lunes, septiembre 07, 2009

El blog de Chiqui: Entradas rescatadas. II

Entre el 2006 y el 2007 quedaron perdidas, algunas para siempre, las primeras entradas de mi blog.Voy a intentar, poco a poco, incorporar unas cuantas al blog actual. Dejaré los comentarios antiguos más pertinentes al tema de la entrada. Eran demasiados para reproducirlos aquí. Si quieren leerlos todos pueden ir a http://www.bloggingchiqui.blogspot.com/



JUDITH Y JOY (II) Febrero 24, 2007
Sábado, febrero 24, 2007

Alguno de ustedes se preguntaba cómo acaba la historia. ¡Qué sé yo! Ellas viven el mismo tiempo que nosotros…. Puedo contar, pero no predecir.

Nos quedamos en los buenos propósitos de Judith de conocer a Carlos, el segundo marido de su hermana gemela Joy. Así ocurrió; poco a poco me fui enterando de varios encuentros: Judith había cenado con ellos y, después de todo, Carlos no le parecía el monstruo que ella se había imaginado. Un día era un detalle: Carlos le había dicho que ella valía mucho y debería buscar otro trabajo. Dos días más tarde Carlos le aconsejaba cómo independizarse de Joy y ser su “propia persona”. Tres meses después, Judith estaba preocupada porque le empezaban a incomodar las insinuaciones de que ella era “más cariñosa que Joy” y “más divertida”. En su timidez me dijo: “Carlos es una persona interesante, todo lo opuesto a Daniel y a mí. Todo decisión y energía. No le da vueltas a las cosas…¡Así como tú, Estrella! Que cuando dices que vas a hacer algo ya está hecho el próximo día”. Claro que, en mi caso, ella se refería a cambiar el color de la cocina. Un día me dijo que Carlos le mandaba correos electrónicos con frecuencia y que había tenido que decirle que para ella su hermana era lo primero en su vida, cortando así esta invasión de mensajes de “how to”.
Daniel todavía no había conocido al tal Carlos. Se resistía. Pero con el encanto de las dos gemelas pidiéndoselo, ¿cuánto más podría resistir? Ahora incluso me utilizaban a mí para convencerlo : ”Estrella dice…Estrella piensa…“¿Y por qué no nos reunimos todos a almorzar un día con ella y su marido?… ¿ En Hackney's?” propuso Judith un día a Daniel. Me imagino que le diría: “no tienes que hablar con él…te puedes sentar al lado de Estrella…podemos llevar dos coches…” ¡Qué se yo! Pero ahí estábamos todos comiendo hamburguesas como nunca las he comido, y bebiendo cañas a las doce de la mañana. Yo sentada al lado de Daniel y mi marido al lado de Carlos. Había tanto ruido en el restaurante que habría dado igual al lado de quien se sentara uno. Carlos me miraba de reojo continuamente…Yo me preguntaba: “¿Qué estará pensando... cuántos años tengo?" No parezco tener más que las gemelas (Esto último es mio) Carlos seguía estudiándome. Yo seguía pensando: ¿cómo demonios este hombre ha podido traer tanta discordia entre este perfecto trío? Quizás sea su personalidad… Guardé mi juicio para más tarde; pero ese día no me impresionó. Realmente no me podía explicar cómo estas dos finísimas bellezas, con sentido de humor e inteligencia, habían dado a parar con estos dos hombres tan insípidos y tan poco atractivos, aparentemente. Daniel se salvaba porque me era consciente su bondad y dedicación a hacer a estas dos mujeres felices; ¿pero el otro? Bajito, regordete, con gafas, andaba como un toro a punto de embestir…pero le faltaba “crianza”: demasiado puyado, de los que necesitan ser devueltos a sus madres y descansar bajo un árbol el resto de su vida, como "Ferdinand the Bull." Bueno, nada de esto tiene que ver con la historia, es pura percepción personal que, por desgracia, suele ser bastante acertada. Volvamos a lo real, los hechos. El almuerzo fue pagado por Carlos; pero me figuraba que Joy le había dado de antemano el dinero y que Judith pagaría la mitad después (más conjeturas) Lo increíble iba a ocurrir: cuando salimos del restaurante las gemelas decidieron ir a las rebajas de “Saks Fifth Avenue.”. Mi marido y yo teníamos otros compromisos, lo cual dejó a Daniel y Carlos con un coche disponible. No les puedo decir qué pasó. El próximo lunes Judith me dijo, con toda naturalidad, que todo andaba bien… pero que no habían comprado nada en las rebajas…La alabanzas a Carlos no cesaron durante unos meses por parte de Judith. Daniel seguía llevándolas al trabajo y ellas cocinando para él. Después de la cena Joy volvía a Carlos, a su otra casa. Judith empezó a resentir a su hermana, pero estas críticas siempre iban acompañadas con un tono de adoración hacia ella. Me solía decir: “Lo tiene todo…Tiene a Daniel que le soluciona todos los problemas, la escucha y la aconseja, pasa todo el tiempo con nosotros…y luego se va a casa a acostarse con el macho hispano”. Yo me reía, ella también. Realmente ninguna de las dos sabíamos si eso era lo que ocurría…Yo lo dudaba.
Creo que este es un buen momento para parar con este relato tan real como la vida misma, aunque ustedes, conformistas y burgueses, piensen que este caso es un caso…de película.
Esta entrada tuvo en su día 53 comentarios. He dejado 29
zenobia said...
