lunes, junio 13, 2011

Los pequeños milagros de Amalia Carrara



Nunca he visto a Amalia con las manos vacías.


El pasado año fue un ángel, éste una carita tan diminuta que apenas cubre la yema de mi dedo índice. Se harán una idea de lo difícil, para este desastre de fotógrafa, de hacer justicia al 'precioso milagrito' que no sé si sonríe más con sus labios o con sus brillantes ojitos negros.
Me dejó encargada de que le pusiera un collar. A eso me he dedicado hoy. Difícil era la tarea, y más sin mis gafas para trabajos detallados que no sé por dónde andarán. Empecé con cinco brillantitos negros que me quedaban de otra pieza y los guardaba para algo especial. Empiezo a tener dificultad con piedras tan pequeñitas, así que más de una vez he tenido que ponerme a gatas y buscar en el suelo el brillo diminuto que saltaba de mis torpes dedos. Pacientemente se volvía a repetir la misma situación y al final me he dado por vencida y el collar lleva sólo cuatro luceritos negros...seis, con los ojos de la dama.
Nada ingenioso lo que he hecho: labradorita y opales peruanos. Una cadena casi invisible permite usar el collar como gargantilla o a la entrada del escote...Y como nadie más que yo lo usará, lo he hecho a mi medida.


Amalia, brindemos por tu talento, salud y amistad!

12 comentarios:

Gregor dijo...

Me encantan la lúnula sonriente y el collar. Pieza musical, a cuatro manos!

Anónimo dijo...

Las dos juntas os podeis hacer ricas!
Chiqui, gracias por tus buenos deseos.
http://www.youtube.com/watch?v=p6CbrTPsuE0&feature=related

amalia dijo...

Chiqui, qué lindo quedó! Qué contenta se ve la lunita con tan buena companía!
Con respecto a tus ojos,y sintiéndome también tocada, qué golpe bajo...
Suerte que la tecnología nos ayuda a birlar a nuestras deficiencias gerontológicas...(lo digo por mi superlupa con luz!!!)

Manuel Montero dijo...

Felicidades a la orfebre (o platera) y a Chiqui por su perseverancia.

Chiqui dijo...

Para los dos primeros comentarios:
Lunúla "The lunula, or lunulae (pl.) (little moon in Latin)". Un comentador ilustrado.

En cambio el anónimo de "los buenos deseos" opta por Gary Grant o por Ingrid Bergman...y una diferente versión musical. Pero noten que sus videos los firma con " Luanossa".

La verdad es que no se a que viene mi rollo. Gracias a los dos!

Chiqui dijo...

Amalia, llevo tiempo queriendo comprar una de esas lupas pero, no sé si por vanidad o idiotez, me resisto a hacerlo.
Como que daría a mi trabajo más importancia de lo que tiene, no?

Chiqui dijo...

Manuel, la orfebre es Amalia y la lunita, cerámica, también es de ella.
Lo mío no es perseverancia, es masoquismo!
Tennos al tanto de tu exhibición...

vecina asiática dijo...

Sólo porque te ha quedado tremendamente precioso, voy a perdonarte el desplante de ayer.

Manuel Montero dijo...

Hay algo de ilusión infantil en esa lúnula. Con los preparativos y los nervios de última hora no sabría rendir honor en extenso al trabajo de Amalia, pero me siento, con la frecuentación de tu blog, de más en más comprometido a hacerlo y casi inspirado para ello. Pero prefiero ser prudente con los elogios para no desentonar y no salir por peteneras, entiéndeme.

Pero, ¿por qué masoquismo, Chiqui? Es un poco fuerte la palabra y me deja la sensación de haber sido pesado o inoportuno comentando. Mi propio "masoquismo" se activa al leer tu respuesta y me siento un poco pillado en falta. Al mismo tiempo sé positivamente lo penosa que resulta la gente que está todo el tiempo pidiendo disculpas. Es aún más insufrible que la extravagancia. Ya ves, Chiqui, el proceso personal en que me encuentro a vísperas de mi exposición, con la aprensión permanente de que un inconveniente de última hora la eche a perder. De forma que si la exposición se desarrolla bien, en efecto, estaré muy orgulloso de tenerte al corriente. Al fin y al cabo también te he tenido al corriente, por correo electrónico, del conjunto de mi diario íntimo, y no hay muchas más personas que tengan ese material, Chiqui.

Chiqui dijo...

Manuel, no he olvidado ese material. Como aquel que dice acaba de empezar mi verano. Mis viajes a España no me dejan tiempo libre.
Nunca eres pesado comentando; sólo puntualizaba lo de "persistente", actitud sana que con el tiempo puede degenerar en obsesión y otras palabrejas por el estilo...Lo de masoquista era un decir por hablar.
Qué todo salga bien!

Chiqui dijo...

Vecina, perdón por el desplante. Es que cuando llueve no se puede ir a los toros...

sofia simões dijo...

Enhorabuena a vos dos. Exquisito...