pregunta...pero en forma de madre, aunque me voy pareciendo cada vez más al personaje de casimiro. Gracias...siempre tan oportuno y al clavo ( dar en el clavo?) Besos

Grammaticus dijo...

Chiqui, Anónimo tiene razón. El contexto de Anónimo requiere lo que él eligió, "también", porque no está negado el verbo principal. "Tampoco" se usa cuando se niega el verbo principal. Los ejemplos que él te ha dado son perfectos.

garmir dijo...

Hola:
Que historia tan interesante, consultaré el blog más a menudo.

Chiqui dijo...

Gracias Grammaticus. Lo de también y tampoco lo tenía menos claro. Su explicación no deja dudas...No se nos vaya y siéntase libre de corregirnos...a mi la primera!

Chiqui dijo...

GAMIR, gracias. Ya he pasado por tu blog en ocasiones. Escribes en catalán y me es un poco difícil, aunque leyendo medio me defiendo. Ojala lo pudiera hacer mejor!

Lily dijo...

Chiqui, te escribí a las 9:30 de la noche. No es la hora de dormir! No hay gato encerrado (something fishy?). Pero Mum dijo eso mismo, adivinó qué tú ibas a decir.

Yo estoy aprendiendo español en el blog. Mum me explica lo que no entiendo. Dijo también que tú eres monja. Pero nadie me contestó y me doy cuenta que no soy muy eficiente escribiendo español. Too bad.

Chiqui dijo...

No Lily, el gato encerrado se refería a que tu español era perfecto; pero si tu mamá te ayuda lo puedo entender mejor. Ahora veo que vives en EE.UU.

Lo de monja...me parece que quizás tu mamá me conoce! Creo que ella se salió del convento cuando tenía 20 años. Pregúntale, por favor. Aquí siempre eres bienvenida...pero a tu riesgo y el de tu mamá. Quizás ella lleva razón: posiblemente este sitio sea más beatífico que la mayoría de los "mi espacio" que puedas visitar. Un beso.

Anónimo dijo...

Estimada Chiqui, renuncio a explicar mi frase, la que usted dice que es incorrecta:

Esas relaciones a veces duran más que tres años.

No la puedo explicar. Pero no sé inglés como para tener confusiones con el inglés.

Gracias, don Grammaticus, por explicar tan claramente lo otro.

Chiqui dijo...

Bueno, hombre (o mujer). Tampoco es tan importante, ya te dije que era deformación profesional por mi parte, pero más que 3 años (nada más que 3 años) es igual que decir "sólo (solamente) tres años". No hay que darle más vueltas!

Yo creía que te referías a que esas relaciones suelen sobrepasar, durar, más de 3 años.
No hay que saber inglés para explicarlo.
Que odiosa soy, verdad?, ya lo sé... Pero si entendiste la otra explicación tan bien, esta es más fácil de entender. No te enfades…mi ignorancia es enorme en todo. Ya ves lo que dicen “la ignorancia es atrevida”

Grammaticus dijo...

Qué gusto que haya problemas gramaticales en el blog. Lo que se discute ahora es el uso de “de” o “que” en construcciones comparativas

Un poco de contexto primero. Chiqui dijo que la relación entre Maite y el profesor había durado tres años. Anónimo contestó: “Pero hay relaciones como estas que duran mucho más que tres años”. Chiqui dice que debería decirse “Mucho más de tres años”.

Chiqui, la regla que usted aplica es buena (cuando el segundo elemento de una comparación es un número, se dice DE, no QUE). Pero esa regla no vale en este caso, porque esta construcción no es realmente comparativa, o al menos la intención de su autor es otra. Lo que escribe Anónimo está bien escrito en correcto castellano. Él no quiso decir que estas relaciones duran más DE tres años, sino más QUE tres años. En el primer caso, en que se usa DE con numerales, tenemos una construcción comparativa típica, como por ejemplo:
Compré más de 2 libros (es decir, 3, 4, 20).

En el segundo caso, en que se usa QUE, como hace Anónimo, en un uso no tan frecuente pero normal en castellano, lo que tenemos es una construcción aditiva, inclusiva. Las construcciones aditivas nunca se construyen con DE.

Lo que Anónimo quiso decir es que estas relaciones duran tres años y muchos más. Las gramáticas le darán ejemplos de este tipo:

Juan conoció más personas que Pedro.

Si interpretamos esta oración como una oración comparativa, vamos a entender que Juan conoció a más personas que personas conoció Luis.

Pero hay otra interpretación, la aditiva. En esta interpretación, que es la que Anónimo intenta transmitir, una oración como esta equivale a:

Juan conoció a más personas, además de a Pedro.

El nombre de estas construcciones es pseudocomparativas aditivas.

Anónimo usa bien el castellano. Chiqui, como usted bien sabe, las reglas de los libros de texto son muy limitadas. Son como andadores para que los extranjeros aprendan a caminar en una lengua diferente, pero no tienen valor gramatical porque simplifican demasiado la realidad.

francesca dijo...

Qué gracioso, este último anónimo, entre frase y frase sobre gramática, cuela aquellos de los tres años... Ya hace tiempo que nos vienen diciendo -los estudiosos del tema- que el enamoramiento tiene una duración de aproximadamente año y medio.