buenos días!!! tengo un domingo ocupado pero aprovecho un rato esta mañana para ponerme al día.chiqui, tu historia cada vez tiene nuevos matices más interesantes y complicados. me hace pensar en la insatisfacción inherente a la naturaleza del ser humano: siempre queremos lo que no tenemos, cuando lo tenemos o creemos tenerlo, queremos más u otra cosa u otra persona. nos desilusionamos y nos entra la ansiedad y nos ponemos otra vez en movimiento...porque digo yo este Carlos no se podía estar quieto? son ganas de complicarse la existencia, no? bsos
Joaquinita said...
Me está entrando complejo de tortuga.Siempre llego tarde. Y muchas veces cuando llego, todo ha pasado ya.El poema de Cernuda me había llevado a reflexionar sobre qué me decían esos versos en concreto, y sobre la sensación que me producía el leer poesía. Pero ya aquello es agua pasada. Hoy es al pan, pan; y al vino, vino. O Burguer & biers. ¡Judith y Joy! dos gemelas preciosas que nunca ya podremos imaginar con otro aspecto. Creo que esta historia, tiene un punto de ternura que la aparta de lo que sería una historia erótica o sexual. Que no lo es. Aunque sean primero tres, y luego cuatro. Y vete tú a saber cuántos acabaran.( no obstante al final todos estamos solos, por mucho que queramos engañarnos). Lo que yo veo es la necesidad de estar con el otro, de que el otro te cuide, de no quedarte solo para cenar, en definitiva del miedo a la soledad. No están movidos por la pasión (esto es un aparte a Judith y Joy: -lo siento J.J. que sé que nos estáis leyendo-nos lo dijo Chiqui-lo veo así). Parecen más unos lazos de dependencia de unos con otros para poder afrontar una vida diaria que rellena de ¿Cuántas? ¿8?, ¿10?, ¿12 horas laborables?, con desplazamientos en automóvil incluidos, convierte los días, los de los primates mamíferos llamados humanos, en un hábitat de una dureza distinta. A pesar de lo bonito que lo pintan, la pareja aislada lo tiene muy duro para sobrevivir, y la pareja asilada con cachorros también. Pero ¿quién dijo que esto era fácil? En cuestión de amores todas las combinaciones son válidas, el único límite somos nosotros mismos, y cada cuál debe conocer cuál es el suyo. Yo, siempre he sabido de una manera instintiva a quién amo y quién me ama; lo cual no es obstáculo para vivir historias como si amasemos… ¿me explico?Llegados a este punto, solo me queda añadir, que lo de los revolcones es un tema crucial y de incalculable valor.
prozac said...
A mí estas chicas siguen sin parecerme reales, pero claro, yo de psicología de gemelas no se absolutamente nada. Quizás son un ser desdoblado en dos y como tal actúan, o dos personas distintas unidas por algún órgano imprescindible que las obliga a ir juntas, como siamesas figuradas... Lo de ellos parece más factible.A Daniel le gusta jugar a las muñecas, cuidarlas, protegerlas..y tiene dos preciosas por las que se desvive y no está solo.Carlos pues si va de macho hispano, cuantas más mejor..y tampoco está solo..En fin, como apunta Joaquinita en cuestión de amores todo vale, y si ellos funcionan así, pues mejor que otros que no tienen nada, supongo.¡Y de acuerdo con los revolcones!La sal de la vida, en su momento y en su contexto, pero como bien dices, de gran valor.
zenobia said...No llegas tarde joaquinita, si quieres hablar de Cernuda, por qué no? Mira yo, sigo con mis cromos, y el enlace que pongo alguno pensará que a qué viene a cuento. Da igual, ahí va:http://www.flickr.com/photo_zoom.gne?id=401760851&size=lPD: que paséis un buen día, voy a ver si me pierdo un rato. sdos
Chiqui said...
BUENAS TARDES ZENOBIA, algo de eso que dices hay en Carlos: "siempre queremos lo que no tenemos". Pero no en los otros tres, creo. Impresionante la foto, pero sabes...no me gustaría estar enterrada en un sitio tan serio.No quiero estar enterrada...
Chiqui said...
HOLA, JOAQUINITA. Veo que te vas acercando más a mi interpretación de este, por ahora, cuarteto...efectivamente...la necesidad y el miedo de llenar esa soledad las llevará a más. También la insatisfacción de que nadie te necesite, que para algunas personas es muy importante, más que “necesitar” lo que quieres es que te necesiten. En esta historia se dan los dos lados de la moneda.
Chiqui said...
PROZAC, hoy andas más acertada. Es mejor no jugar a psicólogos y, desde luego, no jugar con psiquiatras, aprende de mí. Creo que entiendes a los hombres mejor que a ellas. Pero claro no quiero descubrir aquí el último episodio
Chiqui said...
CASI SE ME ESCAPABA: lo de los revolcones. Bueno, mi franqueza tiene límites y se quedan en mi intimidad. Algo tengo que reservar sólo para mi ¿ no? No entiendo esa manía de los "revolcones". Cada vez que lo mencionan me recuerdan los cerdos en el cieno. No se me ofendan.
zenobia said...
bueno chiqui, he de reconocer una cosa: no me he metido mucho en la historia que cuentas y tal vez mi análisis es demasiado simplón... pero una cosa que no entiendo: por qué si creo que esta historia es de película me hace ser conformista y burguesa? jajaja, ya sé que probablemente lo soy más de lo que creo, pero no sé porqué en este caso concreto te lo parece a tí
Chiqui said...
Zenobia, no me refería a ti; me refería en general a todos, incluida yo.

cancer said...
A mi esto de las gemelas me parece harto complicado.Yo conozco unas que físicamente se parecen a las de chiqui, altas, delgadas, guapas y con el pelo a lo cleopatra. Ahí termina el parecido porque las mías son unas comehombres de aúpa. La mar de listas también son, que una es cirujana y la otra fiscal, y como se tienen la una a la otra, se hacen las fuertes, y no tienen piedad con el resto de la humanidad. Han tenido maridos y amantes los que han querido, y les gusta mucho salir juntas con los pardillos de turno, pero a la más mínima si te he visto no me acuerdo, que para eso tienen a la otra, su verdadera pareja, de donde nace su fuerza y con quién de verdad quieren estar. Yo las conozco a través de un amigo que salió trasquilado de la relación con una de ellas. Siempre las he visto como sacadas de una película de ciencia a ficción, como clones o algo así. Me dan yu yu.Hablando de clones que no de gemelos ¿Os imagináis cuando éstos sean de producción industrial? Hala, todos por ahí en grupitos de a tres o a cinco o a veinte según las ganas, todos igualitos... Espero no verlo, y no queda tanto, dicen.Vengo de una celebración familiar toda llenita de sobrinos que si que parecen clones, oye, sobretodo parecen de otro planeta porque hablan otro idioma, que el mío no, que te miran de una forma cuando les diriges la palabra.
zenobia said...
cuando uno empieza a hablar así es que te estás haciendo mayor cancer, lo siento...
zenobia said...
me voy a hacer un par de cosas en casa y tal vez ver una peli... me paso luego. dejo la voz de una mujer que me parece poesía (hoy no tengo ganas de buscar):http://www.youtube.com/watch?v=NkOuLZ2zcY0&mode=related&search=
cancer said...
Pues si, mayor y mucho, a años luz de mis sobrinos seguro, que le vamos a hacer.Ahora que todavía con afición a los revolcones, le alabo el gusto a Joaquinita, aunque sea en cieno, chiqui, donde se ponga un buen revolcón...
zenobia said...
Querido Otto:ya supongo que sigues de viaje con google recorriendo el mediterráneo y que estás bien porque no escribes, me alegro. pero no estaría de más que nos fueras contando algo, creo que desde que estabas en la pensión de Göreme no sabemos de tí, claro que puede ser que no hayas pegado ojo con el minarete al lado... se te echa de menos. Tal vez tu ausencia sería más llevadera si nos visitaran los chowmixtos o espejismo o criatura o anónimo... pero se han ido de fin de semana, parece. está bien así entonces, hay que divertirse!!!bueno, te deseo buen viaje, manda alguna foto más al menos y cuidate. bsos
Joaquinita said...
(lo que van a leer a continuación debe leerse casi en silencio porque lo estoy pensando muy bajito. Representa que Chiqui no lo debería leer ¿serás capaz, Chiqui?)Psss! Psss!, ¡eh! Tú, el que me está leyendo ahora. Si, si, ¡tú, córcholis!, que Chiqui se ha ido.¿Alguien puede explicarme eso de los setecientos? ¿y eso del experimento? ¿me va a salir joroba o algún salpullido? A veces no entiendo nada. Yo aquí, explicando mis historias, aullando y comprando tulipanes, y resulta que Chiqui es amiga de Antonio Monegal. Tiene un autógrafo del rey de España, y amigos que vienen de Costa Rica o de Washintong -que ya no sé los que tocan esta semana- a probar su cordero. Y además setecientas entradas en una semana (¿eso qué significa?, yo con números siempre me pierdo, no sé guardar para mañana). Menos mal, que cómo expliqué en una ocasión, yo por casa siempre voy guapa, que digo guapa, requeteguapa y súper sexy. ¡Cuánta razón tenía mi madre ¡ cuando me decía: Joaquinita, tu siempre bien mona, que nunca se sabe quién te estará mirando…y aún así, el otro día haciendo un corta y pega con la canción del Serrat, pegué una versión con unas faltas de ortografía garrafales, que pensé ¡dioooooos! Esta gente se va a pensar que llevo la ropa manchada de aceite, todo por las prisas y no revisar. Bueno, si alguien sabe algo más que yo de mis dudas que me lo explique. Podrían aprovechar ahora que Chiqui no está.AHORA REPRESENTA QUE YA PUEDES LEER, CHIQUI.Cómo veo que lo de los revolcones no acabas de entenderlo, prometo pensar en explicarlo. Me ayudaría pensar en ello saber desde dónde te lee la gente. ¿por qué? ¿Que qué tiene que ver?, pues mucho, porque me he enterado de que a los orientales, por ejemplo, les mola la cara hierática, y que sus señales amorosas a veces consisten simplemente en el movimiento de una ceja, o la dirección de una mirada; que no dicen “te quiero”, sino “me gustaría formar contigo una familia”…entonces a ver, como explico yo, el concepto revolcón.Besos.
PD: Si me alargo demasiado o me pongo muy pesada, solo tenéis que decirme:¡Joaquinita! ¡Cállate! (como decía mi madre).
Joaquinita said...
Hola Zenobia. ¿cómo estás? El otro día oí que hablabas con Otto de Little Miss Sunshine No sabes la envidia que me das. Hoy es la segunda vez que intento ir a verla, y me he vuelto a quedar a un palmo de la taquilla. ¿Te acuerdas cuando Verdú hablaba de la navidad y de sus aglomeraciones? Y lo de los domingos por la tarde ¿qué? ¿Son tan tristes que ni merecen una crónica? Cuando me he quedado a un palmo de la taquilla ¿sabes que he pensado? Que cuando llegue el calor este año y todo el mundo decida salir de la ciudad para irse a la playa, esto y la playa va a ser un caos. ¡Ya ves! Estamos en febrero y aquí ni hace frío ni llueve, y Chiqui en Boston con heladas, no sé lo que va a pasar cuando llegue el verano… Buenas noches, Zenobia.
zenobia said...Si, los domingos son para ir al cine si te dejan claro, lo de las colas es un coñazo. El otro día ví Cartas desde Iwo Jima (seguro que he cambiado el título, pero no me apetece buscarlo) y me gustó, sobre todo cómo refleja la mentalidad japonesa, el sentido del deber y del honor que nos cuentan sin ponerles rostro y sentimiento a los protagonistas ahora si lo ves en esta peli. Eso sí, para mí un poco larga (le sobra 30 min por lo menos) y yo es que las pelis de guerra me cansan. La otra no la he visto.Joaquinita, estoy deseando que expliques qué es un revolcón en diferentes culturas, estaría genial, ya sabes como guía práctica o manual de supervivencia en el extranjero, cuando estás de vacaciones... o cuando se tercie. besos
Joaquinita said...
No diga eso Cancer, yo debo entrar unas 100 veces al día, ponle 150 a Zenobia, Chiqui ni te cuento, entre Otto,y todos los demás, y tú ¿qué?.Echa cuentas. A mí ya me salen los números. Aúllame un poquito ¡venga!Y si somos más podremos hacer más amigos virtuales, solo falta que empicen a explicarnos cosas interesantes.Besos.Joaquinita said...No es que te hable de usted, es que me he comido una "S"cancer said...No, si también es cierto que como alguien esté experimentando le va a salir bastante falseado, que puestos ¿Quien mejor que nosotros para manipular resultados? Pero es que se me escapa de que habla chiqui cuando insinúa tan misteriosamente que aquí hay gato encerrado.Bueno da igual, yo se quien soy y te aullo, Joaquinita porque me apetece y me gustas mucho.Buenas tardes.
zenobia said...ehhhh 150 al día? ni de coña, ni recargando la página cada minuto tendría tiempo, o si? no sé... bueno, alguna que otra, pero vamos que depende...cancer, no te vayas a emparanoiar tú ahora con lo de los experimientos!! te digo por experiencia propia que es muy facil caer en ello... y al final? nada, porque qué se yo!!! mejor vivir el momento o mejor dicho bloguear en el momento y ya está... sdos(perdonen si a los otros 695 aproximadamente que no tengo el gusto de conocer virtualmente si los ignoro, no es nada personal, es que me produce cierto miedo escénico tanto público: anímense!! si para decir chorradas yo estoy la primera)
Chiqui said...
HOLA. Chicas, Cáncer . Me vais a perdonar pero ya sabéis que tengo invitados en casa y hace un montón de años que no los veía. Tienen que ser mi prioridad. Pero veo que estáis al pie del cañón.Bueno, ahora que Otto parece estar por Turquía, y con él otros cuantos, nos hemos quedado solos en la intimidad. Veremos a ver si somos capaces de mantener las visitas ( casi 700 por semana!) Podría ser. Si esos que nos leen empiezan a participar sin temor a decir tonterías o sin intimidarse por los que participan, muy de cuando en cuando, con su sabiduría. Me gustaría ver si con auténticos participantes esto sigue en pie o se nos hunde. No puedo ser mas clara porque lo que tengo es una sospecha. Zenobia, aunque hayamos sido manipulados...que no estoy segura; me encantan tus razonamiento. El mío es un poco más cínico….a ver quién se ríe el último. Perdonen por pensar en alto, pero como sé que nos leen muchos, les debo una- aunque confusa- explicación. Besos.
Anonymous said...
Hace tiempo visitaba el blog de Felix de Azua, alli empece a leer a Chiqui. Una vez, hablando de musica, mande foto del lecho donde murio Manuel de Falla, justo en el aniversario de su muerte. Os acordais? A si, tambien el cuarto de baño de la casa ya que D.Felix solo gusta de habitaciones blancas.Y aqui, desde Escocia este anonimo os manda sus saludos.Supongo que prefieres imagen a nombre. Hasta otra, Miguelhttp://img103.imageshack.us/img103/3958/edinbf6.jpg
Chiqui said...
Miguel, claro que me acuerdo. Recuerdo haberte dicho que la habitación de Falla me recordaba la de Lorca en La Huerta de San Vicente. Eres ése tú? Buen mozo...Yo viví en Burgos un año. Saludos y dinos que hacer por ahí.Joaquinita said...Hola Miguel, encantada.