¡Vaya día de calor!

A Bob Dylan le veo desde otra perspectica, chiqui. Tiene bastante mala prensa, lo sé. El verano pasado dió un concierto aquí, que estuvo fenomal, al menos para mi gusto (también para los amigos con quienes iba); sin embargo la prensa del día siguiente, se empeñaba en resaltar su falta de tacto con el público. ¡Pero si él se comunica con la música! La verdad es que me sigue gustando, encuentro que es un gran artista, capaz de renovarse continuamente; y entiendo que le fastidie el asedio de fans y periodistas. Su voz, chiqui, es irremediablemte nasal, pero inimitable. Si a los 66 años sigue realizando giras, eso debe significar algo, ¿no crees?

Hasta mañana, que paseis buena noche. Besos

francesca dijo...

Muchas gracias, grammaticus, vaya lecciones magistrales nos está dando...

Mas b7s

Chiqui dijo...

O sea, que tenemos aquí un anónimo bien sofisticado! Grammaticus que lujo recibir lecciones de tal calidad y gratis. No podrán decir ustedes que no se aprende nada en este blog…

Dónde enseña usted? a todos nos podría venir bien unas cuantas leccioncitas de estas sutilezas del lenguaje...y le pagaríamos! Muchísimas gracias otra vez, es una delicia leerlo/a.

Chiqui dijo...

ANONIMO...mis más profundas y sinceras disculpas por corregirlo innecesariamente. Cabezota soy. Ya no lo volveré a hacer más!
Ni a Lily!

Chiqui dijo...

FRANCESCA, un año y medio sólo duran los romances. Pues no merece la pena echarse uno...

Dylan, en Nashville cantó de mala gana y mecánicamente. Quería acabar lo antes posible y salir!

Grammaticus dijo...

Chiqui, ya no enseño nada, soy un ser cada vez más irrelevante. Por eso me precipito a dar una explicación cuando me la piden o casi me la piden.

Me gusta mucho tu blog. Es muy hospitalario y estimulante. Te imagino perfectamente recibiéndonos a todos en tu casa y dándonos vino y preguntándonos por qué nos acostamos tarde y otras cosas por el estilo.

Chiqui dijo...

Gracias otra vez!. Sí, otras cosas por el estilo...a veces me paso con las preguntas. He tenido a amigos que me han dejado plantada por ser demasiado "curiosa", piensan ellos...hasta que me conocen y se acostumbran. No te vayas muy lejos!

cristóbal dijo...

Hola Lily. Gracias por darme la razón. Yo también estoy aprendiendo aquí a escribir bien en español pero como no tengo profesora y soy mayor tengo dura la mollera.
Cuando tenía tus 15 añitos no se veía a una mujer con ropa ceñida casi nunca y darle a una un beso...imposible. Se lo pedí a una chica que no tenía pinta de ir a colegio de curas y me soltó un bofetón que aún me duele recordar no habérselo devuelto. Soy español y ya me voy a la cama.

Chiqui dijo...

Cristóbal...no me hagas sufrir. Oye, estuve leyendo en azua la narración de los Winhsip, que me encantó; pero no se nada de ellos ni se quin escribe la historia o si tú sólo la transcribes. Puedes decirme algo más. No te he preguntado en Azúa porque tiende a ignorarme...son como niños malos! Qué me puedes aclarar...?si quieres. Yo no pretendía ofenderte...todavía sigo pensando que deberías haber dicho más de 3...uff si me contestas después de esto vas a demostrar que eres una persona leal. Deja de ligar con lily, sólo tiene l5 años!

cristóbal dijo...

¡Ay! Me lo temía.
Mira, no sufras. No me ofendo. Trabajo de 9 a 3 en un lugar muy duro y saliendo de allí todo me resulta "virtual".

James Thurber. Acantilado ha traducido dos libros al castellano. Lo he copiado.

Te dire que sólo me han gustado mucho dos cuentos de los dos libros y los dos los he puesto en Azúa.

Este trozito también me ha hecho reír.
"Este tipo de anciana señora era muy dada a soltar una sarta de epigramas como: " A los veinte, una está enamorada del amor; a los treinta, el amor está enamorada de una; a los cuarenta una está enamorada de dos; a los cincuenta, a una le da igual qué dos están enamorados de una; y a los sesenta..." No es necesario que tenga demasiado sentido; los sofisticados del público siempre se ríen, y una o dos personas que las han pasado moradas, aplauden.

Tú no te cortes. Todos esos geniales estan aburridos de los demás geniales y se divierten muchísimo con locatis simplicisimus como nosotros.
Me he caido de la silla imaginándome tu cara ahora, de risa.

Chiqui dijo...

Sí, Cristóbal, me estoy muriendo de risa porque me describe un poco a mi...aunque bien sea dicho no he llegado a los 60 todavía! No he leído nada de ese autor, me sonaba el nombre y mi marido me dice que lo busque en Goglee(instintos de investigador?) pero no lo voy a hacer. Recuerdo que escribía en el New Yorker. Parece tener ingenio. Eres un sol Cristobal.Tu nombre en inglés es Christopher...demasiado complicado de escribir! Un abrazo, compañero, yo también trabajo mucho!