espejismo said...
Dos más dos,
una que se va yendo y la otra que se aleja,
dos eran dos,
y ya ninguna nos queda.
Dos por dos,
cuatro debieron ser,
la avaricia nos cegó,
y de las cuatro,
ni tres, ni una, ni dos.
Dos menos dos,
las dos que ya se fueron,
ni una, ni dos, ni tres,
solo un vano recuerdo,
de aquello que pudo ser,
y que escapó sin remedio.
zombie said...Ten cuidado espejismo que te van malinterpretar. Tú y yo sabemos muchas cosas que ellos no saben que sabemos, pero no los confundas más. La susceptibilidad les pierde ¿Cuando abriréis vuestras mentes? Ni cuatro ni tres ni dos, muchos más y muchos menos. Acércate a la zona intermedia y charlaremos, pero deja los juegos de palabras que son humanos, saben ver pero no entrever. Te espero mañana, tomaremos un café.
espejismo said...
Un café en la zona intermedia.
Buen intento, Zombie.
Pero no me cogerás.
Este lado, oscuro y misterioso,
apestoso y cenagoso, es mi hogar.
Hogar, dulce hogar.
Sin luz, pero con fuego,
¿qué más puedo desear?,
espejismo sin espejo,
pobre ilusión de un ser,
que se mira en los demás,
para algo aparentar,
porque si nada real hay aquí ,
en el otro lado habrá menos,
ni fuego, ni luz, ni gente, ni versos.
zombie said...Vamos espejismo, déjame reflejarme en tí. Hasta mañana, te buscaré.
Chiqui said...
Espejismo y Zombi. Muy juguetones andáis, hasta tomando café...Espero pasar más tiempo con vosotros mañana. Buenas noches.
zenobia said... Solo se pueden herir las susceptibilidades que se dejan herir. Hay otras susceptibilidades que simplemente recelan. Y hay susceptibilidades demasiado ingenuas. Pero nada dura para siempre, ni siquiera las susceptibilidades.

53 comentarios:

Elvi54 dijo...

Qué bien, Chiqui. Me ha encantado la reflexión final, de Zenobia, creo, sobre las susceptibilidades. Y una sospecha: ¿Joaquinita será catalana? Eso de "Representa que tú, Chiqui, no estás... y ahora REPRESENTA que sí puedes leer..."
Veo que añoras esos paseos intensos y multitudinarios, Chiqui. ¿Nostalgia o sólo deseos de recuparar lo que merece la pena releerse?

Anónimo dijo...

besos, gran chiqui.

voy leyéndola poco a poco. no tengo tiempo ni para afeitarme y la barba me queda como a un florero un cardo borriquero.

se la echa de menos.

m´s besos, chiqui.
también para todos sus amigos
hola sr.elvi54

tengan todos un día muy guapo

Bastión dijo...

¿Repetimos?

Todo es ponerse, si se quiere volver.
Revolverse y revolcarse.
Levantarse y revirarse.
Salir y entrar.
Largarse y perderse.
Retomar el rumbo y reencontrarse.
Irse y quedarse.
Enloquecerse y enredarse.
Volver a ser y estar. Nada más.

Entrenador dijo...

Repitamos:

"Pero es que tú no tienes remedio. He ahí el problema".

Soleares dijo...

Ojú

Chiqui dijo...

Querida Elvi. Soy una nostalgiosa sin remedio, pero la razón no tiene tanto que ver conmigo como con los otros. Como ves, muchos de los comentarios estaban llenos de sustancia, gracia e ingenio; bastante espontáneos. Más adelante lo que haré – si la entrada no merece la pena – es publicar solos los comentarios más interesantes.

Chiqui dijo...

No podía dejar enterradas a mis gemelas que, después de darme permiso para ‘ medio’ contar su historia, las desterré de mi blog sin ni siquiera decírselo a ellas. Es una pena no haber recuperado las fotos originales que acompañaban el relato, con la excepción de la próxima que cuelgue. Ahora les tendré que decir que después de:

Largarlas y perderlas
vuelven a ser y estar.
Nada más!

Chiqui dijo...

Anónimo, se le olvido firmar. No se preocupe con la barba, que seguro le da un aire de bohemio si se la deja.
Ah, que Elvi (aunque suena a Elvis) es una dama.
Más besos para usted.
Prométame que dajará un saludo cuando pase por aquí, si no va con prisas.

Chiqui dijo...

Bastión y entrenador.
Genial!!! Muy apropiado…como la vida misma. Merecía la pena sacar estas sueltas perlas antiguas para que ustedes se pasaran por aquí de nuevo. Gracias

Elvi54 dijo...

Gracias por el saludo, Anónimo. Los cardos borriqueros son una belleza en su esplendor, como imagino será su persona, si me permite el atrevimiento. ¿No le parece que, en ocasiones, las bellas rosas resultan excesivas, empalagosas, reiterativas de puro redundantes. Insoportables. En cambio un cardo borriquero... es de lo más sugestivo, amigo mío.

Elvi54 dijo...

Chiqui, estás desatada: ¡qué bien suena el anuncio de otra entrada con foto de rescate! Tienes razón: los comentarios son tan sabrosos como la entrada misma. Felicidades por la recuperación de antiguos nombres, amistades de la Blogosfera que creías lejanas... Ya ves: ahí están; junto a tí. ¡Qué extraño se me hace que sucedan estas cosas! Y qué bonito que es.

Elvi54 dijo...

Anónimo: perdone Vd. He dejado pendiente, suspenso como un alma en pena (que diría mi querido Cunqueiro), el signo que cierra la interrogación. ¿Me haría Vd. el favor de colocarlo justo después de "redundantes"? Así es; gracias. Es Vd. un caballero.

Uno de aquéllos dijo...

Miro atrás y no me veo,
me he perdido y no me encuentro.

Vacío es un lugar lejano,
que ni existe siquiera.

Oigo mi voz, que ahora habla,
pero ya no soy aquel que era.

Chiqui dijo...

Querido Anónimo. Qué quieres que te diga, yo tampoco me encuentro; pero ya sabes lo que dicen…donde ha habido siempre queda, y yo añado: mejorado!

Chiqui dijo...

Elvi, sólo faltabas tu entre todos estos personajes (nunca supe cuántas personas éramos) te lo habrías pasado tan bien…tan bien, tan bien…hasta asustarte!

Y sí, Joaquinita era catalana, al menos vivía en Barcelona. Podríamos haber sido amigas – como tú y yo – pero mi suspicacia me traicionó. Me gustaría saber de ella, estaba llena de vida y le sobraba el buen humor.

tu prima dijo...

Coincido plenamente contigo, prima. Elvi se lo habría pasado estupendamente. Como nos lo pasamos todos entonces, Elvi. Pero todo es posible todavía. Al fin y al cabo, un poco de humor y otro poco de camuflaje están al alcance de cualquiera.
Y como bien dice Soleares:
¡Ojú!

Soleares dijo...

¡Pué ná, ar loro!

Anónimo dijo...

estoy roto, pero roto roto
a pesar de la rotura entro un momento en este jardín encantador
... qué roto estoy¡¡¡¡¡¡¡

le aseguro, dama elvi54, que esta cara por mi madre parida... con barba... da miedo.
sin barba soy guapetón. y aunque estoy un poco calvo (muy poco) llevo una coletilla que disimula

el cartero

Anónimo dijo...

ay ay ay gran chiqui, sigo roto

el otro anónimo que no me acuerdo como se llama (disculpas) y no pienso bajar o subir para comprobar su "nombre"(disculpas nuevamente) no es el c o el cartero o yoyo o miyo... aunque esa forma de hablar me suena...
¿quién será?
da igual, no tiene cristal.
esto de: da igual, no...
es el final de un chiste catalán que me hace muca gracia.

al final he hablado demasiado. como siempre. y eso que estoy roto roto

elc

Elvi54 dijo...

Pero, Anónimo, ¿cuál es la causa de su rotura? Mire que muchas veces, se curan los males hablando. Si no, a ver de qué viven los psiquiatras y compañía...

Elvi54 dijo...

Chiqui, hay que encontrar a Joaquinita como sea. Mira que si tiene algo que ver con Santa Joaquina de Vedruna; que no sé si llegó a santa o no. Fue la fundadora de mi colegio de las Hnas. Carmelitas, en Toletum. Y resulta que me acabo de enterar de que nació en Vallbona de les Monges, aquí al ladito. ¡Hay que ver!

Elvi54 dijo...

¡¡¡¡¡JOAQUINITAAAAAAA!!!!!
NO SEAS TONTA Y PASATE POR AQUIIII...
¡¡¡¡¡JOAQUINITAAAA!!!!!
En fin, se hace lo que se puede. Como dice Soleares, "quilla".
Por cierto, ¿ande estará Lavingen?

Anónimo dijo...

dama Elvi54, gracias por preocuparse por mi rotura.
en realidad es una rotura que tiene más que ver con la sidra asturiana que con el alma. afortunadamente.

por cierto, su atrevimiento me gusta mucho. no deje de utilizarlo. le favorece y combina con sus ojos.

los signos de interrogación se los pondré con mucho gusto si me doy cuenta. a mí también se me olvidan

el cartero

Anónimo dijo...

gran chiqui, me gustaría cooperar también en tu reencuentro con doña joaquinita

¡¡¡JOAQUINITAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

¡¡¡JOAQUINITAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

el carter

Anónimo dijo...

me gusta cuando cuenta cosas de su vida.
ahora mismo estoy acordándome de aquel amore que tuviste y de aquella noche juntos.
juntos en la calle. después no.

espero que tu perrito vaya tirando.
al menos que no sufra.
también tuve una perrita. se llamaba .tara. como la tierra de escarlata.

el c

chiqui, ¿sabe qué significa .tara.
(en español tiene un significado poco agradable, digamos)

Anónimo dijo...

ya he leído la historia de las gemelas y los comentarios.
me lo he pasado muy bien y me ha hecho pensar en la muerte...

chiqui, aquí no hay la sección últimos comentarios
supongo que si hablo en otro tiempo anterior, usted oirá las palabras ¿no?.

el cartero

Chiqui dijo...

Carterito de mi alma, aquí lo tengo de vuelta. Me gusta usted mucho cuando está compuesto( versus roto). No sé nada de Joaquinita. Estoy segura que la ofendí, como hago con otros. No es mi intención…a estas alturas poco remedio me queda: les digo lo que pienso, menos mal que no pienso cosas muy escalabrosas.

Cartero, no sé como se pone lo de ‘últimos comentarios,’ seria muy útil.
Este blog cambia de formato sin pedirme permiso: solía recibir un e-mail cuando alguien hacia un comentario, eso se acabo sin que yo tuviera nada que decir…me puede ayudar?

Chiqui dijo...

Que no, Cartero, no he encontrado nada suyo en las últimas tres o cuatro entradas. No suelo volver a ellas una vez que cuelgo algo nuevo. Seria bueno saberlo.

Chiqui dijo...

Elvi, suerte con tu convocación a los espíritus del blog. Como eres tan melosa quizás atraigas a alguno.
Has leído la última entrada de John Bohlinger? Necesita de tu espíritu...yo soy tan bruta que si comento lo voy a asustar.

Chiqui dijo...

Hombre, claro que se lo que significa ‘tara’…y alguna que otra tendré.

En cuanto a perros: Tengo una familia y la madre se llama Tana, el padre Toby (los dos van a cumplir 15) y el hijo Chiqui, que tiene 11.

Pero, cartero, una de las cachorritas de Tana -que se la quedO una tía de mi marido- se llama TARA, por “lo que el viento se llevo”.Ve qué pequeño es el mundo.

Chiqui dijo...

SOLEARES,NO SERAS LAVINGEN?

Lavingen dijo...

¡Eh, un momento, un momento...!
Me he hescho un lío con este ¿"post", se dice? tan grande, y me he perdío varios pueblos; amos, que ya ni mencuentro yo mimmo. Pero, conste que nada tiene mi humilde persona que ver con ese Soleares tan egcueto y tan magro que ha saltao deppontáneo al ruedo. Que yo menrrollo má, vamo.

Anónimo dijo...

ya me gustaría poder ayudarla, gran chiqui, pero no tengo ni idea.
sí le diré que de tanto en tanto entro en otros blogs y pasa lo mismo, no tienen "últimos comentarios". de hecho, entré hace tiempo en el blog de agustín fernández mallo y estuve a punto de preguntarle, pero no lo hice. me da que ese señor sí podría ayudarla. ser es más feo que yo. y está muy flaco.

no he dicho nada en lo anterior que usted ha escrito, voy más o menos al día. sólo le preguntaba por curiosidad.

el cartero

Anónimo dijo...

qué casualidad lo de .tara.¡ me encanta¡

chiqui, no me refería en absoluto a sus taras ¡faltaría más¡ lo decía porque cuando le puse el nombre a .tara. me decían que sonaba mal. me hicieron la comparación con la tara de los camiones.

interpreto que conoce bien ese nombre... ¿no va a decirme su significado?. lo sabía pero se me olvidó.

sus perritos tienen mucha suerte.
.tara. murió con apenas cinco años.
hice lo imposible para salvarla pero... estaba sufriendo mucho... no podía ni siquiera beber... había que refrescarla con paños húmedos. el día que le dieron la pastilla no pude estar.
con otros animales -de dos patas-
queridos tampoco he podido estar.
si no era por a era por b... alguna vez por cobardía
alguna vez por impotencia y rabia.

en fin, así es la vida. y así va pasando. acostumbro a "contar" el tiempo en función de los pelos que se me van cayendo. cada vez que me peino, los cuento.
no hay problema, me peino una vez al día. o cada tres.

el cartero

Anónimo dijo...

no se preocupe por joaquinita, seguro que lo ha entendido. y si no lo ha entendido, ya lo entenderá.

menudo lío el de las gemelitas
vaya vaya
estoy como loco por saber más
cuente cuente
cuando pueda y quiera, claro está

el cartero otra vez

Otro de aquellos dijo...

Como dijo "uno de aquellos" yo tampoco soy el que era.

Ni recuerdo lo que pasaba por mi mente ni por qué decía lo que decía, pero si recuerdo que me gustaban las conversaciones que se mantenían, los contertulios y sus ocurrencias, las rimas improvisadas y esos pseudoamigos de los que en realidad no sabías nada de nada.

Gracias por recordármelo Chiqui, porque aunque creo que yo ya no soy aquel, fué bonito mientras duró.

Salud

prozac dijo...

¡Que bueno Chiqui! ¿Tenías guardado todo eso?
Me he divertido recordando viejos tiempos ¿Que ha sido de tus gemelas? Me gustaría saber que ha sido de sus vidas
¡Cuéntanos más!

Otra más dijo...

Y has vuelto, querido.
Mi añorado "otro" de aquéllos.
Jugador de mus y encantador de damas.
Yo estudiaba, me peleaba con mi madre y brindaba con vosotros.
Salud, amigos.

Una que va a emborracharse dijo...

Aunque no me gusta pedir las explicaciones que no se dan de forma espontánea, no resisto la curiosidad. Sr. Cartero, ¿cómo le ha roto a usted la sidra asturiana?. ¿Literalmente le ha partido un hueso por un encontronazo accidental o intencionado con una botella del riquísimo brebaje o, en sentido figurado, se le ha roto a usted temporalmente el ser a causa de una ingesta exagerada de la sidriña?. Espero sinceramente que sea esto segundo y en esa esperanza, dada la envidia que me ha dado, y al hilo del brindis del otro y de la otra, me voy a coger una estupenda curda nocturna. Va por ustedes.

lamadredelcordero dijo...

Eso de "últimos comentarios" no tendrá nada que ver con últimas voluntades, ¿verdad? Miren que a mí eso me da mucho yuyu... Si ha de emborracharse Usted, querida Una que va a emborracharse, hágalo con gracia y un buen cava. No se sube a la cabeza si es un brut nature, ya sabe.

Chiqui dijo...

Jo…menuda sorpresa! No sé ni que decir. Habéis vuelto tantos o hay por ahí algún bribón o bribona que se desdobla en contorsiones varias para animarme. Creo reconocer a Jacaranda… y quizás a Cáncer.’ Una que va a emborracharse’…tengo mis sospecha. La madre del cordero (¿??) alguien la recuerda? Y tu, Prozac…tu nunca te fuiste, verdad?
Oye, Prima, siempre pensé que andabas con esta prole antes de entrar como ‘tu prima’: SI O NO?

Chiqui dijo...

Cartero, siento lo de su Tara, muy joven para morir. Pero no crea que no llevo pensando cómo voy a afrontar la muerte de estos tres milagritos de mi vida. Si mueren será de muerte natural, de puro viejos; sólo tienen achaques. El mayor no ve prácticamente nada, tampoco oye, pero se maneja muy bien y me sigue a todas partes. Eso sí, por las noches tengo que darle la cena a mano…luego se anima y sigue comiendo. No sufren y son como dos abuelitos (los padres) que les encanta estar al sol de la ventana y acurrucados a mi cuando estoy en el sofá. Chiqui sigue siendo un comilón y le gusta jugar. Es increíble, se ha dado cuenta de las limitaciones de los otros dos y es muy tranquilo y cuidadoso con ellos. Ya no se pone celoso cuando los cuido, me mira y espera que sobre algo para él.
No volveré a tener otro perro en lo que me quede de vida. Demasiada responsabilidad si uno los trata como se merecen.

Elvi54 dijo...

¿Cómo que no? ¿Vas a privar a seres tan encantadores de la bondad de tu proximidad y cuidados? ¡Qué crueldad, amiga!

Elvi54 dijo...

La noche y el silencio del agua ha publicado, por fin, Chiqui. También me he pasado por John's. Es muy emocionante lo que dice.

Chiqui dijo...

La madre...No, los últimos comentarios, de los que hablamos el Cartero y yo, se refieren a poner a la derecha del blog la firma de la última persona que ha comentado. De esa forma puedes pinchar en ella y te puede llevar a otra entrada (post) si es que esa persona comentó en alguna entrada pasada.
Lo puedes ver en el Boomerang.

Chiqui dijo...

Cartero, usted me recomienda que le pida ayuda a Agustín Fernández Mallo; pero el no usa ese método. Acabo de volver de su blog. No mal parecido, por cierto. Si usted es mas guapo habría que verlo.

Curioso, es la segunda vez que alguien me dirige a su blog. Estará en las estrellas que nos conozcamos? Tendré que leer algo suyo.

Chiqui dijo...

Elvi, no compliques mi vida. Llevo más de una década privándome de mucho por cuidar de estos animales...Cuando me va a llegar el turno a mí? Cuando me internen en un asilo?
No puedo viajar en las circunstancias presentes, porque se deprimen. Ya sé que hablas medio en broma …
Me voy a ver lo que le dices a John!

Anónimo dijo...

qu´´e torpe soy¡
si he herido su sensibilidad hablándole tan detalladamente de algunos momentos de .tara., hágame el favor de disculparme.

una vez le dije a un amigo poeta algo así: cuando se habla del pasado se imagina más que se recuerda.

sin lugar a dudas, hoy he recordado con un exceso... ridículo.

guardaré silencio los próximos días

el cartero

Anónimo dijo...

pero antes tengo que decir: al entrar -hace unos minutos- no vi todos esos comentarios... o me despieste... no sé qué pudo pasar.
da igual, lo que me importa es que veo que está usted bien, chiqui.
por un momento pensé que la había puesto triste. qué palabra ésa, tan
inútil

pase un buen día

el cartero

Anónimo dijo...

no sé preocupe en preguntarme. hágalo siempre que le apetezca.

cambio sidra por un brut nature. de momento me tomaré una sencilla copa de vino blanco fresquito, un cigarrillo, y a dormir.
no se preocupen aquellos que les moleste el humo, saldré a la terraza.
vino, cigarritos, terrazas, jardines... supongo que tenemos tanto como nos falta. buen equilibrio ¡qué afortunados¡
digo yo.

saludos para todos.
el cartero

Anónimo dijo...

tengo que decirlo que luego se me olvida, y juro por mis juramentos que me voy.
.tara. es un nombre oriental, de india. una novia de un ya lejano amigo inglés, se llamaba (se llama)
.tara.
cuando giles (así se llama mi amigo) conoció a .tara. dijo:
what a coninsidensia, manito¡(el poco mejicano que sabía lo utilizaba muy bien)
y me hablo de ese nombre. no me acuerdo de lo que me dijo.

ya no sé si soy tara o el cartero.
da igual, no tiene cristal.
adeu¡

Chiqui dijo...

Cartero, no le de vueltas a todo. No se preocupe: no me pongo triste por cualquier cosa. Soy bastante realista ; aunque eso no quita que de vez en cuando, como le paso a usted con Tara, se me ocurra querer escaparme de aquí para no tener que pasar por el trago amargo de la muerte de los animales…o de otras personas queridas.
Por otra parte sería muy egoísta de mi parte. Aquí estaré, siempre que me sea posible, para acompañarlos.

Chiqui dijo...

Ya ve lo que pasa LAVINGEN, usted se pierde y yo me lo salto.
Dejemos al 'espontáneo' que dé unas capeaillas! Pero lleva razón, es un poquillo parco.
Seguro que viene de un grupo de flamenco donde sólo toca las palmas.
Ya se espabilara!